viernes, 18 de noviembre de 2016

Viadero: "Esta categoría no es de partidos cómodos"


Lo ideal para resolver los problemas de gol que tiene el Racing es recibir en los Campos de Sport al segundo conjunto más goleado del Grupo I. Al menos, sobre el papel porque la Arandina, que lleva ya cuatro partidos consecutivos sin perder, no será ninguna perita en dulce. Los racinguistas ya han tenido su merendola de confraternización esta semana y el ambiente vuelve a ser relajado gracias al triunfo sobre la bocina en Boiro… El domingo a las cinco deberán ratificar el final de la crisis de resultado ganando su segundo choque consecutivo, a ser posible con solvencia.

A la escuadra que entrena Ángel Viadero le falta gol y parece que esto es el principal de sus males. “Es cierto que algunas veces no hemos sacado provecho de todo lo que dominamos y que hemos terminado empatando pese a generar ocasiones para ganar, como ocurrió en Somozas. El resultado no siempre ha reflejado lo que ha pasado en el campo. Pero es evidente que no vale con ser dominantes, las áreas son determinantes. Hemos generado muchas opciones y el balón ha pegado en el palo o nos hemos precipitados, pero creo que eran balones bien rematados. Será cuestión de tiempo que entren a gol, tenemos calidad y determinación. Se generan ocasiones y con esos ingredientes seremos será también dominante en resultado además de en juego”, reflexionaba el entrenador racinguista.


Para el choque son baja Julen Castañeda, cerca ya de reaparecer, Borja Granero y Óscar Fernández, que será operado la semana que viene y estará tres meses fuera de los terrenos de juego. A estos tres jugadores hay que sumar desde hoy la importante lesión de César Díaz que en el entrenamiento de esta mañana se ha roto el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. El sistema volverá a ser el 4-3-3 con Crespo bajo palos, Córcoles y Bontempo en los laterales, Samuel Llorca y Mikel Santamaría en el centro de la zaga. El regreso del central alicantino es clave para otorgar consistencia a la línea defensiva. “Samuel ha demostrado que es un central con mucha jerarquía, no solo a nivel defensivo sino sacando el balón desde atrás con limpieza. Nos da la dosis de pausa para iniciar el juego a una velocidad más adecuada”, apuntaba Viadero. En el centro del campo estarán Alberto Gómez, Sergio Ruiz y Álvaro Peña mientras que Heber Pena, Dani Aquino y Coulibaly repetirán en zona ofensiva con Caye Quintana como primer recambio. “El 4-3-3 nos permite abarcar más campo, estamos más escalonados y a nivel defensivo da más densidad para proteger la zona de creación y que el rival no esté cómodo”, asegura el técnico.

La Arandina ha empatado cuatro partidos a domicilio y perdido tres. Es un equipo correoso para los contrarios y que defiende bien, pese a haber encajado ya 22 goles en 14 jornadas. La plantilla burgalesa ha sufrido muchísimos cambios respecto a la temporada pasada, una quincena de altas y otras tantas bajas. Perdieron a su delantero Pau Franch, ahora en el Tudelano, que hizo mucho daño a la defensa racinguista la campaña anterior con su corpulencia. El Racing de Munitis no ganó ni en el Sardinero ni en Aranda. No hay rival fácil.


El conjunto castellano llega a Santander con bajas significativas. Emilio Ferreras, el técnico madrileño de la Arandina, tendrá que improvisar por primera vez en la temporada un nuevo centro del campo. Saúl Crespo no estará por acumulación de tarjetas y lo había jugado todo hasta ahora. El joven jugador cedido por la Deportiva Ponferradina es pieza fundamental en el conjunto ribereño. Ojo al canario Leo Ramírez, que la temporada pasada jugó en el Cacereño cedido por Las Palmas. Un futbolista de mucha estatura, 1,94, y gran calidad. “La Arandina tiene ciertas similitudes con nosotros jugando el 4-4-2. Tienen poca distancia entre líneas, protegen mucho la zona de creación y no permiten elaborar con comodidad. Llevan una buena racha de goles, dominan el contraataque, llega con efectivos arriba, una buena estrategia en los saques de esquina... Ha arrancado bien el campeonato, pese a que han tenido muchas novedades en la plantilla”, desmenuzaba al rival Viadero. La Aradina ha marcado los mismos goles que el equipo santanderino. Prueba de los problemas que tienen los montañeses con el gol.

Si la Arandina consigue encerrarse atrás y aguantan el empujón inicial de los locales el partido se puede complicar mucho para el Racing, aunque es cierto que ahora la escuadra de Viadero ha mejorado su juego ofensivo en situaciones más estáticas. “Nos hemos reinventado, cada día somos mejores con balón no solo al contragolpe. En el inicio de temporada no combinábamos tanto porque no hacía falta, con pocos pases se generaba peligro. Ahora los rivales están más armados y son más complejos y lo estamos interpretando bien con este sistema nuevo, también tenemos más posesión y sabemos encontrar caminos que ya no están tan despejados. Tenemos calidad para ser capaces de manejar la creación de juego”, asegura el técnico.

El Racing necesita ganar sin sufrir una auténtica agonía, pero no será un parto fácil. “Se trata de competir bien, jugar bien y ser merecedor de la victoria, transmitir a la gente... Pero esta categoría no es de regalar partidos cómodos y de disfrutarlos... Ojalá que sí, pero no es lo habitual”, recuerda Viadero.

El árbitro de la contienda es Jon Ander González Esteban. El colegiado de Barakaldo, de 31 años cumple su sexta temporada en Segunda División B, y esta misma campaña pitó en Villaviciosa el Lealtad-Racing.

No hay comentarios:

Publicar un comentario