sábado, 29 de octubre de 2016

Palos en la niebla


La Cultural Leonesa se escapó de El Sardinero viva y con el liderato en el maletero de su autobús. Exhausta, pero satisfecha de haber sumado un punto en casa de su rival más directo. No mereció tanto premio. El Racing fue superior, pero el balón no entró. El conjunto que entrena Ángel Viadero se topó con los palos y no vio puerta entre una espesa niebla. Hasta en tres ocasiones el esférico golpeó la madera. El 1-1 supo a muy poco y el buen encuentro realizado dejó ese regusto agridulce de no haber podido derrotar a una Cultural que terminó perdiendo tiempo y pidiendo la hora.

Nada más comenzar, transcurría el minuto tres, Córcoles metió un pase al hueco espléndido a Dani Aquino y el gol cantando lo salvó bajo palos el holandés errante, Gianni Zuiverloon. Alguno presumió ya un paseo de los cántabros, pero ocurrió justo todo lo contrario. Despiste de libro de la zaga cántabra y gol a la contra. En una jugada de estrategia ofensiva no te pueden terminar marcando un gol nunca. Es el abecé defensivo. Fue un contragolpe de tiralíneas. Un relámpago. En dos pases Ángel se plantó solo delante de la portería racinguista y estampó el balón en el larguero. En el rechace, la defensa cántabra estaba todavía dormida, y Julen Colinas, solito y de media chilena marcó el  primer gol del choque. La zaga de un conjunto que juega a campeón no puede verse así desarborlada y cometer esos errores garrafales de posicionamiento. Acciones así son de una banda, no de un equipo.

El Racing empezó a picar en la mina leonesa. A los ocho minutos un centro de Óscar lo remató de cabeza Aquino muy bien. Guillermo evitó el gol. El Racing se hizo con la posesión del balón y la Cultural renunció a sus “principios irrenunciables”. Incluso trataban de parar el ritmo de juego con algunas argucias. Era un guión poco esperado. Óscar surtía de balones a la cabeza de Aquino, pero no había forma de meter alguno dentro de la red.


Pareció que Viadero quiso darle un giro al choque y resultó expulsado. Había que prender El Sardinero. El público comenzaba a calentarse con un árbitro que no señalaba algunas faltas evidentes.
El gol del empate llegó en el minuto 25 y tuvo que ser en una acción de estrategia. La Cultural Leonesa defiende muy mal este tipo de acciones. Tuvo auténticos problemas en cada saque de esquina o falta lateral. Se botó la infracción desde la izquierda y Llorca solo en el segundo palo se adelantó a una defensa estática para tocar la pelota al otro lado. Allí estaba Caye Quintana con la caña preparada. 1-1 y se abría un mundo.

El Racing dominaba el duelo con solvencia. Álvaro Peña probó fortuna con un disparo lejano a la media hora. La Cultural esperaba atrás otro contragolpe eficaz. Benja tuvo una buena ocasión con un centro de Julen Colina. Y Gallar también probó fortuna con un disparo al borde del área después de un gran eslalon en velocidad. Falló en lo último y en lo más fundamental, justo igual que ante el Real Madrid. Al catalán se le notó especialmente cansado, aunque en general a todos sus compañeros les pasó factura la goleada madridista.

Nada más iniciarse la segunda mitad Aquino disfrutó de otra gran ocasión. Héber inició la jugada y dentro del área Caye se la dejó al delantero murciano para que golpeara el balón. Aquino se encontró con la cruceta. El Racing olía la sangre de una víctima sin fuerzas. Álvaro Peña probó fortuna de falta y Guillermo despejó a saque de esquina. En el balón parado los leoneses lo pasaban muy mal. El partido se abrió y entró en una fase de locura. Aquino, una vez más, no pudo marcar en el minuto 12. Se trastabilló y no alcanzó a rematar correctamente un balón servido por Óscar, que había entrado con mucha habilidad por su banda. El esférico tocó el palo. Los locales metían mucha presión ante una Cultural agotada y sin ideas. Su entrenador quiso hacer lo mismo que Viadero y también se fue expulsado al vestuario.


Dominaba el partido totalmente el Racing, aunque también se llevó algún susto. Mikel Santamaría rebañó un balón en una contra que de no haber tocado dejaba al atacante leonés solo ante Crespo. Aquino se hinchaba a rematar balones sin éxito. Parecía una cuestión de tiempo que el Racing ganase a una Cultural sin gasolina y completamente partida en dos. No fue ni de lejos el equipo temible esperado.

Los visitantes pusieron una línea de cinco defensas atrás y se tranquilizó un partido espídico entre faltas y más y más pérdidas de tiempo. Así se enfrió el sábado noche. Héber intentó el piscinazo sin éxito, pero la mejor ocasión estaba por llegar. En el minuto 87 un centro lateral de Aquino lo remató de cabeza Laro Setién, que apenas llevaba unos segundos en el terreno de juego. El esférico se estrelló en el larguero. Era la tercera vez que los palos impedían el gol del Racing. Todavía Héber tuvo una buena acción y su disparo terminó en córner. Los jugadores de la Cultu tenían ya menos movilidad que los zombis. Hubo también un último despiste con una contra leonesa tras un balón que perdió Llorca con el equipo volcado en ataque… El Racing había merecido ganar de calle, no lo consiguió, pero al menos se va con esa buena sensación de haber sido superior.

Fran Díez


Racing, 1: Iván Crespo, Córcoles, Bontempo, Samuel, Mikel Santamaría, Sergio Ruiz (Javi Cobo, min. 52), Óscar Fernández (Laro, m. 86), Álvaro Peña, Caye Quintana (Goñi, min. 74), Héber y Dani Aquino.

Cultural Leonesa, 1: Guillermo, Ángel, Forniés, Gianni, Iván González, Yeray González, Julen Colinas (Víctor, min. 71), Mario Ortiz, Benja (Moreno, min. 80), Toni (Jorge Ortí, min. 46) y Gallar.

Goles: 1-0, min. 4: Julen Colinas. 1-1, min. 26: Caye Quintana.

Árbitro: Kevin García Martín (Colegio gallego). No cometió errores graves, pero tuvo un criterio con las faltas erróneo y por ahí se le escapó el control del partido. Expulsó a los dos entrenadores y amonestó al local Caye Quintana y a los visitantes Gianni, Ángel, Forniés y Guillermo.

Incidencias: La niebla fue protagonista en los prolegómenos del partido, pero levantó bastante cuando comenzó el partido. 9.552 espectadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario