lunes, 21 de noviembre de 2016

El bueno, feo y malo del Racing - Arandina


El bueno
Todavía no había debutado Josemi con el primer equipo y era extraño. En cuanto salió este chico de Suances, todavía en edad juvenil, ya dejó a la grada de El Sardinero con la sensación de que tiene madera para construir un barco. En mayo le convocaron a la selección Sub-19 y era uno de los ejes del equipo racinguista que ganó su grupo en la División de Honor Juvenil. El futuro ya está aquí. Lástima que la alegría en casa del pobre dure un instante… Josemi, el brote de esperanza, se lesionó en el entrenamiento del lunes. No parece grave, pero le tendrán que hacer algunas pruebas en su tobillo derecho.

El feo
Ángel Viadero siguió apostando a un 4-3-3 que en este Racing es como la chistera de un mago… Con este sistema desaparece Dani Aquino en lugar del conejo. Aunque algunos informadores se empeñen en decir que el dibujo táctico es 4-1-4-1, el propio técnico insiste en asegurar que es un 4-3-3. Da igual la nomenclatura, pero donde no hay discusión es en que no termina de funcionar. Ni el delantero murciano es un ‘9’ que pueda actuar en solitario ni los mediocentros de la plantilla brillan inmersos en el trivote. Con la falta de gol que tiene la escuadra santanderina dejar en el banquillo a Caye Quintana o Pablo Goñi es un pecado. Ante una Arandina encerrada atrás siempre aportarán más estos atacantes, o darán libertad de movimientos a tu máximo goleador que un ‘5’ defensivo, sea Alberto u otro. Existe un término medio entre que Aquino baje demasiado al centro del campo y que se quede aislado en la punta de ataque.

El malo
Montiel, el portero sevillano de la Arandina, se convirtió en el mejor jugador del partido en El Sardinero. En un malo  de película para los racinguistas. Las vueltas que da la vida…. La temporada pasada se llevó cuatro goles en los Campos de Sport defendiendo el arco del Cacereño. ¡Hasta dos de Coulibaly! Este Racing en crisis de gol e identidad es como una varita mágica para los guardametas rivales y les convierte en arqueros internacionales. Montiel sufrió en el arranque liguero y estaba siendo cuestionado en Aranda. Perdió la titularidad después de las primeras jornadas, en la cuarta fecha el Osasuna Promesas le metió cuatro y pasó a defender el banquillo. El andaluz regresó con éxito en la undécima jornada. En los últimos cinco choques se ha ganado la confianza, ha dejado su meta a cero en tres partidos y solamente ha recibido dos tantos. De Santander se fue feliz. Iván Crespo también tuvo su mérito, sin intervenir tanto, salvó un punto. Algo que no se debe olvidar. Ni metemos goles ni defendemos excesivamente bien. Lo más importante, todo se cuece en las áreas.

Fran Díez

No hay comentarios:

Publicar un comentario