miércoles, 9 de noviembre de 2016

Se hunden los aledaños del estadio


Las fuertes lluvias de estos días han dejado este panorama apocalíptico en los aledaños de los Campos de Sport de El Sardinero. El suelo de la zona lleva años hundiéndose y creando abombamientos. Ahora un boquete en el pavimento de dimensiones considerables, que también deja al descubierto la penosa cimentación sobre la que se construyó, se ha llenado de agua. El agujero lo hizo una pala dentro de las actuaciones del cambio de bomba del saneamiento, pero ahora la postal de la zona encharcada es tremenda.

La imagen para la ciudad no puede ser peor, además de suponer un peligro para los viandantes. La obra en los exteriores del estadio no se realizó de una manera correcta a finales de los años ochenta. Según los informes técnicos del Ayuntamiento de Santander la reparación de este desastre, y los que salgan en los aledaños, le corresponde repararlo al propio Consistorio. En los próximos años se originará un gran problema en todo ese entorno.

Sí se requirió al Racing que reparase las zonas de acceso al campo, pero dentro del perímetro del mismo, puesto que los informes técnicos estimaron que, en este caso, el deterioro ha sido causado por el uso. Respecto al pavimento perimetral que rodea al campo, los técnicos municipales determinaron que ha sufrido un notable hundimiento, con toda probabilidad debido a un asiento generalizado sobre unos terrenos que conformaban una gran marisma solo interrumpida por el estadio pilotado, considerando que se trata de defectos de construcción que habrían aflorado aunque se hubiera mantenido el área sin uso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario