domingo, 4 de diciembre de 2016

La misma agonía, el mismo goleador


Sufrir, sufrir y sufrir, aunque cuando al final se gana esa agonía a la que nos tiene acostumbrados este Racing de Viadero queda en un segundo plano. Un gol del de siempre, de Dani Aquino, salvó los muebles del conjunto cántabro en la recta final del choque, en el minuto 84. El Racing perdonó en el área rival y regaló en la propia… Cada triunfo es un doloroso parto.

El técnico cántabro introdujo novedades en el once para contrarrestar el desgaste copero. No le quedaba a Viadero otra que hacer algunas rotaciones si no quiere fundir a todos, aunque lo fundamental lo puso en el campo: Dani Aquino, Heber Pena, Peña o Llorca. Tampoco tiene mucho más a la espera de dos refuerzos en el mercado de invierno.


Buen juego sin goles. Así fue la primera parte, con alguna laguna y los ya habituales “regalos navideños” en la zaga, que no aprovechó un Guijuelo ramplón en ataque. A los cuatro minutos, Dani Aquino se fue de su marcador y el centro pasado al segundo palo le llegó a Somavilla, que llegó a rematar muy forzado. En una jugada de Heber por la izquierda el esférico le llegó a Javi Cobo que remató a gol. Kike Royo evitó el tanto. En el rechace, Aquino estrelló el balón en el bosque de jamones que eran los futbolistas del conjunto salmantino.

El Racing dominaba con criterio y buenas intenciones, pero un error de un espeso Samuel Llorca dejó a Pino en posición perfecta para armar el disparo. Su lanzamiento lo atrapó Iván Crespo en dos tiempos. Todo el domino cántabro resultaba infructuoso.

Al cuarto de hora, Néstor de falta directa estuvo a punto de marcar el primer tanto para los chacineros, pero Iván Crespo voló para evitarlo. El Racing seguía llevando el peso del encuentro. En el minuto 18 un centro de Córcoles desde la derecha lo remató Alberto dentro del área pequeña, pero peinó la pelota demasiado y se paseó cerca del arco, pero sin entrar.

De vez en cuando, el Guijuelo recordaba que estaba en el terreno de juego, más por fallos de los locales que por aciertos suyos. Jonxa se fue de Mikel Santmaaría y puso un balón dentro del área montañesa. Al navarro le sigue costando jugar en el lateral izquierdo.

Después del buen arranque de partido, el río racinguista volvió a su cauce discurriendo a ritmo lento y sin mucho caudal.

Dani Aquino lo seguía intentando por tierra, mar y aire. El murciano de falta directa puso a prueba a Kike Royo. Álvaro Peña en el rechace también probó fortuna, pero el esférico tocó en un defensa y se marchó por la línea de fondo.  Era el arreón final de los locales. Un magistral Javi Cobo abrió el balón a la banda izquierda, Heber colgó el balón en el área y el propio centrocampista de Torrelavega remató dentro del área. El riojano Kike Royo volvió a detener un balón que parecía iba a entrar a gol. Mereció un tanto el Racing, pero se fue al descanso con su casillero a cero.

Al Guijuelo le seguían poniendo en bandeja las ocasiones mientras que el Racing se las fabricaba con esfuerzo. Un mal despeje de Llorca habilitó a Julián Luque el balón en posición idónea. El cántabro disparó muy mal con todo el tiempo del mundo para preparar el chut.

En un nuevo centro de Heber, colgó mil balones desde su banda, Somavilla en el segundo palo se trastabilló con el balón entre las piernas y echó la pelota fuera. Una pena, pero tanto dominio había servido para volver al mismo punto, para volver a empezar en la segunda mitad.


Los segundos 45 minutos se iniciaron con un posible penalti cometido por Mikel Santamaría sobre Antonio Pino. El árbitro no lo señaló… pero pudo hacerlo. El Racing se había quedado estancado.

En una falta botada por Aitor Aspas el balón no entró a gol de milagro después de que lo rematara Jorge Juliá. Iván Crespo tocó lo justo.

Viadero ya tenía preparados dos cambios en la banda. El entrenasdor dio entrada a Caye Quintana y Coulibaly por los canteranos Alberto y Somavilla. Era necesario menear el árbol. El Racing empezaba a estar muy estático. Tieso.

Con el cambio de sistema volvieron algunas de las virtudes del Racing. En una contra Aquino asistió a Heber Pena, pero el gallego disparó al muñeco. En el minuto 66 el murciano lo intentó de falta directa, pero chutó desde Marte y Royo no tuvo problemas para atrapar el esférico. La  vuelta a lo malo conocido y los jugadores de refresco mejoraron al Racing, pero seguía la negación del gol. Un buen centro de Coulibaly y la cornada de el Torito Aquino poderosa y llena de rabia no hizo daño al torero salmantino… El Racing arremetía una y otra vez a un Guijuelo ajamonado. En el minuto 75 Caye Quintana se desmarcó bien, encaró al portero y marcó un gol que había sido previamente anulado por fuera de juego. Su posición era dudosa, pero discutible.

Y justo después un error estúpido originó un contragolpe de libro. Pino llegó a regatear a Iván Crespo, pero su disparo se fue alto a puerta vacía. El futbolista cordobés ya estaba escorado y llegó muy forzado de la gran carrera que se dio. Se mascó la tragedia y hubo algunos pitos de la grada. El Racing no llegaba a disparar entre los tres palos y el reloj iba devorando los segundos.

Y en el minuto 84 se hizo la luz. Un centro de Córcoles con rabia termina dentro del área. Lo recoge Dani Aquino que centra a Heber en mejor posición. El gallego no se atreve a disparar y se lo devuelve al murciano. Debió pensar, que mejor Aquino que las mete casi todas… Con el tuya-mía parecía que se iba esfumar la última oportunidad d ganar, pero el Torito clavó el esférico dentro del arco rival. 1-0 y gracias.

Y si te cuesta un mundo marcar no regales ocasiones. Todavía estuvo a punto de conseguir la igualada para los chacineros Manu Dimas recién salido al césped desde el banquillo. Tres puntos logrados al trantrán entre probaturas y ante un rival muy pobre que se sitúa en puestos de descenso.

Fran Díez
Racing, 1: Iván Crespo, Córcoles, Mikel Santamaría, Samuel Llorca, Israel Puerto, Alberto (Caye Quintana, min. 58), Javi Cobo, Álvaro Peña, Somavilla (Coulibaly, min. 58), Heber (Bontempo, min. 88) y Dani Aquino.

Guijuelo, 0: Kike Royo, Raúl, Aitor Aspas, Ayala, Héctor, Carles Marc (Manu Dimas, min. 87), Néstor, Jorge Juliá (Carmona, min. 63), Pino, Julián Luque y Jonxa (Maiki, min. 77).

Goles: 1-0, min. 84: Dani Aquino.

Árbitro: Álvarez Fernández (Comité Riojano). Amonestó a los visitantes Raúl y Carmona. Dos jugadas para la duda: un posible penalti en contra de los locales y un gol anulado por fuera de juego al Racing. Ambas difíciles de apreciar. Por lo demás, correcto.

Incidencias: 6.591 espectadores. Se volvió a repetir el minuto de silencio por la tragedia área de Colombia en la que se vio afectado el Chapecoense, equipo de fútbol. brasileño. Esta vez no hubo grito de ‘¡Viva la Guardia Civil!’, afortunadamente. Hubo pancarta de apoyo a la Sociedad Deportiva de Remo Astillero y su charanga estuvo en la grada. El equipo azul atraviesa una grave crisis financiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario