domingo, 11 de septiembre de 2016

Solamente quedó un Racing


El equipo de Ángel Viadero juega a campeón y salió victorioso de A Malata, algo que no había ocurrido en los últimos años. El Racing de Santander es líder compartiendo la cabeza de la clasificación con el modesto Lealtad. Es el único de los favoritos del Grupo I que ha comenzado el campeonato con solvencia. Quizá en Ferrol hubiese sido más justo un empate, pero los cántabros tienen ese oficio que tanto se echó en falta la campaña pasada. Todo son buenas señales, en Liga y en Copa. La ilusión está en el aire como el amor. El otro Racing se quedó con todas las preocupaciones, las angustias y los problemas.

Salió bien nuestro Racing al terreno de juego. El equipo santanderino quería conseguir su primer triunfo a domicilio en un estadio maldito y poner la zancadilla a un rival directo que ha comenzado muy mal la campaña. Romper otro maleficio, el de la camiseta negra, quedó aparcado por el momento. El Racing optó por jugar de blanquinegro con medias blancas… Todo sea por evitar la equipación gafe de los accionistas. ¡Y  funciona!


La primera gran ocasión fue para los gallegos. En el minuto 11 llegó el susto, un pase de David Bandera a Joselu en un despiste de la zaga y el paradón de Iván Crespo. En el despeje el incombustible goleador gallego envió fuera el balón. Esa acción pudo cambiar el rumbo del choque. A partir de ahí el Racing tomó el mando del partido y encendió la máquina de generar ocasiones. En una contra Coulibaly abrió a la derecha y al centro de César Díaz no llegó nadie. Faltó un segundo. En el minuto 26 Héber Pena, en una buena acción individual, regateó dentro del área y puso un balón de oro para Aquino. El murciano no acertó a golpear un esférico que venía botando y que le cayó en su pierna mala. Poco después Aquino quiso demostrar que sí que sabe golpear el balón como pocos en la categoría y su disparo lejano se fue lamiendo la escuadra. El equipo que entrena Viadero era superior.

En el minuto 31 César Díaz de falta directa puso a prueba al portero cántabro Sergio García Paisa, también uno de los destacados del encuentro. El arquero del Racing de Ferrol tuvo que esforzarse después en un disparo colocado de Borja Granero tras una jugada personal del valenciano.

Antes del descanso el Racing iba a conseguir un gol psicológico que resultó decisivo al final. El Racing de Santander había merecido abrir el marcador. Un centro al área de Héber Pena, silbado por su antigua afición cada vez que tocaba el balón, le cayó a Aquino que no acertó a rematar en el corazón del área. El rechace le llegó a Granero que se hizo hueco y disparó cruzado dentro del área para batir a Paisa. Era el minuto 43 y los montañeses se iban a la caseta ganando con justicia en Ferrol.

En la segunda parte los locales intentaron conseguir las tablas y fueron mejores. Hubo un tiempo para cada equipo. La escuadra de Viadero dio un paso atrás para tratar de matar a la contra el duelo, pero el plan, buscado o no, no salió bien. Todo pudo cambiar si el colegiado leonés pita un penalti sobre Borja Granero en el minuto 50. El árbitro vio claramente como Maceira agarraba la camiseta del valenciano con descaro aunque no señaló nada. Inexplicable su falta de valor.

Cuatro minutos después David Bandera golpeó con el balón el travesaño que defendía Iván Crespo. El Racing de Ferrol apretaba mucho, pero la defensa cántabra aguantaba las embestidas. La esperanza era rematar a los gallegos en una contra… Coulibaly tuvo una buena opción, pero su disparo flojo y centrado no ocasionó problemas a Paisa. No estuvo bien el africano.


Sufrió mucho el Racing en la recta final del partido. Julio Delgado trató de colocar con rosca el balón dentro de la portería desde el borde del área, pero Iván Crespo siempre bien colocado atrapó el lanzamiento suave. Con el 0-1 se jugaba con fuego. En el minuto 80 Joselu seguía buscando su gol, cayó a banda y muy escorado trató de sorprender al portero cántabro. Crespo detuvo al balón cuerpo a tierra. Ya con el tiempo cumplido entre Joselu y Julio Delgado volvieron a acelerar las pulsaciones de los racinguistas cántabros. Quizá el empate hubiese sido justo, pero este Racing juega a campeón con oficio y muchos argumentos… Y no hay que olvidar el penalti sobre Granero que hubiese dado más tranquilidad a los santanderinos. El Racing de Ferrol no está en un buen momento, pero no se debe minusvalorar lo que supone vencer en A Malata. 

Fran Díez


Racing de Ferrol 0: Sergio García; Cruz (Velayos, minuto 75), Maceira, Víctor Vázquez, Nano, Felip, Armental (Juan Martínez, minuto 64), Bicho, Rey, David Bandera (Julio Delgado, minuto 64) y Joselu.

Racing de Santander 1: Iván Crespo; Córcoles, Julen Castañeda, Samu Llorca, Mikel Santamaría, Granero, Peña, César Díaz, Héber Pena (Óscar Fernández, minuto 57), Dani Aquino (Javi Cobo, minuto 85) y Coulibaly (Caye Quintana, minuto 70).

Goles: 0-1 Borja Granero (Minuto 43).

Árbitro: César Domínguez Zapatero (Colegio Castellano-Leonés). Muy mal. Vio un penalti claro sobre Granero y no lo pitó. Amonestró a Maceira y Víctor Vázquez del Racing de Ferrol y a los visitantes Iván Crespo y Peña.

Incidencias: Pobre entrada en A Malata. Algo más de mil espectadores. Los aficionados más radicales del Racing de Ferrol se fueron antes de terminar el partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario