viernes, 19 de agosto de 2016

Un viejo conocido busca equipo: Rubén González


Además de la llegada de Samuel Llorca resta todavía la contracción de otro central. Quizá algún jugador polivalente para las bandas o el centro del campo y un delantero centro. Otro de los centrales que está en el mercado y ha sido ofrecido al Racing es un viejo conocido de la afición santanderina: Rubén González Rocha.

El central gallego, de 34 años, ha militado las dos últimas campañas en el Zaragoza, ambas en Segunda División. Con los maños no ha jugado mucho, intervino en 19 choques en la campaña 2014/2015, 1.080 minutos, y en 12 la pasada temporada, 659 minutos. Solamente fue ocho veces titular y disputó completos seis encuentros. En su primera temporada en tierras mañas estuvo lastrado por una lesión que le dejó cinco meses y medio fuera de combate y en su segundo año estuvo a punto de salir en verano, pero finalmente se quedó en la plantilla. Ahora está libre esperando alguna oferta de Segunda o del extranjero. Entrena con el Coruxo y podría firmar con el equipo gallego si no le surge ninguna oferta mejor. Tanto él como su mujer estuvieron muy a gusto en Santander y parece que estarían encantados de regresar a Cantabria... Pero las condiciones económicas que pide están muy lejos de lo que ofrece el club racinguista. Antes de fichar por el Zaragoza estuvo en Azerbaiyán, en el FK Bakú, pero no fue una experiencia muy satisfactoria. También estuvo media campaña en la Bundesliga y en otros países.


El defensa formado en las categorías inferiores del Real Madrid tiene sobrada experiencia en Segunda y Primera División. Con 1,87 no destaca por su velocidad, pero puede aportar veteranía a la zaga. Por tener tiene hasta una Liga de Campeones con el Real Madrid… Allí se hizo famoso por llorar en el banquillo después de que Queiroz le retirara a los 25 minutos señalando su escaso acierto después de que el conjunto blanco recibiese tres goles en los primeros compases del encuentro. Fue en 2003 y desde entonces Rubén se ha labrado una buena carrera en Primera y Segunda División.

Es su única temporada en el Racing, 2006/2007, fue titular indiscutible —34 encuentors en el once incial — con Miguel Ángel Portugal en el banquillo y formando pareja en el centro de la zaga con el argentino Garay. La llegada de Marcelino García Toral le abrió las puertas del Racing. Al asturiano no le gustaba nada el central gallego y fue traspasado al Celta. El club cántabro apenas llegó a cobrar una ínfima parte debido al concurso de acreedores en el que se sumieron los vigueses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario