jueves, 11 de agosto de 2016

ITM apaga el fuego


La situación del Racing era mucho más preocupante de lo que se dejaba entrever durante la pretemporada. Se fichaba y se hablaba con ilusión de cumplir el objetivo del ascenso, pero la realidad estaba marcada por la falta de liquidez y los impagos a los empleados. El convenio entre ITM y el Gobierno de Cantabria anunciado hoy apaga el fuego de una liquidación segura de la entidad. Sin ese acuerdo, el Racing no acababa la temporada, apenas quedaba oxigeno para un par de meses. El extintor de la empresa radicada en Cartes se ha abierto justo el día en el que la plantilla visitaba a la Patrona de Cantabria para realizar su tradicional ofrenda floral a la Bien Aparecida. Un ‘milagro’ muy buscado con sus creyentes incondicionales y sus ateos. Dos frentes irreconciliables.


El famoso, traído y llevado, convenio es básicamente el mismo que se presentó entre el club de fútbol y el Ejecutivo cántabro con la muleta de ITM. Hoy el Consejo de Gobierno aprobó que contratará los soportes publicitarios del Racing durante cuatro años por un máximo de un millón anual a esta unión de empresas que gestionarán gran parte del marketing del club. Garantiza una ayuda segura a ITM en esta aventura.

La empresa cántabra de alarmas a cambio de gestionar esos soportes publicitarios durante una década, saldará la deuda del club con la Agencia Tributaria: casi 10 millones de euros, que pagarán este mes de agosto. ITM adelanta ese dinero, con el soporte de saber que el Gobierno le dará cuatro millones de euros en este periodo. Sin esa seguridad, por escrito, no se lanzaban a dar el paso. Y ahí estaba el gran problema, el nudo gordiano.

El gasto público estará repartido entre varias consejerías y figurará en el presupuesto general de Cantabria, que deberá ser aprobado por el Parlamento. Allí se avecina otra guerra. Eventos deportivo como el Rally Santander-Cantabria ya han figurado dentro de una presupuesto general sin despertar ningún comentario.

Será un máximo de un millón en un presupuesto anual de unos 2.550. Además, el Ejecutivo cántabro recibirá ahora casi cinco millones de euros del dinero que pague ITM a la Agencia Tributaria nacional. Una extra que será maná en las cuentas públicas. La mitad de la deuda con Hacienda irá a parar a las arcas de la Comunidad Autónoma sin haber abonado todavía ni un euro en la publicidad del fútbol.

El Gobierno de Cantabria utilizará los soportes publicitarios del Racing para desarrollar las campañas de comunicación y promoción que lleven a cabo las diferentes consejerías y empresas públicas entre 2017 y 2020. Cada consejería y empresa pública desarrollará los procesos de contratación que legalmente correspondan para disponer de los recursos publicitarios del club “a precios contrastados de mercado”, y siempre en función de la disponibilidad de los créditos presupuestarios correspondientes. La equipación, los videomarcadores nuevos –cuando se instalen–, la imagen de los jugadores o el apellido del estadio podrán publicitar los alimento de Cantabria, nuestras playas o el Año Jubilar Lebaniego, por ejemplo.

El Gobierno de Cantabria considera que el patrimonio deportivo acumulado por el Racing en sus más de 100 años de historia “trasciende su valor patrimonial, ya que se amplía a la capacidad de aglutinar voluntades en torno a la representatividad que los equipos de fútbol mantienen con respecto a sus ciudades, regiones y países de origen, hasta constituir en muchos casos una de las principales referencias de identidad colectiva”. En este sentido, ha valorado que la propia existencia del club y la actividad que desarrolla supone tanto “un apoyo fundamental” para la estructura deportiva de la región en todas las categorías y edades como “unos ingresos netos para la Comunidad Autónoma”.

Aunque quizá ese millón de euros a cambio de publicidad parece mucho, en la reunión de hoy el Consejo de Gobierno ha adoptado también acuerdos como la encomienda a Tragsa del programa de control de explotaciones ganaderas por dos años a cambio de 692.967 euros, por ejemplo, y en el Boletín Oficial de Cantabria aparecen constantemente subvenciones a fondo perdido a empresas privadas de todo tipo o sindicatos por importes similares o mayores.  

Una vez superado el escollo que paralizaba todo entre el Gobierno e ITM, (el dinero), ahora debe firmarse el convenio entre la empresa y el Racing. Aquí el acuerdo es total desde hace meses y las dos partes ya trabajan juntas. La intención es ofrecer una rueda de prensa pública para explicar los pormenores del acuerdo y en septiembre se celebrará una Junta General de Accionistas. ITM y otras empresas de la región que apoyaran a los de Cartes con dinero entrarán como accionistas y en el consejo de administración racinguista dentro de esta operación.

2 comentarios:

  1. Racinguista hasta la médula. No hay nadie que lo sea más que yo, si acaso igual, pero no más.
    Esto de usar el dinero público para el club es una vergüenza.
    A ver que hace ahora Revilla por los platos de televisión para vender la burra.

    Fatal. Esto es vergonzoso. Y el preseidente del Racing igual. Ni un euro de dinero público decían, ahí van 4 millones....

    Revilla es uno de los peores políticos de Cantabria. Fibroyeso Cantabria Revilla. Ahí queda todo dicho.

    ResponderEliminar
  2. Si el Racing desapareciese, las arcas públicas perderían casi 10 millones. Si se firma este convenio, Cantabria ingresará de inmediato casi cinco millones procedentes de una empresa privada y luego dará cuatro millones en cuatro años a cambio de servicios publicitarios. Y se salva un símbolo de Cantabria. Los que no queréis ver esto y estáis enrocados en el "dinero público al Racing, no", empezáis ya a padecer una ceguera muy severa.

    ResponderEliminar