lunes, 30 de enero de 2017

Mejor fuera que en casa


Un jarro de agua fría. Helada. Ya son 12 puntos los que se han ido de los Campos de Sport de El Sardinero, con dos derrotas y tres empates. Demasiados puntos para un equipo que aspira a ser campeón del Grupo I. En el estadio de los santanderinos se organizan con demasiada frecuencia jornadas de puertas abiertas. El Celta B y el Coruxo se llevaron los tres puntos y la Cultural, la Arandina y el Racing de Ferrol se han llevado uno.




Contando solamente los puntos de casa el Racing sería quinto en esa hipotética clasificación, que también lideraría la escuadra leonesa. El equipo que entrena Rubén de la Barrera es el único que no conoce la derrota en su campo. Hasta seis equipos han perdido menos encuentros como locales que los santanderinos, aunque sean solamente cuatro los que le superan en puntos logrados en casa.

Todo lo contrario ocurre con la clasificación contraria. En la tabla de los conjuntos que más puntos obtienen a domicilio, los cántabros son primeros. Han obtenido los mismos puntos fuera que en casa, 24, pero con un partido menos lejos de El Sardinero. Algo extraño, que se puede explicar con el estilo de juego del conjunto de Viadero. Al Racing de Santander le cuesta llevar el peso de los partidos y se atasca en casa con la falta de espacios ante rivales que vienen siempre a encerrarse. Una simplificación de un problema obvio atendiendo a los resultados.

La Cultural sería segunda en la clasificación de puntos sumados a domicilio, pero con un encuentro más que los montañeses. Sorprenden los puestos del Tudelano, tercero, y del Lealtad, quinto. Los asturianos son el próximo equipo que visita los Campos de Sport de El Sardinero. Los navarros son el segundo peor equipo actuando como locales en el Ciudad de Tudela.



Todavía quedan por visitar Santander: el Lealtad, Osasuna B, Ponferradina. Somozas, Boiro, Caudal y Mutilvera. De la zona alta de la clasificación solamente resta de enfrentarse a los cántabros en su hogar el conjunto de Pedro Munitis y el Lealtad. El Racing debería ganar esos siete partidos. Quizá, el lujo de ceder un empate más… ¡Como mucho!

La temporada pasada, con Pedro Munitis en el banquillo, se perdieron dos partidos en casa en toda la fase regular y en todo el año se escaparon 12 puntos del fortín santanderino. Los mismos que ahora, pero con siete partidos por delante.



En la temporada 2013/2014 con el Racing dirigido por Paco Fernández no se perdió ni un solo partido en El Sardinero, aunque es cierto que no se ganaron 14 puntos en casa con siete empates. Ese dato debe ser matizado ya que al menos tres de las tablas llegaron ya en la recta final de la fase regular con el primer puesto asegurado. Un factor determinante que permitía cierta relajación para prepararse de cara a la fase de ascenso. De hecho, uno de los empates fue sin goles ante el Tropezón, aquel del pacto de la segadora. Así que en este último caso la estadística resulta muy engañosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario