viernes, 27 de enero de 2017

Los números de Caye Quintana


Ha sido una de las decepciones de la temporada. Quizá la afición racinguista depositó demasiadas esperanzas en Caye Quintana y desde el club se le hizo jugar de lo que no era exigiéndole un rendimiento que no se correspondía con sus edad, 23 años, ni con su potencial real. El isleño procedía del Valladolid B y llegó a Santander con un sueldo medio-bajo de la categoría… Aunque se le colgase la etiqueta del ‘9’ goleador de un conjunto cuya único objetivo es el ascenso. La temporada anterior jugándolo todo con los pucelanos había marcado siete goles, dos desde el punto de penalti. Ni era un delantero centro ni sus características son las de un goleador, aunque tiene otras virtudes.



El onubense no encajó ni cayó en gracia por una actitud bastante fría en el terreno de juego. Un sector de la grada no le perdonó cierta apatía a la hora de presionar al rival. Aunque es cierto que un delantero no siempre tiene que desgastarse en esas funciones. Lo cierto es que Caye Quintana parecía totalmente fuera de sitio.


Pese a todo tuvo sus oportunidades y minutos. Jugó 1.078  minutos repartidos en 20 encuentros entre liga y Copa, once de ellos de titular y cuatro completos. Quintana anotó tres tantos, que no está mal para el tiempo que tuvo sobre el césped, aunque falló al menos dos ocasiones clarísimas que podían haber cambiado su situación en Santander.

Una vez rescindido su contrato con el Racing podría regresar al Recreativo de Huelva si la institución andaluza logra recuperar sus derechos federativos antes del cierre de mercado, algo complicado ya que muchos futbolistas tienen que retirar sus denuncias. Tampoco le faltan muchas otras ofertas de otros clubes de Segunda B o incluso una del fútbol griego. Todavía tiene buen cartel y es joven. “No ha sido una situación agradable. Estoy tranquilo es fútbol es así, cuando no van las cosas bien llega otro y listo. Cuando llegas a un club intentas hacer las cosas lo mejor que puedes, pero no me han terminado de salir como yo quería. No hay problema”, se resignaba Caye Quintana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario