miércoles, 30 de noviembre de 2016

Valverde no se fía del Racing


Ernesto Valverde no quiere confianzas ante el Racing. Lógico. En las últimas cuatro eliminatorias coperas los cántabros han eliminado al Athletic. En la rueda de prensa previa al duelo de los dieciseisavos de final entre cántabros y vascos el técnico ha querido encender la luz de alarma. No quiere la más mínima relajación. «Es el peor partido del año para el entrenador, en el que peor lo paso. Tenemos que mentalizarnos bien. Va a ser complicado y difícil porque solo lo veo yo, los demás no. El Racing tiene argumentos como para meternos en un aprieto y motivación absoluta», declaró el técnico.

Valverde ha querido recordar el sufrimiento de campañas pasadas para superar rondas ante rivales modestos, al igual que Viadero apelaba por la mañana a las gestar coperas que se producen en algunas ocasiones. «El año pasado en La Línea ganamos 0-2 pero fue un partido difícil. Hace dos empatamos en el último minuto contra el Alcoyano y aquí ganamos 1-0 justos. Son cosas que a veces suenan como huecas, pero hay que plasmarlo. Tomar esto como un paso más, porque queremos seguir en la Copa, y respetando al rival», aseguraba el Txingurri.

Debido a la proximidad con el conjunto cántabro y a las numerosas veces que se han medido ambas escuadras en la máxima categoría, para Valverde este partido «no es un derbi, pero casi». «Siempre hay un buen ambiente, fuerte. Ellos siempre van a querer ganar y a nosotros más todavía. Encima la historia les avala porque ya nos han eliminado alguna vez, pero no tenemos ningún tipo de excusa, ni la quiero poner. Tenemos que ir allí a vencer con todo lo que tenemos. Nuestra intención es pasar, de la misma manera que la suya es dar la sorpresa, pero no tenemos nada ganado, todo lo contrario». La derrota 3-1 ante la Unión Deportiva Las Palmas que entrena Quique Setién ha levantado las orejas de los leones.

El técnico rojiblanco ha mencionado al goleador racinguista Dani Aquino en la sala de prensa y ha destacado el poder ofensivo de los santanderinos, ajeno a la crisis de puntería del Racing. «Van segundos en su categoría y Aquino está haciendo muchos goles. Están obligados a jugar hacia adelante y arriba tienen jugadores que desbordan bien. En estrategia, en faltas directas y en los córner, hay que tenerlos en cuenta», declaró antes de que diera comienzo el entrenamiento en Lezama. Un partido que llega tres días después de la mala imagen ofrecida por el Athletic en Las Palmas. «Tenemos que activarnos después de eso, y mirarlo bien. Perdimos, no estuvimos bien y cuando reaccionamos para ganar ya íbamos 2-0 a pesar de no haber recibido mucho. En casa sí estamos bien y mejor en cuanto a situación de sumar puntos y tener más opciones, pero fuera nos está costando. Tenemos problemas con el balón, con el juego, a pesar de que hicimos un gran esfuerzo».

Sobre el posible once titular no ha dado pistas el técnico. No lo debe tener claro ni él. Para la Copa Valverde tenía pensado reservar a Aduriz y Raúl García pero ambos deberán cumplir partido de sanción el domingo ante el Eibar, por lo que «es posible» que jueguen frente al Racing. «Me ha trastocado los planes porque pensaba que podrían descansar». Lo mismo sucede con Villalibre, que en principio fue reclutado del filial para entrenar con el primer equipo y cubrir estas ausencias en el duelo copero. Tendremos que valorarlo», meditó.

El Racing es todo ilusión


Buen ambiente. Ilusión. Un sueño. Así es la Copa. El Racing volverá a entrenar el jueves ante del partido de dieciseisavos de final ante el Athletic. Un jueves a las diez de la noche. Un horario que no frena las ganas de los jugadores y aficionados racinguistas.

Solamente hay un jugador confirmado oficialmente en el once inicial del Racing, el portero de Cayón Raúl Domínguez. La duda de Ángel Viadero es sí incluir en el centro de la defensa a Israel Puerto junto a Samuel Llorca y desplazar a Mikel Santamaría al lateral zurdo. Por la derecha jugará David Córcoles. Se caería del once el argentino Leonel Bontempo, que ha tenido unas últimas actuaciones bastante malas. El entrenador considera que el futbolista está algo “saturado”, quizá por haber acelerado mucho los tiempos de su pretemporada exprés.

En el centro del campo el Racing presentará lo que tiene porque Viadero no recupera a ninguna de las cinco bajas que tuvo en Mieres: Granero, César Díaz, Julen Castañeda, Óscar Fernández y Sergio Ruiz. Para el doble pivote Álberto y el ex del Athletic Álvaro Peña con Coulibaly por la derecha y Heber Pena por la izquierda. El canterano Somavilla podría entrar en la convocatoria para dar un relevo al extremo gallego. Laro Setién podría hacer lo propio con el africano. En la punta de ataque volverá a formar el goleador Dani Aquino y el onubense Caye Quintana. “Para conseguir un buen resultado ante el Athletic tenemos que hacerlo casi todo bien, rendir a un nivel altísimo y que ellos no tengan un día bueno”, comentó un Viadero que apeló a la “magia del fútbol” en este tipo de eliminatorias entre un club de menor categoría y otro de la máxima. El entrenador cántabro recordó que “no sería la primera vez, ni tampoco la última, que un conjunto de Segunda B elimina a un rival de Primera División aunque es más complejo a doble partido que a uno sólo. Ya si nos metiésemos a series como en el baloncesto pues el porcentaje de opciones del pequeño disminuiría cada vez más. De momento tenemos dos partidos y hay que afronta el primero”.


El llamado ‘Duelo del Norte’ vuelve a reeditarse cinco campañas después, la última visita del Athletic a Santander fue el 22 de abril de 2012 y acabó con triunfo visitante gracias al tanto marcado por Toquero. En las últimas cuatro eliminatorias coperas entre ambas escuadras norteñas los cántabros han eliminado al Athletic en todas ellas.

Se espera una entrada de algo más de 10.000 espectadores, pese al horario nocturno. El árbitro será José Luis Munuera Montero, colegiado jienense de Primera División. El partido también contará con un balón de nivel y no el horroroso Errejota.

martes, 29 de noviembre de 2016

Asier Villalibre, posible debut en El Sardinero


Santander podría ver el debut de Asier Villalibre con el Athletic en competición oficial. El delantero le marcó de penalti al Racing este verano en un amistoso disputado en Villaviciosa. Mikel Santamaría le derribó dentro del área, aunque estaba de espaldas a la portería, y él mismo transformó la pena máxima. Ese tanto supuso la igualada a un gol en el marcador y así terminó el choque. Esta mañana Ernesto Valverde le ha llamado para entrenar con el primer equipo y puede que tenga sus primeros minutos en Santander y quizá también en Primera ante el Eibar.

El delantero de Gernika tiene solamente 19 años recién cumplidos, pero le sobra experiencia. La temporada pasada sumó 1.613 minutos en Segunda repartidos en 32 encuentros (14 como titular) en los que anotó tres goles. La anterior ya formaba parte del Bilbao Athletic en Segunda B, aunque jugó poco. En lo que va de campaña ha marcado siete goles en 16 partidos en el Grupo II de la Segunda División B, uno de ellos de penalti. Dani Aquino ha marcado siete sin contar los cuatro tantos que ha logrado desde los once metros. Villalibre ha sido internacional sub-17, sub18 y sub-19, además de ganar la prestigiosa Nike Cup Nacional, de la que fue máximo goleador. Siempre ha ido un paso por delante de su edad.

La visita del jueves a El Sardinero, ante un conjunto de Segunda B, se presenta como una buena oportunidad para su estreno con el primer equipo. Asier Villalibre mide 1,83 y destaca por su velocidad y potencia. Es zurdo y tiene olfato para el gol. Ante el Racing saldría muy motivado por su debut oficial.

Al técnico del conjunto vasco se le acumulan los problemas para gestionar los minutos de sus jugadores en tres competiciones. Aduriz no estará ante el Eibar en Liga por su expulsión en Las Palmas y Raúl García se pierde el choque ante el Eibar y el de la UEFA League por sanción. Parece casi seguro que Valverde les haga jugar en Santander, especialmente a Raúl García. En el caso de Aritz Aduriz, 35 años, aunque no esté disponible para Eibar quizá pueda tener descanso en Copa o al menos no jugar el partido completo. Por eso Asier Villalibre podría tener minutos ante el Racing e incluso jugar también ante el Eibar en Liga, ya que Sabin Merino también tiene proplemas físicos y Valverde solamente cuenta con otro atacante, Iñaki Williams.

lunes, 28 de noviembre de 2016

El Tenerife quiere a Dani Aquino ya


El Tenerife, noveno clasificado en Segunda División, quiere a Dani Aquino para el mercado de invierno según anunció Onda Cero Cantabria. El club isleño incluso estaría dispuesto a pagar traspaso. Es improbable que el Racing le deje marchar al delantero… Imposible, más bien. Así que no hay lugar a negociación.


El jugador está muy a gusto en Santander y el club cántabro le necesita para ascender. Es su futbolista franquicia y no hay un posible sustituto. No es no, que diría Pedro Sánchez… Pero todo es posible. Mucho tendría que torcerse todo para que Dani Aquino abandonase el Racing en enero.

El delantero murciano, que lleva once goles, solamente tiene firmado un contrato por una temporada y el Tenerife le presentará también una oferta para la campaña que viene. Ese ya será otro problema. En enero 99,9% que Aquino no saldrá, pero el futuro del futbolista dependerá de un posible ascenso de los racinguistas.

El Tenerife, que entrena Martí Soler, cuenta como hombres más ofensivos con el senegales Ndiaya, que ha marcado cuatro goles, y el hondureño Lozano, que solamente ha conseguido dos. La entidad canaria está muy atenta a lo que ocurre en la Segunda División B y Aquino no es el único futbolista del Racing que tienen en agenda.

El bueno, el feo y el malo del Caudal-Racing


El bueno
¿Qué será de nosotros cuándo no esté Dani Aquino? El delantero murciano desequilibró la balanza de un partido en Mieres que se había puesto cuesta arriba para un Racing gris. Dos goles y dos carreras para presionar al rival en el minuto 90 muestran lo que es este futbolista: calidad e implicación de principio a fin. Ante tal despliegue del atacante el único reproche o miedo es que se funda antes de alcanzar la fase de ascenso. Hay que acolcharle. La aquinodependencia ya llegó.

El feo
Al Caudal le faltaba el portero titular, un mocetón alemán. En la grada, un viejo y sabio aficionado asturiano me comentaba antes de comenzar el partido que cada vez que los rivales disparan entre los tres palos al bueno de Chechu la pelota entra a gol. Tiene el mismo nombre que el niño de ‘Médico de familia’ y el mismo candor… En la segunda parte lo arregló un poco con tres paradas, pero da que pensar que este Caudal en cuadro –sin portero, sin delantero titular (Braulio estaba lesionado) y sin su motor en el centro del campo, el ex del Osasuna Annunziata– sea capaz de poner contra las cuerdas al Racing tirando de pico y palo. La intensidad minera del conjunto astur acojinó a una escuadra montañesa inoperante y temerosoa. A los soldados de Viadero les falta algo de valor en cuanto empiezan a repartir mamporros como en un film de Bud Spencer. Ocurrió también en El Toralín.

El malo
Óscar Pérez fue el hombre de confianza de Fabri en su breve y nefasto paso por el Racing. El violín desafinado, el pianista que aporreaba la tecla. El capitán de Ángel Lavín alías Harry. Y así le recuerda la afición racinguista… Un sicario más de la banda de saqueadores. Quizá sea injusto, tal vez él fuera otro pagano de una espiral de muerte y destrucción. Lo cierto es que ni Óscar quiere al Racing, ni el racinguismo quiere al mediocentro asturiano. A sus 35 años hizo un buen partido y se le vio extra motivado. La venganza se sirve fría en la cuenca minera. Cuando marcó de penalti cogió el balón, lo llevó hasta el círculo central y lo plantó con toda la rabia del mundo en el punto central del terreno de juego como si fuera Colón poniendo firme el huevo. La afición cántabra le coreó un cachondo: “Óscar ponte peluca”. ¿Qué sería del fútbol sin archienemigos? ¿Qué sería del cine, de las series o de la vida sin antagonistas?

Fran Díez

domingo, 27 de noviembre de 2016

Un francotirador de Murcia


Los francotiradores son letales en las guerras y el Racing tuvo uno apostado en su delantera en el estadio Hermanos Antuña de Mieres. Matan, hieren y hacen un daño psicológico al rival impresionante sin que se les vea, de manera inesperada. Dani Aquino apuntó por su mira telescópica y apretó dos veces el gatillo. Pum, pum. Los dos goles del murciano inclinaron la balanza a favor de los cántabros en un choque muy igualado. Demasiado. Fue el factor decisivo. El conjunto de Ángel Viadero está espeso, estático, previsible, fallón… Ha perdido el mojo de Austin Powers. Pero tiene a Dani Aquino. Fue lo único que tuvo en Mieres.
A los problemas para hilvanar juego hay que añadir otros factores como el césped artificial, las bajas o un rival que salió a morder, con una intensidad que no tuvo el Racing. Y eso que al Caudal le faltaban elementos más importantes en su esquema que a los visitantes. Sin Braulio, Annunziata y el portero Bussmann el equipo de Iván Ania desciende un escalón o dos. Con todo, el marcador electrónico lo tiene el Caudal, pero no el Racing reflejó un 2-3 que no evidencia el pobre juego que se vio en la localidad minera.

Antes del primer minuto, en una falta lateral, Alberto remató el balón de cabeza alto en una gran ocasión. Parecía que la mira del rifle racinguista seguía siendo de feria, pero fue todo lo contrario. La jornada acabaría con tres goles más en el casillero de la escuadra cántabra. La segunda vez en lo que va de campaña que se consiguen tres tantos, la otra fue en Tajonar. Se tuvo la efectividad demandada en jornadas precedentes.
El Caudal empezó a tirar de pico y pala en el centro del campo casi desde el principio. Unas veces daba con el pico y otras con la pala. Bontempo entró en esa guerra, pero no salió bien parado. El argentino ha perdido la buena onda.
A los 21 minutos llegó el primer gol de los locales por la banda izquierda del Racing. No estuvo nada contundente ni afortunada la defensa racinguista en conjunto. A veces parece increíble que sea la zaga menos goleada del grupo, al menos hasta la fecha. Ahora Racing y Cultural han encajado los mismos goles: nueve. Jaime habilitó a Roni, que tocó lo justo para dejar a Quero delante de Iván Crespo. El veterano futbolista asturiano definió bien ante el arquero cántabro. El Racing caía en una mina profunda de miedo con el 1-0. No se jugaba a nada y los asturianos tenían comida la moral a los montañeses, a base de golpes con la permisividad del árbitro… Ocurrió lo mismo que en El Toralín. Al Racing le falta raza en los combates cuerpo a cuerpo.



Y en una acción aislada, a priori intranscendente, llegó la igualada. Dani Aquino clavó en la escuadra rival un libre directo. 1-1 en el minuto 35. Tres minutos después Heber Pena se plantaba solo delante de Chechu y le superaba con maestría. 1-2. El Racing le daba la vuelta al calcetín casi por sorpresa. Todavía había más. En el 41 Aquino volvía a superar la barrera en una falta directa y batía de nuevo a Chechu. El habitual portero suplente del Caudal no estuvo fino en ninguno de los tres tantos. Fueron apenas ocho o diez minutos de efectividad racinguista en un encuentro totalmente gris de la escuadra que entrena Ángel Viadero. Para eso está Dani Aquino, por supuesto.
En el comienzo de la segunda parte hubo una agresión de Richard a Álvaro Peña. Le dio un manotazo sin venir a cuento en el centro del campo… Era roja directa, pero el árbitro, tan protestado por los locales, solamente le mostró la cartulina amarilla. En el minuto 52 la tuvo Coulibaly, pero su disparo lo despejó Chechu. El guardameta local se redimió un poco en la segunda mitad.
Lo que debía ser un trayecto cómodo hasta el minuto 90 se complicó en exceso. En el minuto 57 el gallego Iglesas Villanueva señaló una pena máxima por falta de Botempo, que no era, en contra del Racing. Es cierto que minutos antes había habido una posible mano dentro del área de los cántabros que no pitó, pero más determinante que el colegiado fue Dani Aquino. El árbitro tuvo una mala tarde.
Óscar Pérez fue el encargado de transformar el penalti en gol. Precisamente él, uno de los futbolistas más odiados por la afición racinguista. El asturiano posó el balón en el círculo central con rabia… La grada le dedicó un simpático: “Óscar ponte peluca”.
Pese a ese inquietante 2-3 no ocurrió nada de nada. El encuentro se durmió en faltas y fallos. Ya en el minuto 82 Chechu realizó una doble parada, primero a un sensacional disparo de Cobo desde la frontal y después a Aquino en el rechace. En la recta final del choque los asturianos sufrieron dos expulsiones… Es lo que tiene jugar al 120% de intensidad. El Racing, gracias a Dani Aquino, solventó una salida complicada.

Fran Díez

Caudal, 2: Chechu, Pelayo, Noel, Cristian, Colo, Óscar Pérez, Jaime, Richard (Ernesto, min. 55), Roni (Saavedra, min. 85), Javi Sánchez y Quero (Iván Fernández, min. 65).

Racing, 3: Iván Crespo, Córcoles, Bontempo (Gándara, min. 61), Samuel Llorca, Mikel Santamaría, Alberto, Coulibaly, Álvaro Peña, Caye Quintana (Javi Cobo, min. 78), Heber (Israel Puerto, min. 88) y Dani Aquino.

Goles: 1-0, min. 20: Quero. 1-1, min. 35: Dani Aquino. 1-2, min. 39: Heber. 1-3, min. 42: Dani Aquino. 2-3, min. 58: Óscar Pérez, de penalti.

Árbitro: Iglesias Villanueva (Comité gallego). Mal. Amonestó a los locales Cristian (en dos ocasiones), Richard y Javi Sánchez. Mostró roja directa a Noel. Por parte visitante, amonestó a Dani Aquino y Alberto. También expulsó al segundo entrenador del Caudal.

Incidencias: Campo Hermanos Antuña. Césped artificial. Unos 2.000 espectadores, con algo más de 700 seguidores cántabros. Escasa luz artificial y tarde-noche muy fría.

Las notas del Caudal - Racing


Iván Crespo   5/10
En la buena línea que viene mostrando siempre. No tuvo intervenciones destacadas. Dio la sensación de poder haber hecho más en el primer gol encajado.

David Córcoles   5/10
Por la derecha o por la izquierda, corcolismo a tope. Cumple. No estuvo el encuentro para pedirle más presencia ofensiva y se le echó de menos en ese aspecto.

Samuel Llorca   5/10
Muy discreto el alicantino, pero sin errores. Su presencia da contundencia y poso a la zaga.

Mikel Santamaría   6/10
Fue el que más destacó en la línea defensiva. Estuvo a buen nivel.

Leo Bontempo   3/10
Está descentrado. Lo pasó mal en defensa y apenas se le vio en ataque. Se metió en una guerra de guerrillas que pudo terminar con su expulsión.

Alberto Gómez   4/10
Hay que darle partidos y será un buen futbolista, pero a día de hoy le cuesta rendir en la categoría. Muchos fallos.

Álvaro Peña   4/10
Muy perdido. El centro del campo racinguista se vino abajo demasiado pronto. Un jugador de su jerarquía en la categoría tiene que tener más presencia. El equipo le necesita para elaborar juego. Los disparos desde fuera que intentó tampoco salieron en esta ocasión.

Heber Pena   5/10
Una finalización perfecta en el gol y poco más. Mal en defensa y apenas apareció en tareas ofensivas. Todo el talento que tiene para desbordar lo tiene también para pasar desapercibido.

Mohamed Coulibaly   5/10
Recibió golpes y patadas de todos los tipos. Trató de desbordar por la banda derecha e intentó varias acciones de peligro sin desfallecer.

Dani Aquino   9/10
Determinante. Resolvió él solo un partido muy trabado, que se complicó para el Racing. Terminó presionando como un loco la salida de balón rival. Su calidad fue la clave del triunfo.

Caye Quintana   4/10
Aislado como delantero centro, apenas entró en juego debido a que el equipo no generó nada que llegara arriba. Algún detalle muy puntual, en el gol de Heber, pero pasó de puntillas por el césped sintético del Hermanos Antuña.

Miguel Gándara   5/10
Muy cumplidor en el lateral derecho. Le puso garra y no se arrugó en un partido de lucha.

Javi Cobo   5/10
Siempre peligroso en las inmediaciones del área. Sacó a relucir su disparo y a punto estuvo el medio de Torrelavega de hacer gol.

Israel Puerto   Sin calificar
Debut testimonial del sevillano casi recién llegado a Santander.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Paco Fernández: "Medito volver a la enseñanza"


Caudal y Racing son dos equipos muy especiales para Paco Fernández. Sus mejores momentos como entrenador los ha vivido en estas dos instituciones, pero no acudirá al partido el domingo. Demasiadas emociones en un momento duro en lo profesional. “Se enfrentan dos equipos que los llevo siempre conmigo. Sigo a los dos habitualmente y me gusta que les vaya bien…. Ojalá que se vea un buen partido y que los aficionados disfruten mucho del día. Lo seguiré desde casa por televisión, aunque muchos amigos me han pedido que vaya. Creo que es lo mejor”, explicaba el técnico a Fran Díez en Onda Deportiva Cantabria.

Justo antes de recalar en el Racing Paco Fernández obró un milagro en Mieres que tardará mucho en olvidarse. Un Caudal muy modesto, más incluso que ahora, logró disputar la fase de ascenso a Segunda División. Aquella temporada 2012/2013 solamente el Tenerife, Leganés y Oviedo superaron a los mierenses y eso que en el grupo militaban clubes como la Unión Deportiva Salamanca, el Real Madrid C o el Fuenlabrada. Los racinguistas que conocen ahora la Segunda B deben ser conscientes del mérito que tiene algo así.

Los asturianos acababan de subir de Tercera División y casi alcanzan la categoría de plata. “En aquel momento era algo impensable, porque el objetivo era no descender y contábamos con un presupuesto bajísimo, creo que era el menor de los 80 clubes de Segunda B, o al menos de los más bajos. Los equipos, a veces, mandan sobre las individualidades o sobre los presupuestos. El Caudal sigue siendo modesto, aunque ha ganado en estructura. Y también sigue siendo un rival muy complicado, sobre todo en su casa”, recuerda el entrenador.


En la fase de ascenso eliminaron al Cartagena y estuvieron muy cerca de hacer lo mismo con el Hospitalet. A los catalanes luego les apeó del ascenso el Eibar, que regresó a Segunda e iniciaría su particular camino a la gloria y hasta la élite. Al Caudal le hubiera tocado en aquella última ronda el Real Jaén, un rival al que habían puesto en aprietos en Copa. “Podíamos haber subido, la línea entre lograrlo o no fue muy fina, estuvimos muy cerca. Fue un año muy bueno. Esa temporada y la siguiente en el Racing son las que recuerdo con más emoción y sentimiento. Fueron espectaculares. Sobre todo porque las cosas difíciles, y que consigues, son las que mejor y más se recuerdan. Además de todo lo que conllevaron aquellos años de emoción y sentimiento para la gente”. En Tercera al Hermanos Antuña apenas acudían 150 espectadores, pero aquella temporada en Segunda B, para la fase de ascenso, se pusieron gradas supletorias y acudieron más de 4.000 espectadores. Toda la cuenca minera se volcó con su equipo. “Fueron partidos como aquellos de hace muchísimos años, cuando iba la gente en Tercera a los campos. Nos pasó algo parecido en el Racing, hubo partidos a los que iban 2.000 y después de la liberación metes en el estadio a 18.000 el día de la Cultural Leonesa. En Santander fue más de repente, un boom, en Mieres más progresivo con la culminación del play-off”, recuerda Paco Fernández.

Todavía quedan varios futbolistas en el Caudal que vivieron aquella temporada milagrosa y que siguen siendo titulares. Invernón o Richar, con 36 años, continúan dando guerra. “Es un equipo veterano que está haciendo un buen papel, esperemos que aguanten en la segunda vuelta y que no pesen esos años. Ahora los futbolistas se cuidan mucho y vemos a gente con grandes rendimientos por encima de la treintena. Este Caudal tiene mucho oficio”, indica el entrenador asturiano.

El césped y las dimensiones del Hermanos Antuña suele ser una trampa para los rivales. Esta temporada solamente ha ganado allí el Lealtad y con un poquito de suerte. Los locales erraron un penalti. “El césped condiciona como todos los sintéticos, siguen muchos jugadores del año anterior y saben cómo jugar allí, tienen muy conocido el terreno de juego y eso juega a su favor. Lo malo de este tipo de circunstancias es que la semana siguiente juegas en hierba natural y también perjudica. Este tipo de superficies son una dificultad más para el visitante, que además se ve desmotivado”, comenta el exfutbolista del Real Oviedo. Ni él mismo pudo ganar como visitante dirigiendo al Racing: “Cierto, no pasamos del empate. Es un campo complicado, cada año es diferente, pero es un conjunto muy difícil de batir allí. Creo que sacar un punto allí puede considerarse un  éxito ahora mismo”. De las seis visitas del Racing a Mieres solamente ganó en una y fue hace muchísimo años, en la temporada 47/48.


Después de ser destituido en el Burgos en la sexta jornada el entrenador asturiano ha perdido algo de ilusión. El equipo castellano hubiera crecido en consistencia y habría salido adelante seguro. La temporada acababa de empezar y encajó algunos goles absurdos. No hubo paciencia ni confianza. A pesar de la desilusión Paco Fernández sigue enganchado al fútbol: “Quitarte es imposible. Si te gusta no lo puedes dejar del todo nunca y sigo yendo a ver partidos en los campos de Asturias, mucho por la televisión… No tanto como antes. Tras una decepción como la de Burgos se te apaga un poco la ilusión, pero lo llevo en la sangre y eso muere con uno”. Ahora está a la espera de alguna oferta del extranjero, pero parece, injustamente, que quedará apartado del fútbol profesional. “No he sido muy afortunado en los últimos años, pero me quedo con lo bueno siempre. Lo que viví en Mieres y sobre todo en Santander, eso es  inolvidable. Estamos pendientes de algún tema fuera, porque esta temporada ya no se puede entrenar en España, y hay algunas cosas, pero ya también tengo un ojo puesto en volver al trabajo y a la enseñanza. No soy una persona que pueda estar parada, no me lo lleva el cuerpo, y hay que pensar en todo un poco”.

La obligación de ganar



Marcar y ganar, esos son los deberes que se lleva el Racing en la maleta a Mieres. El Caudal, en su estadio, no es un rival tan asequible, pero el conjunto cántabro necesita poner fin a este pequeño bache de resultados sin importar dónde ni contra quién: seis puntos de los últimos 18 con un gol en los últimos tres choques. Números muy pobres, que presionan y agobian al Racing. Los asturianos tienen más que ganar que perder ante un equipo visitante con la vitola de favorito y con la obligación de vencer en una semana con tres partidos: Caudal, Athletic y Guijuelo. La Copa ante los vascos puede distraer un poco, incluso con vídeos promocionales geniales.


La trayectoria imparable de la Cultural Leonesa, juega el domingo a las cinco ante el Burgos en León, hace que el nivel de exigencia para el Racing sea todavía mayor. “A día de hoy tenemos unos números brillantes, pero la Cultural está en números extraordinarios. Pocas veces se ha visto, o nunca, algo así en esta categoría. Hemos tenido un pequeño bache, claro que nos gustaría estar mejor, pero tenemos mucho recorrido por delante. Nos falta estar más finos de cara a gol, pero generamos muchas ocasiones. ¿Cuántas veces ha dado el balón a los palos en las últimas jornadas? Con el 20% que hubieran entrado a gol tendríamos muchos más puntos. Estamos tranquilos y contentos con el trabajo que hacemos”, se excusó Ángel Viadero. Su equipo está bien de ánimo observó el entrenador: “Tenemos que mejorar el estado de ánimo global porque nos gusta ganar y la semana que no lo haces estás algo más bajo, pero estamos bien. El equipo tiene confianza, ilusión y muchas ganas de ganar en Mieres”.

Las bajas por lesión del Racing han motivado un regreso al dibujo táctico con el que el equipo que entrena Ángel Viadero ha vivido sus mejores momentos. Adiós 4-3-3, hola 4-4-2. Aunque parece que solamente se trata de un hasta luego.


Los racinguistas viajan a Mieres con seis bajas fijas: Borja Granero, César Díaz, Julen Castañeda, Óscar Fernández, Sergio Ruiz y Javi Cobo, con principio de pubalgia, y al que se quiere reservar si no ocurre nada extraño. Es duda David Córcoles, que apenas ha entrenado esta semana, aunque parece que podrá jugar. Y Viadero recupera fijo a Coulibaly.

En el once titular también hay incertidumbre sobre quién será el portero titular. El técnico no ha querido dar pistas. La última vez que hubo partido de Copa se le dio minutos a Raúl Dominguez en el encuentro anterior...

En la defensa de cuatro podrían estar: Córcoles o Gándara en el lateral derecho, Bontempo por la izquierda y Samuel Llorca y Mikel Santamaría en el centro de la zaga. Álvaro Peña y Alberto en el doble pivote. Con el futbolista bilbaíno el entrenador tuvo el miércoles una larga charla bajo la lluvia para que echara el resto en el campo y fuese más líder. Peña tiene que tener galones. Calidad le sobra.


Por la derecha jugará Coulibaly y por la izquierda Heber, con opciones también para Laro en la diestra de inicio. En punta de ataque la pareja formada por Dani Aquino y Caye Quintana tendrán la misión más compleja: marcar. El Racing solamente ha conseguido un gol en los últimos tres choques, un balance goleador paupérrimo, a pesar de se han generado muchas ocasiones. Hasta el Caudal ha marcado más que la escuadra cántabra en lo que va de campeonato.

Samuel Llorca y Heber Pena tienen cuatro cartulinas amarillas, algo a tener en cuenta con la plantilla tan mermada y en una semana de tres partidos. Pero lo que más preocupa es el césped sintético del Hermanos Antuña. El Racing no ha entrenado esta semana en hierba artificial para no cargar a los jugadores y tendrá que adaptarse a esta superficie por la vía rápida. “Es un campo de buenas dimensiones, calculamos que tengan  dos metros de largo y dos metros de ancho menos que El Sardinero, pero este tipo de césped tiene sus condicionantes”, comentó Viadero al respecto. La obligación de ganar en una cancha que es una trampa no es buena para los racinguistas.

El equipo viajará el mismo domingo. Saldrá desde La Albericia a las once de la mañana. El gallego Javier Iglesias Villanueva arbitra el duelo. Su hermano mayor es colegiado en Primera División y él ha sido aspirante a la categoría de plata en más de una temporada. Tiene 33 años y esta es ya su décima campaña en Segunda División B. Todo un clásico.

Mieres quiere ser Villaviciosa


El Caudal de Mieres recibe el domingo a partir de las seis a un histórico del fútbol español y quieren que el partido sea una fiesta. El club de la cuenca minera desea “hacer un Villaviciosa”. Normal. No será un desplazamiento del racinguismo tan masivo como el que ha vivido en dos ocasiones la capital de la sidra, pero se espera que viajen unos 800 racinguistas. Una cifra importante. La mayoría desde Cantabria y otros racinguistas "exiliados" en Asturias.

El presidente del Caudal, Roberto Ardura, pretende que el choque “sea una fiesta, aunque lógicamente también queremos los tres puntos". También lógico… Y no resulta fácil vencer en el Hermanos Antuña. Desde el club han tratado de facilitar el desplazamiento a los seguidores cántabros, enviando las entradas a Santander e incluso recomendando locales para comer.


Los asturianos cataron la Segunda División en los años 50, pero ahora solamente aspirar a la permanencia en la categoría de bronce como recién ascendidos. Con Paco Fernández en el banquillo llegaron a disputar la fase de ascenso a Segunda en la campaña 2012/2013, también llegando desde Tercera. El entrenador asturiano volvió a Mieres dirigiendo al Racing en la siguiente campaña y su equipo firmó un empate a uno. De las seis visitas de los cántabros al Caudal solamente en una han logrando ganar… y fue en los años cuarenta.

De momento, al Caudal no le va mal. Es undécimo con 18 puntos. En su terreno de juego, pequeño y de césped sintético, solamente ha perdido un partido. Precisamente fue ante un club amigo de los racinguistas, el Lealtad, en la tercera jornada y fallando los locales un penalti. El resto han sido dos victorias y tres empates. No es sencillo ganar en el Hermanos Antuña. De los equipos potentes solamente ha jugado allí la Deportiva Ponferradina y empató a dos.


Se da la extraña circunstancia de que el Caudal ha anotado un gol más que el Racing en lo que va de competición, 19 goles por 18, aunque los montañeses solamente han recibido siete y los asturianos 21. Esa es la gran diferencia y el gran valor del Racing de Viadero.

Los asturianos cuentan con jugadores muy experimentados como Félix Quero, 34 años, Richar, 36, Invernón, 36, Saavedra, 35, o el exracinguista Óscar Pérez, 35 años. Es un equipo que se las sabe todas con veteranos de todas las guerras. También cuentan con el delantero Braulio, con pasado en Primera División y también penal. La última jornada no jugó, pero sí la anterior en casa.

El resto de la plantilla se completa con futbolistas muy jóvenes que buscan hacerse un hueco en la categoría. El fichaje exótico ha sido el futbolista internacional sudafricano sub-23 Thabz Maponya, pero no debutará hasta el cierre del mercado invernal.

No parece que los asturianos vayan a tener problemas para mantener la categoría, aunque esta temporada el Grupo I por abajo está realmente igualado. Ángel Viadero ha destacado la calidad que tiene con balón el conjunto mierense: “En casa es un equipo que juegan bien y que lleva un ritmo de balón bueno porque tiene calidad y tiene recursos con el balón, intuyo que será un partido complicado, como todos los de la categoría, y con las connotaciones de ritmo e intensidad que tiene un campo de hierba sintética. Los dos equipos tratarán de hacer cosas con el balón, ninguno de los dos se quitará la pelota de encima”.

jueves, 24 de noviembre de 2016

La última oportunidad de Braulio


Tiene solamente 31 años. Los cumplió en septiembre, pero ya está de vuelta y ha hecho la maleta casi tantas veces como goles ha marcado a los rivales. Braulio Nóbrega es un delantero de Primera División. Disfrutó las mieles del éxito en la máxima categoría: Atlético de Madrid, Mallorca, Getafe Zaragoza… También fue internacional Sub-20. Tenía nombre. En Segunda jugó para el Recreativo, Hércules, Cartagena y Salamanca. Ha ido siempre de aquí para allá desde que siendo muy joven dejó Puerto del Rosario (Las Palmas) para incorporarse a la cantera del Atlético de Madrid.
Con 30 años estaba sin equipo y recaló en Mieres cuando ya se había cerrado el mercado veraniego como futbolista profesional libre. Braulio bajó a la mina. Allí estaba Iván Ania en el banquillo, quizá le comprendiera bien, muchos años en un vestuario del máximo nivel… "Es un lujo para el Caudal, a su edad llega en la plenitud deportiva y es un jugador con una contrastada experiencia y calidad", aseguró el técnico astur. Braulio había jugado un amistoso contra el Caudal defendiendo los colores de la selección de la AFE. En Segunda B va sobrado. Tiene físico y calidad. También gol. ¿Cuál era el problema para que no tuviese equipo? Su pasado.

En 2011 Braulio vivió su particular descenso a los infiernos. Ya llevaba mucho tiempo con un problema y un comportamiento indeseable. Fue arrestado en pleno entrenamiento, justo antes de viajar a Sevilla para jugar un partido de Primera ante el Betis. Un año después su carrera se vio truncada definitivamente por una condena por dos delitos de abusos sexuales, faltas por vejaciones y uno de lesiones a cuatro mujeres. Los hechos ocurrieron cuando jugaba en el Zaragoza, que le despidió. Evitó la cárcel pagando poco más de 12.000 euros y declarándose culpable. También tiene una orden de alejamiento de siete años. Está bala de Mieres es su última oportunidad. Muchos clubes no le han querido fichar atendiendo a sus antecedentes. Lo cierto es que todos merecen segundas oportunidades, pero él está ya marcado de por vida. Siendo futbolista es complicado vivir en el anonimato.
Probó fortuna lejos de España y voló a Colombia. Allí le rechazaron un par de equipos. Lillo le llamó para ir al Millonarios de Bogotá, pero el presidente del club no le quiso cuando se enteró de su pasado sexual. Antes había pasado por el Johor Darul Takzim, de la Superliga de Malasia. Allí parece que no se enteran de nada.
De momento, con el Caudal ha disputado ocho partidos, seis como titular, y ha marcado dos goles. “No soy el mejor jugador del mundo, pero tampoco soy la peor persona”, dijo el ariete canario en una entrevista. No le falta razón. Ahora está casado, rehabilitado, y con tres hijos.
En su momento la Fiscalía pidió para él penas que sumaban cinco años de prisión como presunto autor de los abusos sexuales y las vejaciones denunciadas por cuatro mujeres. .El ministerio público solicitaba tres años de prisión por el último de los cuatro casos denunciados, al considerarlo como el más grave de los que se imputan al futbolista. Los hechos se produjeron una mañana, a las nueve y media, y la víctima sufrió lesiones de las que tardó en curar una semana. Fue precisamente esta agresión la que desencadenó el arresto del jugador, ese mismo día, en pleno entrenamiento del equipo en la Ciudad Deportiva del Zaragoza. El fiscal reclamaba otros dos años de prisión por la agresión que se produjo a comienzos de junio de 2010, cuando supuestamente Braulio asaltó a una mujer en el andador que une las localidades de Santa Fe y Cuarte y le tocó los senos. Por las otras dos denuncias, calificadas como vejaciones al tratarse de dos episodios semejantes en los que el jugador se masturbó a ojos de otras dos mujeres (el 12 de julio, a las 13.55, en la calle del Emperador Claudio del Polígono El Prado de Cuarte, y a primeros de junio, a las 14.00, en la calle del Foro Romano de Cuarte), el fiscal solicitó una pena-multa de 20 días, con una cuota diaria de 20 euros y la prohibición de acercarse a las denunciantes durante seis meses. No cabía duda de que su comportamiento era errático, pero ahora aseguran que ya está muy centrado, que solo piensa en el fútbol. Es su última oportunidad.

martes, 22 de noviembre de 2016

¡Alerta por tarjetas!


Con una plantilla corta de efectivos y en plena racha de lesiones conviene alertar del peligro que suponen también los ciclos por tarjetas amarillas. Ahora mismo en el Racing hay dos futbolistas de la plantilla con cuatro cartulinas amarillas acumuladas en estos primeros quince partidos y ambos son titularísimos. El primero en ver su cuarta amonestación fue Heber Pena en la jornada 11 ante la Cultural Leonesa y a él se ha sumado Samuel Llorca el pasado domingo ante la Arandina. La ausencia de alguno de estos dos jugadores tan destacados complicaría todavía más la elaboración de las siguientes convocatorias a Ángel Viadero.

El técnico santanderino cuenta con cinco bajas seguras para el domingo. Borja Granero y César Díaz posiblemente no estarán ya para toda la campaña. Óscar Fernández, que pasará el miércoles por el quirófano, estará tres meses de baja. A Julen Castañeda le restan todavía un par de semanas para entrar en liza y Sergio Ruiz con rotura de fibras, quizá se pierda también el encuentro ante el Guijuelo. A estas ausencias seguras hay que sumar a Josemi, pendiente de evolución por una torcedura en el tobillo, la sobrecarga de isquios de Córcoles o el principio de pubalgia de Javi Cobo. Muchísimas lesiones o jugadores que han ido arrastrando algunas molestias.

A los dos jugadores con cuatro tarjetas hay que añadir otros tres con tres cartulinas, también titulares: Córcoles, Aquino y Bontempo. Tan sólo dos jugadores han visto una roja. El primero fue Córcoles, roja directa en la primera jornada ante el Palencia. El segundo fue Álvaro Peña por doble amonestación en la segunda jornada en Vigo. En la jornada 7 ante el Valladolid B, Camus vio su única tarjeta amarilla de la temporada. Un error del árbitro que intercambió jugadores y dorsales, números 2 y 3 en ese encuentro, e hizo que la tarjeta de Camus fuera adjudicada a Gándara. Finalmente el colegiado añadió un anexo al acta rectificando esta circunstancia.

lunes, 21 de noviembre de 2016

El Racing incorpora a un central


Falta gol, llega un central. Los tiempos en el fútbol no siempre coinciden. El Racing llevaban mucho tiempo, desde el verano, rastreando el mercado en busca de un defensa central que completase la zaga. Hoy han alcanzado un acuerdo con Israel Puerto Pineda, sevillano de 23 años que estaba libre después de militar la temporada pasada en el Lugo. El futbolista andaluz mide 1,87 y ha pasado por los canteras del Sevilla y del Villarreal. Las dos últimas temporadas militó en el club lucense, una de ellas a las órdenes de Quique Setién. En el Sevilla llegó a debutar en Primera División y ha sido internacional en categorías inferiores y hasta la Sub-21.

Ahora mismo no parece que amenace la titularidad de Samuel Llorca y Mikel Santamaría. Deberá ponerse a punto y esperar su oportunidad. Al encontrarse sin equipo el Racing no tiene problemas federativos de fichas para incorporar al central. Este verano ya estuvo en la agenda, pero al final la operación no se pudo realizar.

El bueno, feo y malo del Racing - Arandina


El bueno
Todavía no había debutado Josemi con el primer equipo y era extraño. En cuanto salió este chico de Suances, todavía en edad juvenil, ya dejó a la grada de El Sardinero con la sensación de que tiene madera para construir un barco. En mayo le convocaron a la selección Sub-19 y era uno de los ejes del equipo racinguista que ganó su grupo en la División de Honor Juvenil. El futuro ya está aquí. Lástima que la alegría en casa del pobre dure un instante… Josemi, el brote de esperanza, se lesionó en el entrenamiento del lunes. No parece grave, pero le tendrán que hacer algunas pruebas en su tobillo derecho.

El feo
Ángel Viadero siguió apostando a un 4-3-3 que en este Racing es como la chistera de un mago… Con este sistema desaparece Dani Aquino en lugar del conejo. Aunque algunos informadores se empeñen en decir que el dibujo táctico es 4-1-4-1, el propio técnico insiste en asegurar que es un 4-3-3. Da igual la nomenclatura, pero donde no hay discusión es en que no termina de funcionar. Ni el delantero murciano es un ‘9’ que pueda actuar en solitario ni los mediocentros de la plantilla brillan inmersos en el trivote. Con la falta de gol que tiene la escuadra santanderina dejar en el banquillo a Caye Quintana o Pablo Goñi es un pecado. Ante una Arandina encerrada atrás siempre aportarán más estos atacantes, o darán libertad de movimientos a tu máximo goleador que un ‘5’ defensivo, sea Alberto u otro. Existe un término medio entre que Aquino baje demasiado al centro del campo y que se quede aislado en la punta de ataque.

El malo
Montiel, el portero sevillano de la Arandina, se convirtió en el mejor jugador del partido en El Sardinero. En un malo  de película para los racinguistas. Las vueltas que da la vida…. La temporada pasada se llevó cuatro goles en los Campos de Sport defendiendo el arco del Cacereño. ¡Hasta dos de Coulibaly! Este Racing en crisis de gol e identidad es como una varita mágica para los guardametas rivales y les convierte en arqueros internacionales. Montiel sufrió en el arranque liguero y estaba siendo cuestionado en Aranda. Perdió la titularidad después de las primeras jornadas, en la cuarta fecha el Osasuna Promesas le metió cuatro y pasó a defender el banquillo. El andaluz regresó con éxito en la undécima jornada. En los últimos cinco choques se ha ganado la confianza, ha dejado su meta a cero en tres partidos y solamente ha recibido dos tantos. De Santander se fue feliz. Iván Crespo también tuvo su mérito, sin intervenir tanto, salvó un punto. Algo que no se debe olvidar. Ni metemos goles ni defendemos excesivamente bien. Lo más importante, todo se cuece en las áreas.

Fran Díez

1x1: Cosas de Cantabria


Esta semana lucimos nuevo logo del Gobierno de Cantabria y hemos comido cocido montañés, así que nos lanzamos con un 1x1 del Racing-Arandina temático con “cosas” de Cantabria.

IVAN CRESPO - ISLA DE MOURO: por muchos golpes de mar que lo sacudan allí sigue firme.

DAVID CORCOLES – COROCOTTA: pues eso. Nuestro guerrero.

LEO BONTEMPO- EL RÍO DE LA PILA: subir es fácil, bajar ya menos…

SAMUEL LLORCA – TELEFÉRICO DE FUENTE DÉ: sube, baja, sube, baja… y sobre todo ¡no se descuelga!

MIKEL SANTAMARIA – UN BUEN ORUJO: lo arregla todo al final aunque la comida no haya sido muy buena.

ALBERTO – CAPRICHO DE GAUDÍ: es una obra de juventud pero, aun así, te quedas favorablemente impresionado.

SERGIO RUIZ – A67: va por la autopista que pasa por el medio y le llevará a sitios mejores que éste.

ALVARO PEÑA – FARO DE MATALEÑAS: a veces lanza destellos, ahora sí…..ahora no…ahora no… ahora no…ahora sí.

COULIBALY – REVILLA: coge muchos planos de televisión, pero al final es siempre más de lo mismo.

HEBER PENA – SNIACE: le seguiremos dando otra oportunidad porque lo tiene todo para funcionar.

DANI AQUINO – LAS FERIAS DE SANTIAGO EN EL SARDINERO: te puedes pasar toda la tarde disparando con la escopeta, pero el peluche se te resiste.

Pierre Mahe

domingo, 20 de noviembre de 2016

La triste melodía del empate


Fue un partido de confirmación. Se confirmaron los peores presagios en el primer empate a cero de la campaña. Se verificó con una ISO 9000 que el Racing no tiene gol y que atraviesa una grave crisis de identidad. Y lo peor de este bache, socavón ya, es que en el Grupo I a este Racing humano le toca convivir con una Cultural Leonesa mutante que goza de poderes extraordinarios. Queda el consuelo de que la temporada es larga y que todo se decide al final, pero la sensación de empatar a cero con la Arandina no puede ocultar una tristeza más profunda que las que transmiten las canciones de Leonard Cohen… La preocupación de ver que los problemas no se solventan y que sigue aumentando la lista de lesionados. Sin César Díaz para toda la temporada, el partido ante los ribeñeros del Duero dejó a Sergio Ruiz lesionado y a Javi Cobo sin entrar en la convocatoria por una pubalgia. Más allá de debates tácticos o de la falta de puntería, la plaga de lesiones está siendo una piedra atada al tobillo racinguista.


El Racing siempre intenta salir mandón en El Sardinero, aunque quizá lo hizo con menos fuerza que en otras ocasiones. La Aradina tapaba bien cada resquicio y aunque los cántabros tenían la posesión de la pelota no generaron ocasiones muy claras para marcar. Perdidos en el juego horizontal, así se tiraron a la basura 45 minutos para olvidar. También hubo algún susto de los visitantes en las jugadas de estrategia, que no se defendieron nada bien.



Había mucho margen de mejora para la segunda parte y se mejoró… Comenzó el segundo tiempo con un remate de Alberto al larguero. El Racing entraba bien por las bandas con Heber y Coulibaly y pareció que se metía una marcha más. Viadero puso en liza a Caye Quintana y regresó al 4-4-2. Su equipo estuvo más cómodo con lo viejo conocido y sobre todo ganó en presencia ofensiva.

En el minuto 57 Heber salió disparado como una flecha desde campo propio y su pase llegó a Coulibaly en la banda contraria. El senegalés centró al área y el remate final de Aquino terminó en córner. Daba la sensación de que los montañeses podían marcar en cualquier momento. En una contra de la Arandina Iván Crespo tuvo que intervenir y lo hizo con solvencia. El partido se abrió y en ese intercambio de golpes el Racing debía ser mejor por calidad. En Segunda B, los cántabros tienen que ser demoledores en un toma y daca, pero no había manera de marcar un tanto a ese esquivo arcoíris amarillo de la Arandina...

Dani Aquino disfrutó de la mejor ocasión del choque. El delantero murciano lo hizo todo bien, marcó los tiempos, giró el cuello, envió el balón al otro palo y por abajo… Pero dio igual, Montiel voló para despejar el esférico a saque de esquina. Parecía un remate de cabeza imparable. El equipo santanderino estaba menos encorsetado. De nuevo, Aquino, aunque de falta directa hizo volar a Montiel. El portero sevillano fue héroe por un día. El murciano tuvo dos opciones a balón parado fantásticas que quizá con otro guardameta hubieran sido gol… El Racing atosigaba a la Aradina, apretaba pero no ahogaba. Y hay que matar para no morir.


Y pese a perdonar no se perdió todo. En el minuto 28 de la segunda parte un falta lateral botada por el canario Leo dejó solos a varios jugadores de la Arandina, pero no acertaron a marcar. No hubo fuera de juego. Los castellanos generaron mucho peligro a balón parado. Demasiado.

En la siguiente acción Josemi abrió el juego con un pase buenísimo a Coulibaly, el centro del africano le llegó a Heber que cedió atrás para que Aquino empalmase de primeras un gran disparo. El balón rebotó en un defensor amarillo y se marchó cerca del palo. El Racing tuvo ocasiones de todos los colores. La siguiente fue de Aquino otra vez de falta directa y otra vez Montiel la sacó abajo.


Con más movilidad y más acompañado, Aquino se sacó un envío por alto genial para dejar a Caye Quintana solo delante de Montiel. El onubense, que se había desmarcado muy bien, disparó elevado ante la rápida salida del arquero rival. Quizá se le fue un poquito adelantada en el control. Aquí se acabó el Racing, consumido en su agonía de falta de gol.

La tragedia absoluta rondó El Sardinero. Una jugada mal cerrada originó un disparo final de Jefté, que pudo haber sido la puntilla para una tarde algo gris y de negación con el gol. Iván Crespo se lució y sacó un balón envenado de la escuadra. Tiene mala pinta el enfermo… Sobre todo por las lesiones que asolan la plantilla. En la clasificación el Racing sigue líder de los mortales y queda tela que cortar como para rasgarse las vestiduras.


Fran Díez



Racing, 0: Iván Crespo, Córcoles, Bontempo, Samuel Llorca, Mikel Santamaría, Alberto (Caye Quintana, min. 54), Sergio Ruiz (Josemi, min. 59), Álvaro Peña, Coulibaly (Laro, min. 77), Héber y Dani Aquino.

Arandina, 0: Montiel, Edu Payá, Rubén Garcés, Leo Ramírez, Sergio Noche (Pablo, min. 46), Rubén Arroyo, Carlos, Plaza (Víctor, min. 79), Javi López (Jefté, min. 71), Omar y Ruba.

Árbitro: González Esteban (Comité Vasco). Amonestó a los locales Bontempo, Samuel Llorca y Córcoles y a los visitantes Pablo, Rubén Arroyo, Víctor y Edu Payá. No estuvo muy bien, pese a no fallar en ninguna jugada clave. Mal los auxiliares con los fueras de juego.

Incidencias: 6.662 espectadores.