jueves, 29 de septiembre de 2016

Un filial sin presión


La campaña pasada el Racing venció al filial del Valladolid sin muchos apuros, en los Campos de Sport 3 a 1 y en Zorrilla 1 a 2. En la temporada actual, en teoría, un Valladolid B muy remozado ha perdido bastante potencial, sobre todo debido a que ya no están sus dos máximos goleadores: José Arnáiz y Caye Quinta, once y siete goles respectivamente la campaña anterior. El primero se ha quedado en el primer pucelano y el segundo milita en el Racing. Tampoco está ya el portero Julio Iricíbar, que dijo adiós al Real Valladolid después de 14 campañas en la base de la entidad castellana.

Como portero suplente del filial vallisoletano llegará a Santander el hispano-guineano Aitor Embela, que estuvo en el banquillo con el Reus en la fatídica derrota 0-3 ante el conjunto catalán en El Sardinero, encuentro de triste recuerdo para los racinguistas. De momento, el guardameta titular es el joven palentino de 20 años Dani Hernández.

Pese a todos los cambios de jugadores en la plantilla del Valladolid Promesas existe cierta continuidad en el proyecto. Regresa al banquillo el vigués Rubén Albés, que dirigió al filial la pasada temporada las nueve primeras jornadas para después subir al primer equipo como ayudante de Miguel Ángel Portugal. Ahora ha vuelto al B con la idea de conseguir la permanencia y continuar surtiendo al primer equipo de jugadores… Un Real Valladolid muy joven y que está en crisis en Segunda. La salvación del filial, que la campaña pasada llegó a falta de dos jornadas, no preocupa tanto en Pucela como la situación del primer equipo, decimoctavo en la clasificación y bordeando los puestos de descenso a 2ªB.



Aunque el filial violeta ha perdido mucha pegada arriba sigue teniendo jugadores de calidad. En el centro del campo cuentan con  el venezolano Zambrano y con el ceutí Anuar, que ya ha debutado con la primera plantilla. En la parte de arriba han llegado dos jugadores procedentes del Tudelano: Samanés e Iván Martín. Albés tiene una plantilla jovencísima, el mayor es Higinio con 23 años...

En El Sardinero intentarán dar la sorpresa a un club histórico, en un terreno de juego de buenas dimensiones y en un estadio con ambiente de Primera. No tienen presión y mucho más que ganar que perder.

Para el racinguista Caye Quintana el Valladolid B "ha cambiado mucho respecto a la temporada pasada, aunque mantiene un poco la base y el estilo con muchos jugadores nuevos a los que también conozco de hacer la pretemporada allí”. Para el atacante onubense será un encuentro especial, pero reconoce que “en el campo no hay amigos”. Según Caye la clave es “no dejarles despertar, es un equipo de gente joven, con talento y vendrá a agradar en El Sardinero ante 8.000 o 9.000 personas".

El Valladolid B ha ganado dos partidos, empatado otros dos y perdido los mismos, con cinco goles a favor y siete en contra. Es decimosegundo en la tabla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario