domingo, 16 de octubre de 2016

Milagro en El Sardinero


La racha de triunfos del Racing estuvo a punto de quebrarse, pero un gol sobre la bocina de Caye Quintana permitió a los santanderinos sumar tres puntos y mantener el liderato del Grupo I. El árbitro había añadido cuatro minutos de tiempo extra, aunque debieron ser más, y ya habían transcurrido cinco cuando el delantero onubense en la boca de gol aprovechó un centro de César Díaz para llevar el esférico al fondo de las mallas y desatar la locura en las gradas de los Campos de Sport. Un pequeño milagro buscado con una fe ciega. Este equipo cree. También lo buscó el entrenador desde el banquillo. En un día espeso de juego el Racing también logró la victoria. Las dinámicas del fútbol. El triunfo de los campeones. Viento a favor.

El Racing salió seguro de sí mismo, pero pronto se vio que no era el día del equipo cántabro. El Tudelano, sin sus delanteros habituales por lesión, se limitaba a ser el equipo ordenado y con oficio que todos esperaban. Pese a sus limitaciones circunstanciales evidentes puso las cosas muy difíciles a los cántabros. Un disparo de Dani Aquino a pase de César Díaz, que se fue alto, y una internada de Héber por la izquierda fueron los primeros tímidos avisos del conjunto que entrena Ángel Viadero. Era un encuentro de fuego lento, pero la llama la ponía el conjunto local.

Un error clamoroso de Mikel Santamaría generó la primera ocasión de peligro del rival. El central navarro le dejó el esférico en bandeja a Chema Mato, pero el cántabro disparó mal. El Racing se autocreaba peligro en un despiste. No era el día y se notaba en pequeños detalles y también en fallos enormes.

A los 13 minutos una carrera de Leo Bontempo que chutó desde lejos a portería animaba el choque. El argentino fue protagonista en la primera parte porque poco después vio la cartulina amarilla de manera injusta cuando enmendaba un error en el pase de su compañero Llorca. Chema Mato disparó a las manos de Iván Crespo la falta directa. El cántabro del Tudelano tuvo de nuevo otra ocasión poco después al encontrarse con un regalo inmenso en una contra después de quedarse libre de marca en el segundo palo. El medio de El Astillero chutó la pelota mordida y el esférico se fue cerca del poste. Mato hizo un gran partido actuando como delantero a causa de las bajas en la escuadra navarra.


El Racing no estaba cómodo, especialmente en la defensa, pero parecía tener controlado el choque. A un centro de Aquino tras un córner no llegó Samuel Llorca. Poco después el murciano regateó en el borde del área y habilitó un buen pase a Bontempo, que llegaba desde atrás. El disparo del sudamericano no fue entre los tres palos. El equipo santanderino infrautilizaba las bandas y seguía espeso, pero pese a todo creaba algo de peligro.

El colegiado de Hernani perdonó la segunda cartulina a Bontempo, lo que hubiera variado el panorama radicalmente. Es cierto que la primera tarjeta no se la tuvo que haber mostrado al argentino y también que Palencia Caballero no dio una. Se le fue el control del partido a las primeras de cambio.

Un Racing de resaca copera se fue al vestuario segundo en la clasificación provisional porque no pasaba del empate a cero y la Cultural Leonesa ganaba en Guijuelo. Pese a todo, se notaba que la inercia podía hacer ganar el duelo al conjunto montañés mucho más fuerte que el navarro, mermado por las bajas de sus delanteros titulares.

Héber Pena empezó a hacer girar la rueda del triunfo en la segunda mitad. El Racing por fin entraba por la banda de un lateral, Delgado, que incluso había pedido el cambio por molestias musculares. El gallego obsequió a la parroquia con un par de sus recortes y un disparo a puerta que atrapó Pagola. El Racing le ponía más ganas, más ritmo y más banda… César Díaz de falta directa, cometida sobre Héber, lanzó el balón muy cerca del palo. Un centro de Óscar Fernández al que no llegó Aquino en el corazón del área ponía en evidencia que el Tudelano se había quedado sin gasolina. Esta temporada tienen una plantilla muy corta y habían llegado a Santander con demasiadas ausencias. El equipo de Amatriain empezaba a cojear… Literalmente. Óscar Vega se retiraba lesionado y los navarros parecían muertos, agotados, pero el Racing no encontraba el camino para superar el muro de Pagola.

Y con el partido así llegó el mazazo del gol visitante. Meseguer perforaba la portería de Iván Crespo en el minuto 63 con un disparo desde fuera del área muy lejano. Un golazo espectacular que perforó la portería por la escuadra. La estirada del portero racinguista no sirvió de nada. Tuvo otra ocasión tremenda Javi Cabezas, pero golpeó al balón solo delante de Crespo como si estuviera despejando el esférico en su área. El Tudelano empezó a perder tiempo y el Racing se desesperó del todo… Los navarros hacían su partido, pero si los locales incrementaban el ritmo de juego parecía que el conjunto visitante se caería de maduro. Y así empezó un ataque por oleadas. Un disparo lejano de Sergio que se marchó desviado a la derecha de un Pagola que se tomaba su tiempo en cada saque de puerta. Vio la amarilla por ello. El Tudelano tiraba de oficio porque no podía con las piernas. Era el minuto 72.


El equipo de Viadero colgaba balones al área, pero allí no encontraban rematador. Un Pagola excepcional desbarataba las mejores ocasiones de los cántabros. Héber Pena disparó alto un buen balón dentro del área. Los minutos pasaban y crecía la angustia. El Tudelano trataba de aprovechar alguna contra. El cordobés Cabezas, con la testa, estuvo a punto de sorprender a Crespo, pero su remate salió muy alto y defectuoso en otro despiste de la zaga. Aquino recurría al “piscinazo” para empatar, pero el árbitro no picó. Debería tener cuidado el murciano con esas cosas… Después tiró de su mejor virtud, la visión de juego, y metió un balón al segundo palo extraordinario para César Díaz, pero el disparo del manchego lo despejó Pagola. En una jugada por la derecha, César Díaz tocó lo justo para que Caye Quintana en la boca de gol, estuvo donde tiene que estar un arietem, provocase una pena máxima. Delgado detuvo el balón con la mano y el cuerpo en la línea de gol. Penalti y expulsión.

Esta vez Aquino no lanzó a lo Panenka para poner las tablas en el marcador. Era el minuto 85 y el Racing igualaba la contienda. Era justo, pero se podía ir a por más. Siguió mordiendo el Racing a un Tudelano que estaba extenuado. Una gran acción de César Díaz iba a dejar el balón franco para Caye Quintana. De nuevo el onubense estaba en el sitio justo en el momento oportuno para lograr el segundo tanto del encuentro para los cántabros en el minuto 95. Es la novena victoria consecutiva del Racing. La energía positiva fluye en este equipo.

Fran Díez


Racing, 2: Iván Crespo, Córcoles, Bontempo (Caye Quintana, min. 80), Samuel Llorca, Mikel Santamaría, Sergio Ruiz, Óscar Fernández (Coulibaly, min.57), Álvaro Peña, César Díaz, Héber (Gándara, min. 95) y Dani Aquino.

Tudelano, 1: Pagola, Delgado, Meseguer, Lalaguna, Álvaro Corral, Lázaro, Lizárraga, Íñigo Ros, Óscar Vega (Jiménez, min. 55), Chema Mato (Escribano, min. 90) y Javi Cabezas.

Goles: 0-1, min. 62: Meseguer. 1-1, min. 85: Dani Aquino, de penalti. 1-2, min. 95: Caye Quintana.

Árbitro: Palencia Caballero (Colegio Vasco). Muy mal. Amonestó a los locales Bontempo, César Díaz, Samuel Llorca y Dani Aquino y a los visitantes Lalaguna, Pagola, Lizárraga, Chema Mato y Delgado. Expulsó con roja directa a Delgado.

Incidencias: 7.245 espectadores.



No hay comentarios:

Publicar un comentario