domingo, 9 de octubre de 2016

El bueno, el feo y el malo de Tajonar

El bueno
César Díaz dejó la banda para actuar como delantero y marcó dos goles aprovechando su mejor cualidad: la velocidad para finalizar contragolpes. El manchego se quedó muy cerca de anotar un tercer tanto y ha demostrado ya que ha sido uno de los grandes aciertos del mercado de fichajes. Con el gol que logró ante el Burgos suma tres en ocho jornadas, pero sobre todo ha destacado por su polivalencia y por su entrega en tareas defensivas. César Díaz se desvive en cada acción, colaborada en la presión, se desmarca y ofrece, lanza buenos centros desde la banda... Un delantero de equipo que consigue también sus goles. Resulta además muy positivo que se añadan a la fiesta goleadora más jugadores, que no exista  aquinodependencia en el Racing.

El feo
No fue un partido brillante el de Tajonar, pero por fin se logró vencer un duelo sin sufrimiento y con contundencia ante un rival que se había mostrado fuerte en su feudo. La ansiada goleada. Lo práctico no tiene porque ser bello y el Racing hizo sus deberes. Seguramente al Osasuna Promesas se le derrote mejor esperándole atrás y dejándole la posesión del esférico. Lo feo también es bello en el resultadísimo y ante un 0-3 no hay más argumentos… Igual que le camiseta azul piscina de hummel, que termina gustando a fuerza de verla este equipo convence a base de triunfos... Y van siete con el de la Copa.

El malo
La Cultural Leonesa no afloja. La escuadra que entrena Rubén de la Barrera goleó al Caudal en el Reino de León 3 a 1 y acumula su sexta victoria consecutiva contando también la Copa. Tampoco es oro todo lo que reluce y ellos también tienen sus defectos y problemillas… La Cultu está a dos puntos del Racing y se enfrentarán en El Sardinero dentro de tres jornadas. Antes el conjunto de Viadero deberá medirse a otros dos gallos del Grupo I: Tudelano y Ponferradina. Nadie dijo que esto fuera a ser fácil. A ver como asciende el Racing este puerto de montaña y sí baila la bicicleta o se mantiene sentado en el sillín.

Fran Díez

No hay comentarios:

Publicar un comentario