miércoles, 26 de octubre de 2016

Varapalo para la Cultural


El Real Madrid le hizo un siete a la Cultural Leonesa. Literal. 1-7. Ni los más incondicionales se tragarán el partido de vuelta en el Santiago Bernabéu. Esta Copa del Rey se disputa con unas reglas de competición desquiciadas que rozan lo absurdo para el modesto y para el pez grande.

Rubén de la Barrera se mantuvo fiel al estilo de juego que impone a sus equipo y casi se disparó en su propio pie. Un guiño a la Corona. La Cultural Leonesa trataba de sacar el balón jugado desde su área y no podía. La diferencia de categoría fue abismal. El conjunto madrileño marcó siete, pero pudo anotar una decena. El golazo de Nacho vale doble. Los locales, sobre todo gracias al catalán Álex Gallar, inquietaron un poco la meta que defendía Casilla. El zurdo, máximo goleador de la Cultural, realizó media docena de disparos a puerta sin éxito. No dejó ninguno para El Sardinero y pareció terminar agotado y desquiciado. El Real Madrid marcó a los cinco minutos y ahí se acabó el sueño copero del modesto. Fue un cortometraje. El cántabro Mario Ortiz disputó todos los minutos, pero no fue un choque fácil para los centrocampistas locales. Los jeques de la Aspire Academy seguro que terminaron desilusionados.

El partido pasará factura física y mental a los leoneses de cara la trascendental choque del sábado en Santander. Si el Racing vence recuperará el liderato y asestará un golpe moral a la Cultural, que encajó ante los blancos más goles que en toda la competición de la regularidad.


El equipo leonés perdió a su capitán, Antonio Martínez, a los 18 minutos. También el defensa Forniés sufrió algunos problemas físicos en la recta final del partido. El árbitro, Trujillo Suárez, perdonó una roja directa al canario Yeray en el minuto 35. Le mostró solamente la cartulina amarilla. Si llega a ser roja no hubiese podido jugar ante los cántabros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario