viernes, 25 de noviembre de 2016

Mieres quiere ser Villaviciosa


El Caudal de Mieres recibe el domingo a partir de las seis a un histórico del fútbol español y quieren que el partido sea una fiesta. El club de la cuenca minera desea “hacer un Villaviciosa”. Normal. No será un desplazamiento del racinguismo tan masivo como el que ha vivido en dos ocasiones la capital de la sidra, pero se espera que viajen unos 800 racinguistas. Una cifra importante. La mayoría desde Cantabria y otros racinguistas "exiliados" en Asturias.

El presidente del Caudal, Roberto Ardura, pretende que el choque “sea una fiesta, aunque lógicamente también queremos los tres puntos". También lógico… Y no resulta fácil vencer en el Hermanos Antuña. Desde el club han tratado de facilitar el desplazamiento a los seguidores cántabros, enviando las entradas a Santander e incluso recomendando locales para comer.


Los asturianos cataron la Segunda División en los años 50, pero ahora solamente aspirar a la permanencia en la categoría de bronce como recién ascendidos. Con Paco Fernández en el banquillo llegaron a disputar la fase de ascenso a Segunda en la campaña 2012/2013, también llegando desde Tercera. El entrenador asturiano volvió a Mieres dirigiendo al Racing en la siguiente campaña y su equipo firmó un empate a uno. De las seis visitas de los cántabros al Caudal solamente en una han logrando ganar… y fue en los años cuarenta.

De momento, al Caudal no le va mal. Es undécimo con 18 puntos. En su terreno de juego, pequeño y de césped sintético, solamente ha perdido un partido. Precisamente fue ante un club amigo de los racinguistas, el Lealtad, en la tercera jornada y fallando los locales un penalti. El resto han sido dos victorias y tres empates. No es sencillo ganar en el Hermanos Antuña. De los equipos potentes solamente ha jugado allí la Deportiva Ponferradina y empató a dos.


Se da la extraña circunstancia de que el Caudal ha anotado un gol más que el Racing en lo que va de competición, 19 goles por 18, aunque los montañeses solamente han recibido siete y los asturianos 21. Esa es la gran diferencia y el gran valor del Racing de Viadero.

Los asturianos cuentan con jugadores muy experimentados como Félix Quero, 34 años, Richar, 36, Invernón, 36, Saavedra, 35, o el exracinguista Óscar Pérez, 35 años. Es un equipo que se las sabe todas con veteranos de todas las guerras. También cuentan con el delantero Braulio, con pasado en Primera División y también penal. La última jornada no jugó, pero sí la anterior en casa.

El resto de la plantilla se completa con futbolistas muy jóvenes que buscan hacerse un hueco en la categoría. El fichaje exótico ha sido el futbolista internacional sudafricano sub-23 Thabz Maponya, pero no debutará hasta el cierre del mercado invernal.

No parece que los asturianos vayan a tener problemas para mantener la categoría, aunque esta temporada el Grupo I por abajo está realmente igualado. Ángel Viadero ha destacado la calidad que tiene con balón el conjunto mierense: “En casa es un equipo que juegan bien y que lleva un ritmo de balón bueno porque tiene calidad y tiene recursos con el balón, intuyo que será un partido complicado, como todos los de la categoría, y con las connotaciones de ritmo e intensidad que tiene un campo de hierba sintética. Los dos equipos tratarán de hacer cosas con el balón, ninguno de los dos se quitará la pelota de encima”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario