miércoles, 24 de agosto de 2016

Koné al Leganés


Parecía solamente un sueño, pero Mamadou Koné lo ha perseguido y finalmente conseguirá jugar en Primera División. La velocidad del atacante le permite atrapar también metas que parecían muy lejanas hace unos meses. El acuerdo entre el delantero de Costa de Marfil y el club pepinero es total. Koné firmará por cuatro temporadas. El acuerdo entre clubes ya existe, pero resta firmar todo el papeleo. Otros clubes de la máxima categoría, como el Eibar y el Alavés, también se habían interesado en el delantero. Otros muchos de Segunda habían preguntado o presentado ofertas este verano, como el Levante.

Koné entrenó esta mañana con sus compañeros en La Albericia, pero es posible que ya no lo haga a las seis de la tarde, en la segunda sesión del día. El Racing pedía 1,2 millones de euros, más el 20% de un futuro traspaso —el jugador tiene solamente 24 años y margen de mejora y una serie de cantidades por variables: partidos jugados, goles, permanencia… Para el club cántabro era innegociable cobrar mínimo un millón a cualquiera de sus pretendientes. La cantidad oficial del traspaso, como siempre en el fútbol (al menos hasta la próxima Junta de accionistas), no ha trascendido, pero parece que el club madrileño abonará un millón y otros 300.000 euros posibles dependiendo del rendimiento de Koné. En su cesión al Real Oviedo se incluyó una cláusula de compra de 1,8, así que la rebaja ha sido considerable. Era muy complicado vender desde 2ªB y también necesario. El futbolista quería marcharse y no  había jugado ni un minuto en pretemporada pendiente de su salida. 

Quería dejar de Santander a toda costa, para irse a una liga que lleva ahora el nombre de la ciudad que le hizo jugador. Adiós Koné, un jugador que pasó de héroe a villano para los aficionados cántabros a toda velocidad. Ha sido tan fugaz como sus vertiginosas carreras por el césped. En Butarque ya saben de lo que es capaz, como racinguista marcó allí:

No hay comentarios:

Publicar un comentario