lunes, 10 de octubre de 2016

La caída de la valla


El árbitro catalán del partido entre el Osasuna Promesas y el Racing hizo constar un pequeño incidente ocurrido en el primer gol de los cántabros. Catalá Ferrán lo anota de manera errónea ya que el primer tanto lo anotó Héber Pena y no César Díaz. En la celebración los jugadores racinguistas se aproximaron a esa zona del campo, aunque de manera correcta. Por ahí, por la banda izquierda, había llegado el tanto del futbolista gallego. Cuando algunos aficionados racinguistas, menos de uno centenar en esa parte de la grada, se acercaron al murete de piedra que bordea el terreno de juego, éste de desprendió y cayeron al suelo. No parecía que tuviese mucha estabilidad previa. La seguridad, muy numerosa, tampoco evitó esa pequeña avalancha. Tampoco tuvo mayor importancia y no hubo ningún incidente entre aficiones. Hubo un clima muy cordial entre racinguistas y osasunistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario