martes, 31 de mayo de 2016

Así es este Cádiz CF


El Cádiz ha ido de menos a más esta temporada. De un ambiente de cierta decepción a engancharse al sueño del ascenso que tiene ahora a cuatro partidos de distancia. Siempre fue uno de los equipos favoritos para subir a la Liga Adelante y sin duda es una de las mejores plantillas por nombre puesto a puesto. El club gaditano parecía medio muerto hace un par de meses, pero ha revivido ante el Racing de Ferrol y su numerosa afición vuelve a creer seriamente en la oportunidad real de subir a Segunda División. Siempre tuvo opciones. Anímicamente los andaluces llegan mucho mejor que los cántabros.

El Cádiz se clasificó cuarto del Grupo IV con 63 puntos (11 menos que el Racing) logrados a través de 17 victorias y 12 empates. Perdió nueve choques, cuatro en casa y cinco a domicilio. Aventajaron en cinco puntos al Granada B y en ocho a La Hoya Lorca. Antes de derrotar en la última jornada al Jaen (0-1) tuvo una racha negativa de siete duelos sin ganar. Pese a todo, han estado desde la novena jornada siempre en los puestos de fase de ascenso. Nunca fueron primeros, pero siempre han sido conscientes de que entrarían en la fase de ascenso.

Los gaditanos anotaron 53 goles (tres menos que el Racing) y recibieron 31 (tres más que los cántabros). Fueron el segundo equipo más goleador del Grupo IV por detrás del Real Murcia (56) y empatados con el Sevilla Atlético. También han sido el tercer conjunto menos goleado por detrás de la muralla del UCAM (17) y Real Murcia (30) y empatados también con el filial sevillista.

La llegada de Álvaro Cervera en sustitución de Claudio Barragán se produjo a falta de cuatro jornadas para que concluyese la fase regular. Los números del ex entrenador del Racing no han sido para tirar cohetes: una  victoria, un empate y dos derrotas en el final liguero, además del 0-0 y el 1-2 de la primera eliminatoria ante los ferrolanos. Su mejor partido ha sido el último y ya se sabe que en el fútbol vales tanto como ese último resultado…



En el mercado de inverno el Cádiz realizó una pequeña revolución en la plantilla. Ficharon a Jandro y Migue del Huracán Valencia, Carlos Calvo del Huesca, David Sánchez del Melilla, Xavi Carmona del Almería B y a dos futbolistas sin equipo Ranko Despotovic y Nana, que quedó libre del Recre por impagos. Los gaditanos cedieron a Jon Ander Garrido y Kike al Racing de Ferrol en una jugada maestra y se deshizo de Cristian Márquez (Pobla de Mafumet), Josete (Real Oviedo), Hugo Rodríguez (Pontevedra), Tomás Sánchez (Granada B) y Wilson Cuero (Granada B). Ocho altas y siete bajas.

En las últimas jornadas Álvaro Cervera ha ido haciendo pruebas de cara al play-off e incluso ante el Racing de Ferrol varió su libreto habitual con futbolistas jugando en posiciones poco habituales o extrañas. Muy en la línea de lo que hizo cuando cogió las riendas del Racing. Pese a todo, el ecuato-guineano de nacimiento tiene dos ascensos a Segunda División en su palmarés con el Castellón y Tenerife. No es un mal aval.

Un once tipo sería Alberto bajo palos; Migue en el lateral izquierdo, Carmona en el derecho, Aridane y Servando en el centro de la zaga; Mantecón y David Sánchez en el doble pivote con Machado de media punta, Álvaro García en la banda izquierda y Salvi en la derecha con Dani Güiza en la punta de ataque. En su feudo la única variación en cuando a nombres fue la entrada de Abel en lugar de Machado y Lolo Plá por Guiza, que entró después desde el banquillo. El once que venció en La Malata tuvo cambios de posición. Migue pasó al centro de la zaga y Servando al lateral izquierdo. Banda muy de contención, casi forman tres defensas. Machado en lugar de jugar por el centro se escoró a la izquierda y Álvaro García fue un segundo punta.

Seguramente no haya muchos cambios respecto a la alineación que pueda presentar ante el Racing el domingo. En el centro del campo podría entrar de inicio el veterano Abel, con un guante en el pie para las jugadas a balón parado, o el ghanés Isaac Nana, de 1,86 y gran despliegue físico. El africano, que jugó en Segunda con el Recre, suele ser el recambio oxigenante para un centro del campo muy veterano.

Donde no hay dudas es en la portería. Alberto Cifuentes es un veterano con mil batallas y titular indiscutible. El Cádiz repescó al guardameta manchego de 37 años de la primera división de Polonia.

Migue llegó a mitad de temporada desde el desaparecido Huracán Valencia y se convirtió en titular indiscutible. Tiene ya 36 años. Es central o lateral. Cervera le alineó en ese carril zurdo en La Malata. Es un muro que no se complica y que no sube al ataque. Jugó en Segunda con el Alavés y con el Girona.

En el centro de la zaga tienen otras dos rocas: Servando y el canario Aridane. Ambos contundentes, con experiencia y muy eficaces en el juego aéreo. Carmona suele ocupar el lateral derecho y es el único zaguero con vocación ofensiva, también el más joven, 23 años. Llegó a jugar en Segunda con el Valladolid. Para todos ellos Cervera tiene muy buenos recambios con futbolistas expertos y polivalentes: Andrés Sánchez, Pavez o el murciano Juanjo serían titulares en muchos clubes de la categoría.


En el centro del campo el Cádiz tiene también oficio y mucha calidad. Los titulares habituales pasan los 30 años. Sergio Mantecón, de 35, jugó en Primera con el Elche. Es el capo en la medular gaditana. Le acompaña el sevillano David Sánchez, llegado en el mercado de invierno, y que se ha ganado el puesto en el once con claridad. Llegó a debutar en Liga de Campeones con el FC Barcelona y rindió a muy buen nivel en Primera con el Albacete. A sus 33 años ofrece un buen rendimiento en este Cádiz. Tiene una zurda mágica y es un jugador muy completo.

Por delante les suele acompañar otro futbolista que supera la treintena, Machado (32). Puede caer a las bandas o actuar de enganche por el centro. También tiene experiencia en Segunda con el Jaén. Una de las dudas será si actúa de inicio Machado o Abel Gómez, 34 años. Otro jugador con experiencia al más alto nivel que ha jugado con el Granada en Primera o con el Steaua de Bucarest.

La juventud y la velocidad está pegada a la línea de cal. En las bandas el Cádiz tiene dos misiles. Salvador Sánchez Salvi en la derecha es el típico extremo pequeño (1,75), habilidoso y explosivo. Tiene 25 años y es de los pocos en el Cádiz que no tiene experiencia en Segunda o Primera, aunque fue canterano del Sevilla. Lleva ocho goles. Por la otra banda campa el ex racinguista Álvaro García, 23 años cedido ahora por el Granada al Cádiz, y que es pieza clave en este equipo. Tiene la misma velocidad que mostró en Santander y en 2ªB ha mejorado sus registros goleadores. Lleva ocho tantos. Con los cántabros solamente marcó tres en 30 partidos de Segunda División.



El hombre más conocido del rival es, sin duda, Dani Güiza. Fue campeón de Europa con la selección española en la Eurocopa de Austria y Suiza. Es un goleador nato, aunque todo lo extradeportivo siempre le pasa factura. A sus 35 años es el máximo goleador del equipo con 12 dianas, 10 conseguidas en el Carranza. Está en buena forma, centrado y muy implicado. El recambio del ex internacional español es Lolo Plá, que jugó la campaña pasada con el Lugo en Segunda Divisón. Ha marcado nueve goles y es un futbolista que marca diferencias en 2ªB. Se formó en el Valladolid y probó fortuna en el Benfica luso. El delantero Carlos Calvo llegado del Huesca en el mercado invernal es otro recambio de lujo para el ataque gaditano.

Los veteranos Jandro (37) Despotovic (33), aunque son muy conocidos por su trayectoria, apenas cuentan para el once y será extraño que tengan minutos en esta eliminatoria. Once futbolistas de la plantilla superan la treintena. Casi todos han jugado en Segunda o Primera o suman muchos ascensos. La experiencia es un grado y este Cádiz tiene de sobra. También calidad y afición. No es un rival cómodo.

Al Carranza o por la tele


Este domingo a las 20 horas el Racing se enfrentará al miedo escénico del estadio Ramón de Carranza. Es el recinto deportivo con más ambiente de la categoría. Algo que parece bloquear al conjunto que entrena Pedro Munitis, que padece de ansiedad en las grandes citas deportivas. Tiene capacidad para algo más de 20.000 espectadores y es más que probable que se llene para recibir al conjunto cántabro. Ante el Racing de Ferrol hubo "solamente" 15.000 aficionados (esa fue la cifra oficial, aunque fue bastante inferior), pero en la ciudad gaditana han renacido las esperanzas de ascenso después de eliminar a los gallegos.

En la eliminatoria anterior el club andaluz emitió su partido ante el Racing de Ferrol en streaming en su web en la modalidad de pago por visión (a 3,95 euros), una iniciativa que casi seguro volverá a repetir contra los montañeses. La televisión autonómica de Andalucía, Canal Sur, también podría mostrar interés en el choque, en cualquier caso habrá opciones de verlo en la pequeña pantalla seguro. Sin duda es una buena noticia para los miles de aficionados de Cantabria que no podrán viajar a la otra punta del país. Los precios para los no abonados de los amarillos varían entre los 25 euros en los fondos a los 45 en la tribuna baja.

Como local el Cádiz CF ha ganado 11 partidos, ha empatado cuatro encuentros y ha perdido otros cuatro por lo tanto ha conseguido en casa 37 puntos por 26 obtenidos a domicilio. 


lunes, 30 de mayo de 2016

El sorteo de mañana


Ocho equipos para dos plazas. El Reus y el UCAM Murcia ya son clubes de Segunda División. Ahora queda lo más complicado para el Racing. Empieza una repesca que será nadar contracorriente. El sorteo es en la sede de la Federación Española en Madrid a las 12 horas. Al conjunto cántabro solamente le puede tocar un cuarto clasificado en la fase de grupos que no fuese de su mismo grupo: Toledo, Lleida o Cádiz. Al UD Logroñés de Carlos Pouso ya no se podrán medir, ni siquiera en la siguiente ronda. Tampoco al Real Madrid Castilla ya que los campeones derrotados no se enfrentan entre sí. Tanto madrileños como cántabros jugarán está ronda y la siguiente, si pasan, con el primer choque a domicilio y la vuelta en su estadio.

Afortunadamente para el Racing, ascendió el UCAM. De haber quedado eliminado el conjunto murciano, el Cádiz solamente se podría enfrentar a los santanderinos o al Hércules. Ahora también añaden al filial de los recientes campeones de Europa entre posibles oponentes. Los cuartos no se enfrentan entre sí. Por tanto, la escuadra de Munitis se enfrentará al Cádiz, Lleida o Toledo y el Real Madrid Castilla al Cádiz, Lleida o UD Logroñés. Los blancos no se enfrentarán al Toledo ni los racinguistas a los riojanos, ni en esta ronda ni en la siguiente. Siempre que sea posible, evidentemente, y en este caso lo es.


El Sevilla Atlético y el Hércules de Alicante, dos terceros, se enfrentarán a los dos cuartos que dejen los campeones de grupo caídos y que no sean de su grupo. El filial sevillano no puede emparejarse con los gaditanos y los alicantinos tampoco se miden a los ilerdenses. El primer encuentro siempre será en casa del cuarto clasificado y la vuelta del tercero por lo que Sevilla Atlético, Hércules, Racing y Real Madrid Castilla serán visitantes este fin de semana. Ha sido una circunstancia bastante extraña que se hayan clasificado cuatro cuartos.




No hay rival sencillo depare lo que depare el bombo para el Racing. En principio parece que el Toledo es el preferido como rival, sobre todo porque es el viaje más cercano y es un equipo sin demasiada masa social o al menos menor que la del Cádiz. El Lleida es un equipo muy rocoso y la experiencia con el campeón del Grupo III ha sido penosa... Después de disputarse el Real Madrid Castilla 2 - UCAM Murcia 2 el lunes se ha podido comprobar que el nivel de los otros tres campeones de 2ªB es altísimo. En cualquier caso, es una suerte que los cántabros no se tengan que medir al filial madridista para pelear por el ascenso. 

Dioni está seco de goles


Marcó ante el Lealtad en Villaviosa saliendo desde el banquillo y han pasado 331 minutos sin volver a ver puerta. Cuatro partidos de sequía. Tampoco es tanto, pero a Dioni Villalba se le ve desesperado en el césped. Baja al centro del campo a recibir la pelota, trata de regatear rivales de tres en tres, recibe tarjetas por cometer faltas lleno de impotencia y acaba demasiado lejos del área rival. Antes de marcar en Asturias estuvo otros cinco partidos sin anotar e hizo dos al Valladolid B sin cuajar una buena actuación... Antes de anotar en el José Zorrilla había estado otros cuatro choques sin ver puerta. Goles demasiado esporádicos para la referencia ofensiva del conjunto que entrena Pedro Munitis.

Los buenos tiempos para Dioni en el Racing quedan bastante atrás. Marcó cuatro jornadas seguidas de la 16 a la 20. Si incluimos los partidos anteriores y los posteriores nos encontramos que de la jornada 13 a la 24 anotó ocho goles. Ocho tantos en once choques. Buenas cifras que hicieron que todos los elogios se centraran en el “delantero top”. En su presentación en verano el exdelantero racinguista y actual vicepresidente del club, Víctor Diego, definió al andaluz como un delantero top con una calidad extraordinaria para la categoría. Llegó a Santander tarde y en bastante baja forma por lo que le costó bastante alcanzar un nivel de forma optimo. Su talento está fuera de toda duda, aunque nunca ha sido un ‘9’ nato, sino más bien un segundo delantero o un mediapunta por el centro o por la izquierda.

Hasta la fecha ha anotado 13 goles en 38 partidos, 33 como titular contando el encuentro de Copa del Rey en Laredo. En 3005 minutos (en Liga y Copa) ha visto 10 amarillas y una roja, casi la misma cantidad que goles anotados. Dioni ha anotado un tanto cada 231,1 minutos, un gol cada dos partidos y medio. El gran problema es que no han acompañado los compañeros. Los siguientes máximos goleadores del Racing son Coulibaly con ocho tantos y Dani Rodríguez y Óscar Fernández con cinco cada uno. Poco bagaje ofensivo. El equipo no ha marcado en los dos encuentros ante el Reus, pero sí vio puerta en los cuatro últimos choques de la fase regular... No logró marcar ante el Tudelano, aunque sí disfrutó de muchas ocasiones.

La gran campaña goleadora de Dioni la vivió cuando tenía 23 años (actualmente cuenta con 26). Militaba en el Leganés en 2ªB e hizo 21 goles en 35 partidos. El exracinguista Pablo Alfaro era su entrenador y le obligaba a jugar más como delantero centro sin dejarle tanta libertad para retrasarse. Desde entonces no ha tenido continuidad y ha vivido cinco cambios de club sin asentarse. En el Deportivo de La Coruña en la temporada 2010/2011 también marcó 13 goles en 2ªB, junto con la actual campaña son sus mejores registros como goleador.

Las notas del Reus - Racing


Óscar Santiago   5/10
Atento. Salvó un mano a mano con Edgar Hernández. Cumplió dentro del desastre.

Borja San Emeterio   3/10
Lleva todo el año sufriendo problemas físicos. El gol llegó por su banda. Cuando el Reus no apretó tampoco se incorporó al ataque.

César Caneda   6/10
Mejoró en defensa, tampoco hubo apuros, y tuvo la mejor ocasión del Racing en un remate de cabeza.

Jon García   5/10
No se echó de menos a Mikel Santamaría. Aprobó en un partido sin demasiados apuros para la zaga.

Migue García   6/10
Muy bien en ataque cuando el Reus ya no se molestó en presionar ni atacar.

Fede San Emeterio   3/10
Revolucionado. Vio una amarilla y Munitis decidió retirarlo rápidamente. 

Borja Granero   4/10
Peleó mucho en defensa y trató de incorporarse al ataque. Muy voluntarioso, aunque sin acierto.

Álvaro Peña   4/10
Dejó detalles a ratos, pero no fue el futbolista dominador del centro del campo. El juego racinguista pasa por él, pero no tuvo su mejor día.

Óscar Fernández   3/10
Si el equipo no funciona el extremo de Renedo entra poco en juego. Tuvo un par de internadas infructuosas y poco más.

José Artiles   5/10
Las intenciones son buenas, pero no finaliza ninguna con verdadero peligro. Tiene calidad para dar ese pase al espacio, pero tal y como juegan sus compañeros no se aprovecha casi nunca.

Dioni Villalba   3/10
Fue el único delantero que alineó Munitis y en las últimas jornadas es un hombre desesperado y sin gol.

Dani Rodríguez   5/10
Saltó al campo a la media hora del encuentro y  mejoró un poco al equipo. Fue extraño que no entrara de inicio.

Isma Cerro   sin calificar
Ha tenido muchos más minutos de los merecidos a lo largo de la campaña. Salvo algún destello fugaz lo habitual ha sido que aporte muy poco. En el Camp Nou, nada.

Mohamed Coulibaly   sin calificar
Fue uno de los paganos del 0-3 en Santander. Salió tarde y sin tiempo para aprovechar su velocidad con un Reus ya replegado.

domingo, 29 de mayo de 2016

El bueno, el feo y el malo del Reus-Racing



El bueno
El bueno fue el Reus. Tan superior, tan equipo. Con el talento del portugués Vitor, con el pequeño David Haro marcando goles top, con Dinis y Olmo formando una pareja infranqueable en el centro de la zaga, con los laterales Ángel y Benito dando un recital de juego en la banda, con Rafa García, Folch y López Garai apropiándose del centro del campo… Son un señor equipo y muy bien entrenado por Natxo González. Enhorabuena por el ascenso a Segunda División. Lo merecen claramente y tiene pinta de que les irá bien. Ese ascenso confirma que tienen detrás un proyecto serio capaz de alcanzar la LFP en solamente dos campañas. Siento una sana envidia de esa fiesta de ascenso y de esa confección de la plantilla racional, incluso de que hayan apostado por la continuidad después de haber sido eliminados la temporada pasada por el Racing de Ferrol a las primeras de cambio en la fase de ascenso a Segunda. Eso dice mucho también.

El feo
‘Si lo sé no vengo’ fue un programa ochentero presentado por el eterno Jordi Hurtado. A los intrépidos concursantes les iban haciendo preguntas mientras tenían que resolver todo tipo de pruebas físicas que se iban acumulando para poner a prueba los nervios y su capacidad de estrés. “La eliminatoria se perdió en Santander”, afirmó rotundo Pedro Munitis al fracasar de nuevo en tierras catalanas. Si lo sé no vengo. Demasiadas tareas y preguntas a la vez. Nuestro entrenador es capaz de romper una roca a cabezazos con trabajo, pero incapaz de rodearla. El Racing no quería un gol pronto ni tarde, no lo tuvo… O peor todavía, lo tuvo en contra y rápido. La paparda continuada deja de ser paparda, lo escribí aquí mismo hace muchos meses y ya estamos acostumbrados a que este Racing ofrezca un ínfimo nivel habitualmente mientras que las buenas actuaciones se limitan a unos pocos minutos intermitentes y aislados… Incluso cuando gana al Coruxo de turno. Los errores no se han corregido y las mejoras han llegado con cuentagotas, así es complicado pensar en retornar a la LFP.

El malo
Los algo más de 300 cántabros que estuvieron en el Camp Nou de Reus presenciaron la tortura en vivo, pero miles de racinguistas se quedaron sin su ración de masoquismo verdiblanco. Falló el equipo de manera estrepitosa y falló la emisión en la televisión on line del Racing como si un ser superior hubiese decidido que era mejor no ver esa nueva debacle de los de Pedro Munitis. Solamente el amic Jordi con su Periscope –¡otra vez esta aplicación y el fútbol!– permitió atisbar el naufragio desde la grada del Camp Nou pobre. Holastream pudo finalmente conectarse en el minuto 90 a la señal que les cedía la televisión catalana… Justo para que pudiésemos ver las celebraciones en la ciudad de la Baix Camp. Máximo regodeo. No pudo haber nada peor. Al Racing se le ha visto un equipo cansando, desaminado y sin ninguna fe en el trabajo que realizan y que les mandan. Todavía hay tiempo de reaccionar y salir de la tumba… Pero este muerto no está muy vivo. Ningún muerto lo está salvo en The Walking Dead y ficción. No crea juego con fluidez, ni tiene gol, ni defiende correctamente, no domina el juego estático…

Fran Díez

Otro palo merecido


No hubo revolución en el once. No hubo emisión en streaming. No hubo espíritu de remontada. Ni épica ni juego ni nada. Ni un gol. Hubo repetición de errores en el planteamiento y corrección a la media hora. Hubo más de lo mismo. El Racing siguió siendo un zombi de serie B. No se reencontró con las buenas sensaciones ni se maquilló la pésima imagen de hace siete días. Adiós Reus, adiós ascenso. Ahora solamente queda olvidar.

A los seis minutos David Haro se encargó de disipar cualquier duda sobre una posible remontada montañesa marcando el 1-0. El pequeño futbolista del conjunto catalán volvió a ser top. Del ataque racinguista no se tienen noticias. El Reus Deportiu demostró estar a años luz de los santanderinos individualmente y como colectivo. Con el 1-0 había que meter cuatro tantos para superar la eliminatoria, los mismos que de inicio… En eso nada cambiaba. Cualquiera era consciente de que era igual de imposible meter cuatro que dos ante un rival que estaba un par de escalones por encima en todos los aspectos. Si el Reus hubiese forzado la máquina volvía a golear al conjunto que entrena Pedro Munitis con facilidad.


Un disparo flojo de Artiles a los 20 minutos con una volea desde el punto de penalti que atrapó Edgar Badía sin apuros era toda la reacción de un Racing comatoso. El entrenador del Barrio Pesquero retiró a la media hora a Fede San Emeterio, que ya había visto una cartulina amarilla, para dar entrada a Dani Rodríguez. El gallego no logró controlar un balón nada más salir dentro del área pequeña. A David Haro le anularon otro tanto por una falta previa de Edgar. Las ocasiones eran más claras para los catalanes. Afortunadamente, los locales ya estaban decididos a dejar pasar el tiempo y esperar las contras. Los deberes ya les tenían hechos. Los cántabros era incapaces de generar mucho peligro ni con ciertas facilidades.


En el minuto 42 Óscar Santiago salvó un nuevo gol local en un mano a mano con el ariete Edgar Hernández. Después se anuló un tanto a Dioni por fuera de juego bastante ajustado. Ni con ese gol hubiese habido ni un ápice de opciones de milagro para la segunda mitad.

En la segunda parte el Reus se dedicó a contemporizar y el Racing tampoco hacía pupa. Algún centro desde la banda y poco más. Un remate de cabeza en el minuto 50 de César Caneda que se fue dos metros fuera… Fue la única ocasión medianamente clara del encuentro para los racinguistas y llegó a balón parado.

El Reus Deportiu, bien armada atrás. se dedicó a dejar pasar el tiempo en la segunda parte para poder celebrar el ascenso. El Camp Nou era una fiesta en la grada. La suerte estaba echada. Ni con esa disposición pudo el Racing crear peligro para al menos empatar y recuperar algo de la autoestima perdida. No había recursos ni para eso. Ni reacción posible. Isma Cerro volvió a ser el arma secreta en ataque… Pocos argumentos ofensivos. El equipo estaba en shock desde el 0-3. El Racing arrastra problemas desde el verano pasado, como su pésimo juego a balón parado entre otros, que no se han solucionado. Para Munitis el equipo “compitió bien ante un gran equipo. Perdimos la eliminatoria en casa”. Competir, lo que se dice competir, el Racing no compitió nunca con el Reus. Han sido dos mundos lejanos y el ascenso parece algo de otra galaxia para los cántabros.


Reus Deportiu 1: Edgar Badía, Benito (Moyano, minuto 82), Dinis, Olmo, Ángel, López Garai, Folch, Rafa García, Haro, Vitor (Colorado, minuto 78) y Edgar Hernández (Fran Carbià, minuto 70)

Racing de Santander 0: Óscar Santiago, Borja San Emeterio, César Caneda, Jon García, Migue, Fede San Emeterio (Dani Rodríguez (Minuto 28), Borja Granero (Isma Cerro, minuto 58), Peña, Óscar Fernández, Artiles y Dioni (Coulibaly, minuto 75).

Árbitro: Aitor Gorostegui Fernández-Ortega (Colegio Vasco). Bien, alguna acción dudosa con los fuera de juego. Amonestó al local Vitor y a los visitantes Migue, Caneda y Granero, 

Gol: 1-0 David Haro. Minuto 6. Gran pase del portugués Vitor para Ángel y el centro del lateral lo recoge Haro para fusilar a gol dentro del área pequeña.

Incidencias: Lleno en el Camp Nou de Reus. 4.300 espectadores. Hubo celebración  e invasión de campo al final del encuentro. El Reus alcanza la Segunda División por primera vez en su historia.

¡R-E-M-O-N-T-A-D-A!


Llegó el día. El Racing tratará de dar la campanada en Reus, una labor casi imposible. La Bien Aparecida. Un milagro. El espíritu de Nando Yosu. O la gesta de los 300 espartanos en las Termópilas. Todo vale para aferrarse a la esperanza.

No será una misión suicida porque el primer objetivo será hacer un buen encuentro y recuperar la autoestima tras el 0-3 de la ida. Pedro Munitis aseguró cauto que su equipo no saldrá a lo loco ni a presionar desde el minuto uno. “No aguantaríamos ese ritmo, el partido nos irá dando… Se trata de recuperar sensaciones sin renunciar a nada”, aseguraba el técnico del Barrio Pesquero.

Unos 300 aficionados racinguistas, como los espartanos de Leónidas, estarán acompañando al equipo en un Camp Nou que tiene poco de nuevo y escasa comparación con el del FC Barcelona. Eso sí, sobre el verde todo es igual, todo es fútbol. El césped del campo de los de la Boix Camp es igual de largo que El Sardinero, 105 metros, pero tres metros más estrecho: 65 por los 68 del terreno de juego de los santanderinos. La hierba natural no está en perfecto estado y el verde presenta varias calvas e irregularidades, pero no es un mal terreno de juego.

En Santander o en Reus, los cántabros todavía tienen fe en una gesta histórica. Cuando el colegiado Aitor Gorostegui Fernández-Ortega pité el inicio la realidad irá determinando si es posible una hazaña de esas proporciones. El árbitro vasco juzgó esta temporada un loco Sporting B – Izarra que terminó con un 2-6. No estaría mal… Al Racing le ha pitado en una ocasión esta campaña, en el 0-0 ante la Arandina en El Sardinero. Hace un par de temporadas se quedó sin ascender a Segunda por un error en un encuentro de play-off de ascenso. El trencilla vasco a sus 32 años es un auténtico veterano en la categoría de bronce en la que lleva ya 11 temporadas.

El ascenso directo a Segunda División está en juego. El botín es demasiado importante como para tirarlo por la borda. No habrá revolución en el once del Racing y todo parece indicar que Munitis volverá al libreto anterior a la debacle con Dani Rodríguez o Artiles como interior izquierdo renunciado a los tres mediocentros de inicio. Pumpido y Francis, ambos por lesión, son las únicas bajas. Si no hay gesta el gran objetivo es realizar un papel digno que haga olvidar la penosa imagen que dejó el Racing hace siete días. Recuperar la confianza para afrontar las otras dos eliminatorias de la repesca.


El Reus tiene un ascenso histórico en la mano. El equipo de la ciudad en la que nació Gaudí nunca ha estado en Segunda División. Esta es su segunda fase de ascenso a la categoría de plata. Nunca antes estuvo tan arriba. Por eso su entrenador, Natxo González, un auténtico experto en este tipo de play-offs quiere, poner la calma: «No nos conviene contagiarnos de la euforia». El entrenador vitoriano no tiene bajas, recuperó a Fran Carbià, el único futbolista que tenía tocado. También ha jugado a esconder sus cartas. Los catalanes tienen muchas posibles variantes en sus planteamientos aunque en casa suele ser titular Edgar Hernández, de sus 12 goles 11 los ha anotado jugando local. Con el delantero alto de referencia tendrán más opciones para jugar replegados y eso también motivaría que David Haro se escorase a la banda para hacer sufrir a Migue, que volverá a ejercer de lateral zurdo.

El adiós del Racing B


El filial racinguista despidió la temporada cayendo de nuevo ante las Las Palmas Atlético por la misma diferencia que en el partido de ida, 0-1. Fueron cadetes contra juveniles de último año. No hubo opciones para los cántabros. La diferencia física entre ambos era evidente, incluso a ojos vista. Los canarios tienen varios futbolistas de 24 años, 23, 22… En el Racing B el mayor es Axel con 22. Se nota la diferencia en muchos aspectos.

La envergadura de los isleños, que sacaban la cabeza a los racinguistas, fue un suplicio en las jugadas a balón parado. Las dos escuadras se vieron superadas por la presión adversaria y ninguna de las dos pudo desarrollar su juego. El Racing B no desplegó su habitual buen trato al esférico y sucumbió con impotencia.

La primera gran ocasión del encuentro llegó al cuarto de hora y fue para el filial de la Unión Deportiva Las Palmas. Un error grave del central Javi dejó a Jefte solo delante de David, pero el disparo del delantero canario salió demasiado cruzado y se fue fuera por poco. El conjunto de Estaban Torre había salido con muchas ganas, pero poco a poco los visitantes se fueron haciendo con las riendas del partido. Al árbitro vasco Palencia Caballero le costaba hacerse con las riendas de sus propios zapatos… El partido estuvo parado unos cuantos minutos mientras se ataba los cordones de su bota.


El Racing B lo intentaba pero no llegaba a crear verdadero peligro. Un disparo de Sergio se estrelló en la muralla de defensores canarios. Las Palmas Atlético reclamó un posible penalti por mano de un defensor cántabro en otra acción. Ninguno de los dos conseguía llegadas claras y se perdían en un juego espeso y trabado. Salvo en los saques de esquina, el Racing no lo pasaba mal.

En el minuto 42 el francés Manu Delgado presionó al portero canario y el despeje del arquero llegó a rebotar en el cuerpo del racinguista, pero salió hacia fuera. Prada estuvo a punto de internarse dentro del área con acierto y el balón pegado al pie, pero le rebañaron la pelota en el último instante. Y de nuevo, Manu Delgado, muy voluntarioso, remató en un falta lateral con cierta intención. No llegaban ni a la categoría de ocasiones, pero el filial de los santanderinos trataba de remontar la eliminatoria.

Nada más comenzar la segunda mitad, en el cuarto saque de esquina que botaba Las Palmas llegó el único gol del partido. Cada córner era un suplico para los racinguistas, así que se intuía algo similar. Óscar Pérez remató con soltura a gol una jugada mal defendida. Los rivales eran muy superiores en esta faceta del juego. Era el minuto 53 y el duelo moría. Sobró todo lo demás.


A partir del gol, el partido se tornó todavía más trabado y las defensas se impusieron. El Racing B no lograba hacer fluir su juego ante un equipo amarillo que presionaba bien y que estaba colocado con orden. Tenía más oficio y más físico. Ellos tampoco eran capaces de trenzar jugadas ante unos locales que trataron de recortar distancias con más fe que argumentos sólidos. Un disparo de falta directa de Laro Setién o un chut de Richi que se estrelló en el lateral de la red fueron las acciones más peligrosas.

Con esta derrota agridulce se puso fin a una campaña notable del Racing B. Terminaron terceros, a dos puntos del líder, en una máxima categoría del fútbol cántabro que tenía mucho nivel esta campaña. Fueron el equipo más goleador del grupo con 90 goles en 38 partidos y ofrecieron momentos de un juego brillante, que desgraciadamente no apareció en el último choque de la temporada, sobre todo porque enfrente tuvieron un rival muy serio. La temporada próxima llegará otra etapa en el Racing B con nuevo entrenador al frente y seguramente serán pocos los futbolistas que logren el salto al primer equipo.


Racing B 0: David Puras, Axel, Jesús Puras, Javi Gómez, Borja Ares, Alberto (Álex, 84), Prada (Javi Cobo, 60), Sergio Ruiz, Manu Delgado, Unai y Laro Setién (Richi, 75).

UD Las Palmas Atlético 1: David, Álvaro, Borja, Óscar, Pablo, Eric, Nili, Matías (Nico González, 76), Manu Dimas (Juanma, 68), Fuli y Jefté (Samuel, 86).

Árbitro: Palencia Caballero (vasco). Amonestó a los verdiblancos Borja Ares, Unai, Javi Gómez y David Puras, así como al canario Jefté.

Gol: 0-1. Minuto 53. Óscar Pérez.

Incidencias: Instalaciones Nando Yosu. Más de 1.500 espectadores. Terreno de juego en buen estado.

jueves, 26 de mayo de 2016

Munitis: “No es tan importante meter un gol pronto"


La rueda de prensa de Pedro Munitis ha dividido hoy a la afición racinguista. El equipo parte mañana en autobús rumbo a Reus y por eso el entrenador compareció ante los medios de comunicación un día antes de lo habitual. La polémica ha vuelto a encenderse a raíz de que el técnico achacase, en parte, la contundente derrota sufrida ante los catalanes a la ansiedad que padece el equipo ante ambientes demasiado festivos en El Sardinero. “El haber conseguido el primer puesto en la última jornada hizo que no estuviéramos preparados para encontrarnos con dificultades. Fue todo una fiesta, desde el recibimiento y quizá hubo demasiada euforia durante toda la semana. Eso quizá nos hizo perder la objetivad y entender lo complejo que es ascender y cada partido de playoff. Veníamos preparados para cosas positivas y no para lo que nos encontramos en el minuto diez. Esto prácticamente nos borró del campo. En defensa no creo que tuviéramos grandes problemas. Nos hicieron cinco ocasiones, llegadas muy claras todas ellas, pero siempre en situaciones en las que estuvimos bien plantados. La ansiedad nos hizo comentar fallos que no veníamos cometiendo a lo largo de toda la temporada”, expresó el exdelantero del Barrio Pesquero.

Una parte de la afición cántabra reclama un mayor porcentaje de autocrítica en el entrenador como máximo responsable de la debacle sufrida ante el Reus. Lo cierto es que Munitis lleva en el ojo del huracán desde el inicio de la campaña. “Tratamos de darle la mayor normalidad a esa derrota, lo sucedido ha sido un accidente. No creo en las casualidades. Quizá no veníamos preparados al partido para encontrarnos con algo negativo tan pronto por las ganas que teníamos de ofrecer a nuestra gente un buen espectáculo y poder ganar el partido… Nos llevamos un sopapo en el minuto diez y no supimos reaccionar y a partir de ahí dejamos de ser nosotros. Fue un partido atípico y pasaron cosas que no nos habían ocurrido a lo largo de la toda la temporada. Ahora debemos darle normalidad, retomar lo que somos, volver a trabajar e ir con la mentalidad de ganar este partido y a partir de ahí no renunciamos a nada”, analizó.

El vestuario está recuperado del mazazo del domingo, según Munitis: “Estamos preparados para competir otra vez. A medida que ha ido avanzando la semana el equipo se ha ido recuperando. El entrenamiento del miércoles fue de menos a más y hoy hemos entenado mejor. El equipo está preparado y con ganas de competir otra vez”.


El equipo viaja el viernes, tal y como estaba programado antes de la derrota, para transmitir que no se tira por la borda la eliminatoria. Después del 0-3 se había valorado un desplazamiento el sábado que finalmente se desestimó. “Viajamos el viernes porque no damos por perdida esta eliminatoria, queremos competirla hasta el final y si no pensara que tenemos alguna posibilidad de darle vuelta en vez de ir el viernes o el sábado nos quedábamos en casa y no iríamos”, aseveró en la sala de prensa de los Campos de Sport. “Sabemos que es una misión complicada, pero lo primero que nos planteamos es volver a retomar buenas sensaciones y a partir de ahí tratar de ganar el partido sin renunciar a nada. En un partido de fútbol puede pasar de todo… Sería un error ir a lo loco desde el minuto uno, no seriamos capaces de mantener ese ritmo durante todo el encuentro. Lo primero es reencontramos a nosotros mismos. No estuvimos nada bien el domingo y debemos intentar que el equipo vuelva a sentirse fiable, seguro y capaz de competir”, explicó el técnico. De nuevo, los hinchas han interpretado ese mensaje como una actitud muy conservadora.

En ese sentido, Munitis trató de argumentar por qué no deben salir en tromba buscando un gol tempranero: “No podemos salir a jugar pensando que tenemos que marcar tres goles de inicio. El partido nos lo va ir dando. Lo primero es encontramos a nosotros mismos y ganar el choque. No creo que sea tan importante meter un gol pronto. Si somos capaces de ir por delante en el marcador en la primer parte o marcamos al principio de la segunda mitad les pueden venir las dudas, hay infinidad de casos de remontadas… Sin ir más lejos el Zaragoza con el Girona en el playoff de ascenso a Primera de la temporada pasada. Si vamos pensando que si al comienzo  del partido no henos metido un gol estamos fuera, eso nos va a generar una ansiedad que va ser difícil de competir con ella y podemos encontramos con lo del otro día en casa".

Después de dos entrenamientos a puerta cerrada el entrenador descartó que fuese haber muchos cambios en el once o de sistema. “No vamos a hacer ninguna revolución”, zanjó. Munitis sí que confirmó que Migue seguiría en el lateral izquierdo: “En principio sí, necesitamos tratar de ir a por el partido. Creo que no tuvo mayores problemas en acciones individuales y tampoco sufrió en exceso. Aunque los problemas llegasen por esa banda izquierda él personalmente no fue culpable en ninguna de las acciones. En la jugada del primer gol tiene la mala fortuna de que le pasa el balón entre las piernas, pero estaba delante del jugador rival y había sido capaz de reaccionar y de cogerlo. Lo vamos a mantener”. El que se ha recuperado ha sido el gallego Dani Rodríguez, que sufrió un esguince el domingo. El centrocampista podría regresar al once, precisamente en ese carril izquierdo acompañando al jienense.

La ansiedad


Martes por la mañana, el director de este medio me manda un whatsapp amenazador: “¿Oye, cuando me vas a mandar la contra?”. Tardé en contestar, como el alumno indisciplinado que no ha cumplido con su obligación. “Me pilla fatal, son días complicados y además tengo la moral por los suelos desde el domingo”. No me apetecía escribir. Abría y cerraba el Word frenéticamente y así no hay forma de sacar una contracrónica. He escrito de todo estos últimos días. Cosas variopintas e inesperadas que por discreción y contrato no puedo revelar ni aquí ni en ningún sitio. Habría escrito de todo, desde esquelas hasta la lista de la compra, desde discursos de Ignacio Diego hasta tuits de Revilla, desde chistes de Arévalo a guiones de Gym Tony, artículos del Hola y editoriales de OKDiario pasando por videos de Aless Gibaja. De todo oigan, habría escrito cualquier cosa antes que escribir esta miserable contracrónica después del miserable partido de la miserable tarde de domingo del miserable playoff de ascenso a la miserable Liga Adelante.

Martes por la noche, el director insiste: “¿Cuento contigo mañana?”. “Cuenta conmigo”, contesté como un cobarde. Y a la mañana siguiente seguía sin cumplir. Pillé un taxi antes de la primera hora de la mañana y saqué el ordenador portátil para darle a la tecla mientras voceaba Carlos Herrera y Madrid se desperezaba entre porras y cafés con sacarina. El taxi, contemplando los glúteos de una atrevida ciclista por Alcalá, quiso que aportara mi testimonio sobre la escultural y femenina versión del Miguel Indurain. “Debe de ser asqueroso estar con una tía que tiene más músculos que tú, ¿no cree? Yo nunca he estado con un tío, pero imagino que debe de ser lo mismo”, filosofó. Aparté el ordenador portátil, coloqué el pulgar y el índice sobre mi tabique nasal como aquel que no puede con el mundo o con la soberana soplapollez que acaba de oír: “Pues si le digo la verdad, no opino al respecto”. Pensó el taxista que esto era una invitación a proseguir con su sesudo análisis: “Hombre, una mujer tiene que tener ahí su buena chica, no le digo que se tiene que recoger las carnes con una faja eh, bueno, no sé”. Cerré el fichero que llevaba por título “Munitis tiene la culpa”, recogí el ordenador, pagué, salí, toreé con sumo arte un Skoda y un Peugeot y traté de borrar de mi mente la imagen de una señora entrada en carnes encorsetada en una faja.


Miércoles por la noche. El director desesperado: “Oye, que ya si eso, déjalo para la contraprevia”. Conté la verdad: “Mira, es que no puedo, tengo ansiedad y me bloqueo, no me sale nada”. “Como el Racing” contestó. Quedamos en que al día siguiente trataría de producir algo, ni bueno ni malo, algo para salir del paso. “Mañana hay rueda de prensa de Munitis, ya si eso le sacas partido”. Jueves a mediodía. Munitismo en estado puro. Esta vez desenfundé yo el Whatsapp: “Ya lo tengo, pones la rueda de prensa del entrenador así, literal, y ya hay crónica. Yo no llegaría a hacer tanta gracia ni queriendo ni sin querer”. El director se mosqueó. “A ver, llevas desde el lunes sin escribir y ¿ahora quieres que la contra sea la rueda de prensa de Munitis?”. “SÍ”, respondí en mayúsculas. “¿A que es buena idea eh?”, me regodeé. Con modales discutibles me mando al rincón de escribir y me dijo que no conseguiría vencer mi ansiedad ni cumplir con mi compromiso con un copia y pega de rueda de prensa y que eso era tomarle el pelo a los lectores. Traté de hacerle ver que eso no era nada comparado con la tomadura de pelo del entrenador del Racing a día de hoy. “Este no es el debate”, dando por zanjado la conversación.


Ansiedad. Una extraña sensación que todos podemos conocer en algún momento cuando la responsabilidad nos atenaza. O tampoco. El taxista cincuentón y fondón del martes sentía ansiedad al imaginarse mantener relación íntimas con una mujer ciclista 30 años menor que él y una firmeza glútea por encima de la media nacional. La ansiedad es buena cuentan los libros de autoayuda que Munitis se compra en los aeropuertos. O no. O sí. Yo que sé. Y si la ansiedad es sólo una excusa. Todo el año con que “el campo estaba en mal estado” y hoy “que el campo estaba demasiado eufórico”.

Como soy tonto, me tragaré el partido del domingo. Con la fe de los imbéciles y de quien ha aguantado esta triste temporada. No se escondan más por favor, cuerpo técnico y jugadores, y comparezcan, desde el minuto uno, a tratar si se puede de levantar este desastre. Y que el lunes no me cueste tanto escribir que el Racing no ha subido a Segunda, pero que la temporada no está perdida. Se lo pide mucha gente humilde y trabajadora que sí tiene ansiedad por el hoy y el mañana y que viene al campo los domingos, en comunión, a celebrar que durante dos horas no hay cosa más grande ni más importante que el Racing. Por ellos, joder, por ellos.

Pierre Mahe

miércoles, 25 de mayo de 2016

Secuestro racinguista


Ayer se realizó un simulacro de secuestro de un avión en la pista del aeropuerto Seve Ballesteros. Dos hombres se apoderaban de un vuelo procedente de Madrid y exigían la liberación de sus familiares en un campo de refugiados de Siria. Se ensayaba la respuesta a una gran emergencia y si hablamos de emergencias el Racing siempre tiene que estar implicado.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea, que pertenece al Ministerio de Fomento, organiza cada año dos ejercicios de este tipo en distintos aeropuertos del país. Ha tocado el de Cantabria y enseguida han captado la esencia de la comunidad porque entre los supuestos secuestrados, que eran militares desempeñando un papel, había un futbolista del Racing al que amenazaban con matar… Al principio se especuló con que fuese el entrenador, sobre todo después de lo del domingo.

No puede haber tragedia en la que no esté implicado el club racinguista. Lo que nos faltaba. También se contempló durante unas horas la posibilidad de que los secuestradores no fueran árabes sino haters del Racing que gritaban como posesos “¡Convenio de patrocinio no!” en lugar de “¡Alá es grande!”.

Hubo momentos de tensión cuando los secuestradores exigieron la destitución inmediata de Pedro Munitis, pero el del Barrio Pesquero anunció que iba para el aeropuerto y empezaba a zarandear el avión y todo su plan se vino abajo.

Un negociador entretuvo a los terroristas mientras las dos mejores unidades de intervención en operaciones especiales de España –la UEY de la Guardia Civil y los GEO del Cuerpo Nacional de Policía– se preparaban para entrar en el avión a la fuerza. Como parte del propio simulacro, la noticia del secuestro se filtraba a los medios de comunicación y el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, tenía que ofrecer una rueda de prensa en el aeropuerto para informar de la situación. Al mismo tiempo, uno de los rehenes simulados se conectaba a las redes sociales para informar de la situación en el interior del avión. Y un medio digital comenzaba a informar en directo gracias a un informador en el interior de la aeronave secuestrada. La tensión se fue elevando dentro del avión y un rehén recibió un disparo. Otro pasajero sufrió una crisis diabética y tuvieron que llevarle insulina. Mientras tanto, los familiares de los secuestrados comenzaban a llegar al aeropuerto. Finalmente, se descubría que en el vuelo había un magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria y un jugador del Racing, al que los secuestradores amenazaban con matar. No especificaban si acababan con él si no jugaba bien o si querían que no le alineasen nunca más... Todo muy de película.

Tras varias horas de negociación, se produjo la rendición de los secuestradores y todos fueron liberados. La presión de la gente afectó mucho a los terroristas, que se vinieron abajo al ver a tanta gente con bengalas cerca del avión. Este simulacro puede servir para el secuestro del autobús de las peñas que viajará a Reus... Igual el domingo el Racing fue una célula durmiente y despiertan en Reus con un bombazo, un atentado que sirva para remontar el 0-3.

martes, 24 de mayo de 2016

Si el Racing remonta


La afición del Racing es única. Inasequible al desaliento. Es el mayor activo que tiene el club. Siempre apoyando a los suyos, dispuesta a arrimar el hombro y sobre todo, muy activa en la vida real o virtual. Después del varapalo del domingo, el lunes por la noche en hashtag #SiElRacingRemonta lanzado por Postureo Cantabro se convirtió en trendic topic nacional. Los aficionados iban escribiendo las locuras que serían capaces de hacer si su equipo es capaz de remontar un 0-3 en Reus el próximo domingo a la seis. Era una manera de darse ánimos unos a otros y también de transmitir a la plantilla que no había que tirar la eliminatoria, que había que mantener una vela encendida a la esperanza… A veces, se producen milagros… Nunca se sabe.


El Camino de Santiago, raparse el pelo, la barba, tatuajes o leerse 'La prueba del laberinto' de Sánchez Dragó. Todo vale si el Racing remonta un 0-3 al Reus. Si finalmente salta la sorpresa en el estadi Camp Nou habrá algunos que corran a borrar sus tuits.



Ha habido otras iniciativas en esta vía de tratar de recuperar la moral y la autoestima de la plantilla y los aficionados, del racinguismo al completo. Una agencia de diseño nos recordaba con mucha originalidad que la única manera de ver a un racinguista tirar la toalla en El Sardinero es esta…


Desde luego, lo del Racing de Santander sí que es sufrimiento y no lo del Atlético de Madrid. La plantilla que entrena Pedro Munitis disfruta hoy de día de descanso. Lo mejor para desconectar. Mañana regresan los futbolistas a los entrenamientos con las bajas por lesión de Pumpido, Dani Rodríguez y el capitán Francis. Los hermanos San Emeterio también siguen renqueantes... Todos los jugadores están muy tocados y con la moral por los suelos. Han hecho trabajo psicológico desde el cuerpo técnico y harán más. El grupo viajará el viernes a tierras catalanas con la ilusión y el aliento de miles de cántabros. Desde la APR, la Asociación de Peñas del Racing también se recuerda que hay plazas para el viaje organizado saliendo el sábado para pasar la noche en Salou y regresar después del partido. Y si el Racing remonta...

El leñador cántabro del UCAM


El Universidad Católica de Murcia, el UCAM, reparte sus buenas hostias... Perdón, Señor, perdón por este pecadillo fácil. Los murcianos ganaron 2-1 en la otra eliminatoria de campeones de 2ªB exhibiendo un juego bastante rudo muy criticado por la prensa madrileña. El filial del Real Madrid se adelantó en el marcador, pero no pudo superar posteriormente a un UCAM que terminó imponiendo su oficio con la permisividad del colegiado y también perdonando de cara a la puerta rival. El perdón católico. La visión de los locales de la guerra en La Condomina fue muy diferente a la que tuvieron los blancos y Pedro Reverte, el director deportivo de los universitarios, considera que "es muy injusto ese trato de los medios, durante toda la temporada no hemos sido un equipo duro y ellos han visto más cartulinas que nosotros en la fase regular. El trato que nos han dado es inmerecido. Para mí son acciones propias de un partido en el que nos estamos jugando el ascenso. Que cada uno saque sus propias conclusiones".

En el Racing-Reus no hubo ni una patada. Incluso algunos echaron en falta esas propias de una partido con un ascenso en juego. Alguna falta fuera de tono motivada por la impotencia del conjunto santanderino y poco más. Dioni y Fede San Emeterio vieron las dos únicas amarillas en un arrebato de desesperación.


El que más leña repartió en la vieja Condomina fue un central cántabro: Fran Pérez, que comparte nombre y apellido con el actual capitán del Racing, Francis Pérez Malia. El santanderino, Francisco Pérez Caso, es un defensa de 30 años y 1,91 que milita en el UCAM por segunda campaña consecutiva. Es un valor seguro en 2ªB. Antes estuvo en el Cádiz, Lugo (logró el ascenso a Segunda con Quique Setién en el banquillo y disputó 12 encuentros en la categoría de plata con los lucenses), Barakaldo, Lemona y Escobedo, su equipo en Cantabria. Esta temporada ha sido titular en 31 encuentros con los murcianos. Es un fijo en la zaga y baluarte en la zaga y en el juego aéreo de su club. Algunos aficionados racinguistas se preguntarán por qué motivo no está jugando en Santander, reforzando una plantilla con serios problemas en los balones aéreos... Cosas del fútbol. En Murcia está encantado y además estudia Grado de ingeniería informática en la Universidad Católica San Antonio de Murcia, la UCAM.




El cántabro vio una cartulina amarilla en el minuto 26 por una entrada brutal a Febas, aunque el árbitro andaluz ya le había perdonado otra anterior sobre Javi Muñoz, seguramente también merecedora de roja. En este tipo de encuentros se marca el territorio. Todo un homenaje al presidente de honor del Racing, Tuto Sañudo. Si es cierto que posteriormente Fran Pérez recibió una entrada por detrás de Mariano, sin balón de por medio, muy fea. El delantero del Real Madrid Castilla tuvo que ser expulsado por ello. Al fin y al cabo, central santanderino siempre se lanzó al césped tratando de alcanzar el esférico...

El técnico de los blancos, el ex racinguista Luis Miguel Ramis, criticó en la sala de prensa después de terminar el choque la "violencia" del UCAM. “En la segunda parte se ha producido una entrada escalofriante justo delante de nuestro banquillo sobre Borja Mayoral. El chico ha saltado a tiempo porque a lo mejor no vuelve a Madrid con el equipo ni a jugar más con nosotros”, narró compungido Ramis. El entrenador del Castilla cargó especialmente contra el colegiado.

El partido de vuelta entre los madrileños y murcianos se jugará el lunes a las ocho de la tarde, pese a que el UCAM ha presentado una reclamación por ello a la Federación. El Real Madrid alega que no se puede disputar antes debido a la final de la Liga de Campeones y a los posteriores actos de celebración que acogerá la capital. Por tanto, no era viable organizarlo ni el sábado ni el domingo. La competición europea retrasará el sorteo de la fase de ascenso a Segunda, que en lugar del lunes, como es tradicional, pasará al martes. Así que indirectamente la final de Champions perjudicará al Racing, que tendrá un día menos para planificar viaje y estudiar al rival... Si es que es no supera la eliminatoria ante el Reus, lo que implicaría jugar a domicilio el siguiente compromiso.

lunes, 23 de mayo de 2016

Caneda: "Hay que recuperarse de este mazazo"


Esta derrota ha sido un mazazo para todo el racinguismo.
Sí, sobre todo por la ilusión que habíamos puesto en este partido. El fútbol tiene estas cosas, ahora hay que levantarse de este golpe y afrontar el siguiente partido como una nueva oportunidad para seguir creciendo e intentar darle la vuelta a la eliminatoria.

El Reus ha pasado por encima del Racing.
La verdad es que sí. No ha sido un partido parejo. El primer gol nos ha hecho mucho daño tan temprano. Luego el segundo de estrategia nos ha rematado. Lo hemos intentado más con el corazón que con la cabeza y no nos ha salido muy bien.

Queda la opción de la repesca…
Lo bueno que tiene haber quedado primero de grupo es que te dan otra oportunidad, de todas formas vamos a intentar quemar todos los cartuchos en este partido de vuelta y tratar de pasar la eliminatoria en Reus.

¿Ha pesado la responsabilidad?
No, durante todo el año sabíamos en que club estamos y la responsabilidad que tenemos delante de nuestra gente. No nos ha salido el partido que esperábamos evidentemente, pero ahora tememos que demostrar lo unido que está este grupo y afrontar el partido con esperanza.

La semana será muy complicada.
Se hará muy dura con este resultado, muy dura, pero nos hemos levantado de otras peores y vamos a darlo todo.

¿Qué ha pasado para que el Reus mostrara tal superioridad?
Por el resultado sí, teníamos las sensaciones de no haber encarrilado bien el inicio del partido y no haber estado más juntintos. A toro pasado todos los fallos cometidos se ven más fáciles, pero hay que recuperarse de este mazado.

Posibles rivales para la segunda ronda


Todavía queda un partido de vuelta en Reus y hay que mantener cierta fe... O al menos la ilusión de que el Racing realice allí un buen partido, aceptable, y consiga recuperar su autoestima muy dañada tras el 0-3 en El sardinero. Ya casi no cabe pensar en el ascenso directo, pero sí al menos exigir dar una imagen de conjunto competitivo en la categoría.

En las dos siguientes rondas el Racing tendrá el factor campo a favor y jugará el encuentro de vuelta en casa. Algunos técnicos prefieren que sea a la inversa, pero con el poderío y el empuje que ha demostrado la afición racinguista disputar los encuentros de vuelta en El Sardinero puede suponer un plus para la escuadra de Munitis.

Los cántabros se enfrentarían a un cuarto clasificado de los otros tres grupos si ellos superan su eliminatoria: Cádiz, Lleida o Toledo. En principio, parece que los ilerdenses, que ganaron 1-0 al Barakaldo, lo tienen mejor para estar en el bombo. Toledo y Cádiz empataron a cero, los manchegos en su casa ante el Real Murcia y el Cádiz en el Carranza ante el Racing de Ferrol. En caso de que no haya "cuartos" clasificados los dos campeones que se han quedado sin ascenso directo se enfrentarían a un "tercero" de un grupo que no fuese el suyo por lo que habría que añadir a la lista de posibles rivales al Socuéllamos, Sevilla Atlético y Hércules de Alicante. Por supuesto con la premisa de que logren superar su eliminatoria. El filial sevillista y el Socuéllamos se enfrentan entre sí, 1-1 en la ida, por lo que solamente podrá ser uno de ellos. Los alicantinos del exracinguista Mariano ganaron 0-1 en el Ciudad de Tudela.

En cualquier caso el próximo rival de los racinguistas saldrá de algunos de estos seis equipos: Cádiz, Lleida, Toledo, Socuéllamos, Sevilla Atlético y Hércules de Alicante. No puede ser otro. El Racing jugará seguro, salvo milagro en Reus, dos partidos lejos de Santander, y volverá a casa dentro de tres semanas, el 12 de junio.