sábado, 7 de enero de 2017

Vivir sufriendo


Otro triunfo in extremis de un Racing que parece empeñado en colapsar las urgencias de Valdecilla originando sufrimiento y dolor entre sus abnegados aficionados para dejarles luego de subidón en una especie de montaña rusa infernal. Le cuesta un mundo marcar al equipo de Viadero, pero el rendimiento de cada tanto es altísimo, así que todo marcha bien en 2017. Una vez más lo mejor fueron los hinchas, incansables en su apoyo y en su fe; otra vez “conquistando” una ciudad con un desplazamiento masivo y sin que hubiera incidentes reseñables. La afición ya ha ascendido.


Un gol del nuevo, de Santi Jara, a cinco minutos del final sirvió para sumar los tres puntos en una jornada de oficinista gris. En la celebración se vino abajo una valla, pero no hubo heridos salvo en el ánimo del rival. Quizá sin la primera expulsión en el cuadro local no hubiera llegado nunca ese tanto, aunque el mejor jugador del Deportivo Palencia fue el ex guardameta del Racing Alejadro García Torre. Los locales emplearon bien sus armas, pero la calidad de los racinguistas decidió el choque.

Los Reyes Magos no han traído a Viadero un delantero que evidentemente hace falta y estuvieron a punto de dejarle carbón bajo en el helado árbol de La Balastera, pero como casi siempre el Racing logró salvar los muebles en esos minutos angustiosos del final… La suerte del campeón.


Tampoco ayudó nada al espectáculo el terreno de juego, que tenía más arena que las playas de El Sardinero y estaba muy irregular. Una de las bandas estaba completamente helada y era casi imposible jugar en ella. Una pista de hielo. Los racinguistas se atascan a la mínima a la hora de crear juego, así que no necesitan muchas trabas adicionales.

El primer disparo a puerta fue de los locales a los nueve minutos, un intento del veterano del Vietnam Iván Zarandona después de una buena jugada del veloz Rodri. El esférico lo atrapó sin problemas Iván Crespo. La escuadra de Óscar De Paula creaba peligro a la contra, poco, pero lo generaba. El Racing, con un juego muy de polvorón, espeso y seco, dormía a las ovejas. El partido, en principio, se iba a decidir por una cuestión de ritmo. Un ritmo de juego que nunca supo imponer el conjunto cántabro, que dejó pasar la primera mitad.

A los 17 minutos un centro de Rodri por la banda izquierda del Racing lo remató de cabeza Diego Torres un poco desviado. El delantero rival, de 38 años, estaba encantando con el fútbol-playa de La Balastera. Las mejores ocasiones eran a la contra para los locales. El Palencia es el equipo menos goleador del Grupo I… No es por casualidad.

A los 26 minutos un centro de Julen Castañeda al área del que Dani Aquino supo sacar un remate alto a duras penas fue de lo mejor de los visitantes. No había más. Un juego plano e insulso. Ni un chut entre los tres palos. Lo que es la categoría. Así son la mayoría de los partidos, pero en teoría un gallito de esta división no debería encontrarse todos los encuentros al albur de un golpe de fortuna o de calidad. En el minuto 32 volvió a disparar Rodri a puerta, tan suave que fue una caricia para las manos de Iván Crespo, pero por lo menos fue un golpeo entre los tres palos. Un córner botado por Santi Jara a continuación tras el que se quedó muerto el balón en el área pequeña fue la contestación de los montañeses. Los morados a la contra seguían haciendo un poco de pupa, mientras que el Racing se limitaba a generar saques de esquina que terminaban en nada… Era un partido trabado típico de la categoría. Dani Aquino remató uno de los córners en el minuto 35, pero otra vez demasiado alto…. Poco bagaje ofensivo para un Racing que debería ser dominador, pero que sufre y sufre como Jesús en la Pasión. Por el contrario, Diego Torres disparó dentro del área en otra gran ocasión múltiple para el Palencia, que rondó ese primer tanto con empeño. Los 45 primeros minutos dejaron la imagen de un Racing muy flojo, pero por lo menos no encajó ningún gol.


En la segunda parte una decisión arbitral iba a inclinar la balanza a favor de los montañeses. Al debutante Carrasco, que procede del mismo equipo georgiano que Jara, le expulsaron por doble amarilla a los cinco minutos. El árbitro fue muy riguroso. Con uno más la escuadra de Viadero pasó a dominar el choque, aunque sin conseguir mover el marcador hasta el final.

A los ocho minutos el manchego Santi Jara tuvo una clara opción, pero no acertó a rematar un balón suelto en el área. Las mejores ocasiones de los racinguistas llegaban a balón parado. Dani Aquino de falta directa a los 11 minutos de la segunda mitad obligó a estirarse al asturiano Alejandro García Torre. El ex portero del Racing tocó lo justo para mandar el balón a córner. Era el séptimo saque de esquina que botaban los santanderinos. Los racinguistas no sacaron partido de este tipo de jugadas de estrategia y botaron una decena de córneres a lo largo de la tarde… Es extraño.

Y pese a la superioridad numérica el Racing siguió sin cerrar el choque. Le mejor ocasión fue para los locales. A los 18 minutos, Rodri hizo intervenir a Crespo, que con un paradón evitó el gol y la tragedia. Poco después respondió el francotirador Aquino de falta directa. Con su chut logró superar la barrera a media altura, pero Alejandro volvió a desviar el esférico a córner. El máximo goleador racinguista probó suerte desde muy lejos y casi hace un gol antológico.

Solamente quedaba la épica… Y fue el chico nuevo en la ciudad el que se convirtió en héroe. Un balón que pasó por los dos laterales llegó a Santi Jara en la frontal y el manchego disparó el balón, que salió algo mordido, a la cepa del poste. Un buen tanto que vale tres puntazos. No hubo tiempo para más, para otra expulsión en el cuadro local. El Palencia se había dedicado a perder muchos minutos de juego para arañar un punto… Así es esta guerra.

Fran Díez


Deportivo Palencia, 0: Alejandro, Pablo Pérez, Héctor Sánchez, Carrasco, Acoidan, Ibón, Rodri (Zapata, min. 70), Zarandona, Murillo (Héctor Granado, min. 58), Diego Torres (Xavi Moré, min. 81) y Fede.

Racing, 1: Iván Crespo, Córcoles, Julen, Samuel, Israel, Sergio Ruiz (Javi Cobo, min. 75), Jara, Peña (Alberto, min. 89), Cayo Quintana (Somavilla, min. 93), Heber y Aquino.

Gol: Santi Jara, minuto 86.

Árbitro: Fernández Rodríguez (Colegio gallego). Amonestó a los locales Alejandro, Zarandona, Inestal y Moré. Y a los visitantes Israel Puerto y Santi Jara en la celebración del gol. Y expulsó a los locales Carrasco (51') y Acoidán (88') por doble amarilla.

Incidentes: 1.500 espectadores en La Balastera. Césped en muy malas condiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario