sábado, 1 de octubre de 2016

Dani Aquino, el delantero portero


Empezó como una broma, pero rápidamente Raúl Domínguez le dejó unos guantes y Dani Aquino demostró que además de marcar goles también es capaz de evitarlos. Al delantero se le da bien ejercer de guardameta y demostró que no es la primera vez que se pone bajo palos. Iván Crespo, arquero titular del Racing, le lanzó unos cuantos tiros y el murciano, muy palomitero, se lució en alguno de ellos. También hubo algunos momentos de temor por si Aquino, máximo goleador del Racing, se lesionaba con el entrenamiento ya terminado… En algún disparo muy potente se le dobló la mano en plena estirada.


Dani Aquino transmite buen rollo en el vestuario y es muy dado a estos juegos al finalizar la sesión de trabajo, lo mismo que a las bromas en redes sociales. Hasta el entrenador, Ángel Viadero, probó fortuna y trató de batirle en un par de disparos… Sin demasiado éxito. En la sala de prensa le preguntaron al técnico santanderino al respecto: “Ya sabemos que si alguna vez tenemos necesidad por una expulsión o una lesión y no hay cambios se puede poner de portero. Ojalá que no ocurra, pero algún caso hemos visto, incluso en Primera, y a veces de estas casualidades y de momentos de broma surgen estas cosas. Hemos visto que ha metido unas manos muy buenas… Son recursos del fútbol”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario