lunes, 12 de diciembre de 2016

El bueno, feo y malo de Mutilva


El bueno
Iván Crespo celebró su cumpleaños soplando ocasiones de gol al rival en lugar de velas. 32 añitos tiene el guardameta de Viveda y ojalá que sigua celebrando aniversarios en el Racing. Después de una las numerosas paradas que realizó el arquero cántabro los aficionados racinguistas, medio centenar aproximadamente, le cantaron el Cumpleaños feliz. Fue el futbolista más destacado del partido y tiene mucho que ver en que su equipo sea de los menos goleados de la categoría.

El feo
Los dos elementos ofensivos más importantes del Racing son Dani Aquino y Heber Pena. El murciano ha marcado 12 goles y el gallego dos, además de colgar infinitos balones al área cuando tiene sus momentos de inspiración. Los dos vieron a la vez su quinta cartulina amarilla. La Ley de Murphy. La cantera tendrá que dar otro paso al frente el domingo a las cinco ante el Izarra. Uno más. Hay que ser conscientes de que este Racing de Viadero es un baby Racing. Un poquito de comprensión, aunque en el fútbol valgas lo que vale tu último resultado. Las notas al final de curso.

El malo
Sentaron mal las declaraciones de Unai Jaurégi en la rueda de prensa posterior al partido. Hay que entender que el entrenador de la Mutilvera echara humo. En su mejor partido del año había rascado un punto en el tiempo extra. Se le fue una oportunidad histórica en una entidad más de Tercera que de Segunda B en la que el jugador mejor pagado se lleva 200 euros para la gasolina al mes. En su punto de ebullición el técnico rival soltó que “el Racing debería volver a Santander bailando y cantando por el empate logrado”. Es normal y se entiende la frustración, pero el portero rival también juega y este deporte va de meter goles, de ser fuerte en las dos áreas. Si el conjunto de Mutilva tuvo ocho ocasiones claras y no metió ninguna lo lógico es que gane el partido. El modesto conjunto navarro perdonó ante la meta del Racing... Así que visto desde el otro lado del cristal, bastante, que sacaron un punto.

Fran Díez

No hay comentarios:

Publicar un comentario