sábado, 6 de agosto de 2016

El problema Kamal


Fue uno de los primeros fichajes de la llamada comisión deportiva en el verano de 2015 y llegaba con el cartel de jugador importante en la categoría procedente de la Cultural Leonesa, uno de los clubes punteros de 2ªB. Pronto se cayó del once titular y Mohamed Kamal apenas disputó 322 minutos bajo las órdenes de Pedro Munitis a lo largo de toda la temporada pasada. Tres partidos en el once inicial y otros seis choques saltando desde el banquillo con una presencia testimonial fue todo su bagaje… Durante la pretemporada, el futbolista formado en la cantera del Real Madrid e internacional Sub-17 y Sub-18 había sido fijo para el técnico del Barrio Pesquero.

Después de algún roce con el cuerpo técnico el club trató de buscarle acomodo en el mercado de invierno, pero su alta ficha lo hizo imposible. Daba la sensación de que él mismo había arrojado la toalla. El mediocentro mallorquín no quería perder dinero y prefería quedarse en Santander sin jugar y comiendo pipas en la grada. Y eso que tiene solamente 24 años.

Este verano la historia vuelve a repetirse. Viadero no cuenta con Kamal y ni siquiera la salida de Fede San Emeterio alivia un poco el overbooking en el doble pivote. Borja Granero y Álvaro Peña parecen titulares claros con cuatro canteranos como alternativa: Cobo, Sergio Ruiz, Josemi y Alberto Gómez. El técnico santanderino ya le hizo saber al jugador de origen marroquí que apenas tendría minutos y que estos jóvenes están por delante de él. Viadero se muestra sigiloso con las altas y las bajas, pero Kamal se mantiene en la misma línea, aunque no juegue prefiere quedarse. Tiene una de las fichas más altas de la plantilla y no hay otro club que le iguale la oferta. Resulta extraño que no sirva para esta categoría de bronce en la que destacó no hace tanto tiempo, aunque una situación así termina enquistándose y siendo negativa para las dos partes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario