sábado, 5 de noviembre de 2016

La prueba del algodón


La lluvia de una meteorología invernal junto a un rival muy correoso y la necesidad de victoria del Racing le darán alicientes a un partido muy de Segunda B. Será un duelo incómodo , de trabajo y sufrimiento. Esta categoría no es un paseo militar para ninguna escuadra.

Tres partidos sin ganar y tres partidos encajando gol ha resultado demasiado complicado de digerir para un Racing con aspiraciones de campeón. El entrenador racinguista, Ángel Viadero, trata de ponerle cordura a una situación que ya ha despertado algunos recelos: "El equipo en el cómputo global de las primeras doce jornadas y añadiendo los partidos de Copa presenta unos números muy buenos y esto es muy largo. La línea es buena y debemos seguir en ella. Queda mucho campeonato, tenemos que intentar ganar al Coruxo y merecerlo, pero estamos compitiendo a un nivel muy bueno, aunque haya habido momentos puntuales en algunos partidos en que matices de juego nos han alejado de un resultado mejor". No hay que darle mayor importancia.




El Coruxo será un rival más peligroso que el Somozas, aunque jugar en El Sardinero ayudará bastante. Las bajas, no tanto. Ni César Díaz ni Samuel Lloca llegarán a tiempo, aunque evolucionan muy bien de sus dolencias. Coulibaly sí que se ha recuperado y dará alguna alternativa más al ataque cántabro a lo largo del choque. El técnico santanderino podría repetir once, aunque Sergio Ruiz o Laro Setién tienen opciones de entrar en el once sustituyendo a Javi Cobo y Óscar Fernández respectivamente. Viadero ha convocado a 19 jugadores, incluyendo a Kamal y a Alberto.



Viadero ha señalado que este duelo "es un partido más", aunque también ha recalcado que el Coruxo es un equipo "más complejo" que el Somozas. "Tiene más posibilidades de hacerte daño, está bien construido, intentarán no dejarnos muchos espacios atrás y tienen buenos recursos ofensivos y sobre todo velocidad arriba".

Llega fuerte el conjunto vigués. Lejos de su campo solamente ha perdido dos partidos en seis salidas y en las tres últimas jornadas ha vencido dos encuentros y empatado otro, en Guijuelo. Tanto en tierras charras como en Ponferrada el árbitro les perjudicó bastante. El equipo de Rafa Sáez, pese a la baja de Mateo Míguez, el ex de la Ponfe y el Celta, está muy sólido. El Coruxo está todavía en fase de acoplarse, con 17 fichajes este verano, pero de momento ha sido muy regular. Jugaron el martes ante el Mutilvera y han tenido un día más de descanso.

El arbitro del partido será el navarro Iosu Galech Apeztegia. Otro colegiado muy joven, 26 años, aunque con experiencia. Esta es su sexta temporada ya en Segunda B. Nunca ha pitado en El Sardinero ni al Racing.

No hay comentarios:

Publicar un comentario