martes, 11 de octubre de 2016

Algo más que un sueño copero


Es mucho más que un partido, más que un sueño, el Racing se juega algo más mundano: dinero. Mucho dinero. Esta eliminatoria copera puede ser crucial para el futuro de la institución santanderina. Con el convenio entre el Gobierno de Cantabria, la empresa ITM y el Racing estancado hasta que no se aprueben los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma y las cuentas del club embargadas por la Agencia Tributaria, un ingreso extra podría dar un deshago económico vital hasta que se rubrique definitivamente ese acuerdo salvador del club, que como pronto llegaría ya en 2017.

La Copa es dinero, ilusión, abonados, autoestima, alegría... La Copa es muchas cosas, aunque sea a partido único. 90 minutos para jugar al cuento de la lechera. ¿Tocará el Madrid? ¿El Barça? ¿Llegará Messi? ¿Vendrá Cristiano? ¿Simeone dirá lo de partido a partido contra el Racing? En cualquier caso, es mucho más que una simple eliminatoria. "Es el partido más importante. Está en medio de nuestro principal objetivo, que es el ascenso, pero es un momento clave. Sabemos que ganar nos permitiría mejoras en el apartado económico y también en lo deportivo. Sabemos lo que supone enfrentarnos a un equipo europeo en la siguiente ronda y eso es un gran aliciente para el grupo. También nos gustaría ganar por darle a la afición ese día grande... Pasar la ronda es bueno por muchas cuestiones y nos ayudará también a incrementar la asistencia a El Sardinero esta temporada, que es otro de nuestros objetivos", explica el entrenador racinguista, Ángel Viadero.


Nadie se olvida de ese factor monetario que acarrea superar la eliminatoria, aunque evidentemente hay otros acicates. "Económicamente es muy importante para el club y también para los jugadores, no todos los días puedes jugar contra un rival europeo, un Madrid o un Barcelona... El miércoles será un partido para disfrutar nosotros y para que disfrute la afición, espero que salga bien y que ganemos al Amorebieta”, augura Mikel Santamaría.

El entrenador santanderino no hará rotaciones ni demasiados cambios en el once titular consciente de lo que hay en juego. A Viadero no le gustan las "revoluciones" en el equipo titular. Raúl Domínguez Carral ocupará la portería y además tuvo su partido de "rodaje" previo en Tajonar para preparar la Copa. Al lateral derecho regresa David Córcoles tras su lesión mientras que en la banda izquierda repite el argentino Bontempo como titular. El centro de la zaga continúa en Copa invariable: Samu Llorca y Mikel Santamaría. Una defensa de gala. Tampoco hay más, con los canteranos Gándara y Camus para cubrir bajas y dar respiros.


La gran novedad podría estar en el acompañante de Álvaro Peña en el doble pivote. El canterano Alberto Gómez tiene serias opciones de jugar en lugar de Sergio Ruiz. Por la derecha seguiría Óscar Fernández y por la izquierda el gallego Héber Pena, de momento fijo y sin sustituto. La pareja de ataque estaría formada por Dani Aquino y el onubense Caye Quintana. El que parece que se cae del once es el manchego César Díaz, autor de los dos goles ante el Osasuna B, que quedaría en el banquillo como revulsivo. "Los equipos de Segunda B siempre sueñan con enfrentarse a un grande de Primera, pero antes tenemos que ganar al Amorebieta. Será un rival complicado, no empezó bien aunque ahora está en una línea buena. Seguro que nos va a costar, pero tenemos capacidad de sobra para ganar", comenta un César Díaz al que darían un merecido “descanso”.

Desde luego cualquier once que presente el Racing supone un argumento suficiente y de peso para pasar la ronda. Las únicas bajas son las ya conocidas de Borja Granero y Julen Castañeda.
Los vizcaínos han abandonado el farolillo rojo del Grupo II e incluso la zona de descenso con dos victorias consecutivas. Ganaron a domicilio al Leioa (2-3) y al Genirka en Urritxe (3-1). El resto de sus partidos han sido dos empates y cuatro derrotas con 9 goles a favor y 11 en contra en ocho jornadas. La plantilla que dirige Aitor Larrazábal no estaba confeccionada para pasar apuros en la categoría.

Ángel Viadero ha elogiado a su rival, el típico conjunto vasco, muy complicado de superar: "A este tipo de equipos del Grupo II les definiría sobre todo como competitivos. Sacan jugadas de la nada, hacen buenas transiciones, manejan bien las jugadas a balón parado, el juego directo con caídas a banda, las verticales, los centros y los remates... Al final, están en el área contraria y eso les hace peligrosos. Pueden coger balones largos y sacar jugada. Son exigentes, intensos en las marcas, pero también son equipos de Segunda B”.


Aunque la afición se ilusione con una próxima eliminatoria de campanillas, los pies del Racing están bien asentados en la tierra. “Estamos hablando de una hipótesis, de un escenario que se puede dar. El rival ha encadenado una buena racha, es un conjunto experto y con características de juego que le hacen peligroso. Debemos ser el equipo que estamos siendo y dar lo mejor porque será un choque duro, exigente, pero tenemos la opción de hacerlo en casa ante nuestra gente”, esgrime Viadero. El factor campo debe pesar mucho a favor del Racing. Los Campos de Sport presentarán a partir de las seis de la tarde un ambiente de gala. Los niños menores de 13 años pueden acceder gratis al recinto (retirando una invitación previa) y siendo festivo habrá muchos. Además, el club cántabro ha rebajado un 30% el importe de las entradas para el encuentro ante la Sociedad Deportiva Amorebieta respecto a los precios fijados para el campeonato de liga. Hay entradas desde siete euros para adulto y se han vendido unas 1.200. Desde Amorebieta vendrán un par de autobuses con aficionados del conjunto vasco. El árbitro del partido es el asturiano Carbajales Gómez, que con 25 años cumple ya su cuarta campaña en Segunda División B. El sueño copero empieza a rodar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario