viernes, 28 de octubre de 2016

Duelo en la cumbre


El sábado noche siempre da pie al ambiente festivo y más con un choque de trenes de Segunda B. Fútbol intenso y nada menos que el liderato del Grupo I en juego. Es uno de los partidos más atractivos de la categoría de bronce… y casi también de la plata. Ángel Viadero ha recalcado este mediodía que no considera el duelo como una final, pero sí un partidazo. Una manera de quitar presión al enfrentamiento de mañana a las nueve menos cuarto en los Campos de Sport de El Sardinero. "Es más un partidazo que una final. Catalogarlo como final en la jornada once es demasiado. Esto es muy largo. Eso sí con los números tan buenos que llevamos ambos equipos es un partido muy atractivos, pero si mantuviéramos este ritmo nos iríamos a más de cien puntos. Lo que es seguro es que será un choque duro, difícil y atractivo. Muy bonito de ver", indicó el entrenador santanderino.

Es un partido en la cumbre. Dos estilos y dos propuestas de juego. Segundo contra primero, el equipo menos goleado contra el más goleador. La Cultural Leonesa ha marcado 27 goles en diez jornadas. Tiene un tremendo potencial ofensivo con jugadores como Benja o Gallar. Al Racing solamente le sirve la victoria para recuperar el primer puesto. Una derrota convertiría la fiesta racinguista de sábado noche en una de Halloween con sustos y caras de pánico. Viadero tampoco considera que una derrota pueda afectar a la moral de sus tropas o a la inversa. Quizá a los jugadores no les afecte tanto, aunque sí a la afición, que se quedaría de piedra después de dos derrotas ante rivales directos. "La moral va a seguir intacta pase lo que pase, aunque sí es cierto que es una buena forma de avanzar y crecer. Todos los problemas que nos va a poner la Cultural es bueno que los aprendamos lo antes posible", argumentó el técnico.

En cuanto a las bajas, había preocupación con el central Samuel Llorca y César Díaz, los dos están bien. El delantero manchego no ha entrenado hoy apenas, pero por precaución. Los dos llegan en perfecto estado de revista, no así Coulibaly, que es baja segura. Al africano le tocaron en Ponferrada el tobillo que tiene dañado desde la pretemporada. No habrá sorpresas en el once. El único cambio previsto es la vuelta a la titularidad de Óscar Fernández a la banda derecha en lugar de Laro. Caye Quintana también tendría opciones de entrar de inicio. Lo habitual.


La Cultural Leonesa llega eufórica a Santander pese a la derrota 1-7 ante el Real Madrid. La afición está feliz, se han hecho cientos de abonos más, una caja espectacular, los dueños árabes están satisfechos, el equipo es líder… Se calcula que vengan al choque unos 200 seguidores leoneses. Es cierto que futbolistas de la Cultural se vaciaron en el encuentro y que han tenido poco tiempo de recuperación, pero Rubén de la Barrera rota bastante a sus futbolistas y no será tanto problema, aunque seguro que algo sí que les pasará factura en las piernas y en la mente. La única baja que tienen es la del capitán Antonio Martínez que se lesionó precisamente ante los blancos. El entrenador del Racing no considera que la Cultural llegue muy perjudicada de su resaca copera y de la goleada sufrida: "No les afectará nada. Es un resultado muy abultado, pero enfrente había uno de los mejores equipos del mundo. No creo que se hayan resentido anímicamente. Hicieron un partido en su línea de juego y no es nada descabellado caer contra el Madrid". Ante los cántabros todo estará mucho más igualado.

Rubén de la Barrera cree que el partido de la Copa del Rey les ha dejado más cosas buenas que malas: “Cada vez que vemos el partido observamos más cosas buenas que hemos hecho, sabiendo que lo que ha ocurrido lo provoca el Real Madrid. Durante el encuentro se ha generado desgaste, pero cuando la cabeza quiere el músculo quiere. Mañana tenemos que hacer el mejor partido posible para olvidarnos de que tenemos que disputar dos tan próximos, además en un escenario como El Sardinero y con el primer puesto en juego”.

El árbitro de este Racing-Cultural es el gallego Alain Kevin García Martín, un chaval de 23 años que debuta en la categoría. Este es su tercer choque y será en los Campos de Sport de El Sardinero con casi 10.000 espectadores y con los dos primeros clasificados del Grupo I.

No hay comentarios:

Publicar un comentario