viernes, 2 de diciembre de 2016

Vuelta al barro de Segunda B


Tanto Racing como Guijuelo llegan al encuentro del domingo a las cinco en El Sardinero exhaustos después de sus partidos de Copa de Rey. Cansados, pero contentos. Eso sí, la situación de los dos es muy diferente.

Los cántabros están reforzados en lo anímico, pese a la derrota 1-2 ante el Athletic. Los salmantinos hicieron caja ante el Atlético de Madrid, pero se llevaron un 0-6 en lo deportivo y están en una situación clasificatoria angustiosa. Es cierto que tuvieron algunos momentos de buen fútbol ante el equipo de Simeone, pero esta temporada lo están pasando mal y no compitieron tal y como hizo el Racing ni plantaron cara a un Primera División.


Ángel Viadero sigue teniendo lo justo en el armario. Su estrella Dani Aquino queda reservada para los partidos y apenas entrena. Ante el Athletic regresó a un sistema 4-3-3 que condena al murciano a la soledad del delantero aislado. El técnico santanderino no recupera a lesionados, aunque afortunadamente tampoco pierde más efectivos. La duda de quién ocupará el lateral izquierdo, si volverá el “saturado” Botempo o se utilizarán otras alternativas, y el regreso a la portería de Iván Crespo pueden ser los dos focos de atención en el once racinguista.


El entrenador del Guijuelo, Jordi Fabregat, apenas lleva 13 días en el club chacinero después de la destitución de Mateo García. El Guijuelo ha perdido al central Jonathan para el duelo en Santander por una rotura de fibras sufrida ante los colchoneros. Una baja importante. Al técnico catalán le gusta el fútbol de toque y que su equipo mantenga la posesión. Al Racing le puede venir bien ese estilo si aprovecha su verticalidad. Los salmantinos no han ganado ninguno de sus últimos seis partidos, contando el de Copa. Han empatado cuatro y perdido otros dos. El equipo castellano es decimoquinto en la tabla con los mismos puntos que otros cuatro clubes y viendo el abismo del descanso muy de cerca. En la plantilla de los jamoneros destaca el cántabro Julián Luque, siempre motivado cuando se mide al Racing, y el canario Manu Dimas. Sus mejores goleadores son el delantero Antonio Pino, que lleva seis goles. El lateral Aitor Aspas y el central Jonathan han marcado tres cada uno.

Arbitra el duelo el riojano Carlos Álvarez Fernández. Otro colegiado muy joven, 26 años, aunque esta es su tercera campaña en la categoría. Nunca ha pitado al Racing y es de “tarjeta fácil”. Esta temporada casi siete por partido. Con eso debe tener mucho cuidado un conjunto santanderino muy cargado en ese aspecto. Aquino, Heber y Llorca tiene cuatro cartulinas amarillas y están pendientes de cumplir ciclo de sanción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario