martes, 7 de febrero de 2017

Amenaza de parón en la 2ªB


El Racing se podría encontrar con un invitado inesperado esta temporada: un cierre patronal. Está previsto para el 4-5 de marzo, el fin de semana en el que el equipo santanderino viaja al Estadio Ciudad de Tudela para enfrentarse al Tudelano, o al menos podría convocarse a partir de esa fecha. En un calendario muy ajustado y extenso, perder una semana prácticamente abocaría a jugar esa jornada entre semana con el perjuicio que esto conllevaría.


El presidente de la CCT, Comisión de Clubes de Tercera y Segunda División, Óscar Garvín, anunció anoche en El Transistor de Onda Cero esta medida extrema para presionar a la Federación Española de Fútbol a pagar el 1% que les corresponde a los modestos del reparto de los derechos televisivos, unos 14 millones de euros. Es un dinero que les corresponde legalmente a los clubes modestos y que actualmente está consignado en la Liga de Fútbol Profesional a la espera de una asignación de cantidades que debe realizar la Federación. Esta asociación "rebelde" reúne a 263 de los 399 clubes de Segunda B y Tercera División.

Todo forma parte de la guerra de guerrillas en la que se han convertido las elecciones al estamento federativo. Ángel María Villar ha optado por no contestar a estas peticiones, alegando que el Real Decreto que regula el reparto de ese dinero del reparto televisivo está todavía sin desarrollar.

Para los equipos modestos son cantidades muy importantes, vitales en algunos casos. La CCT propone un reparto igual para todos: 35.000 euros para cada club de Tercera y 85.000 para los de Segunda B.

Óscar Garvín es el presidente del Atlétio Pinto y de la CCT

El lunes hay junta de la RFEF y se deberían convocar los comicios para la primavera. La CCT exige una repuesta a su petición. Esta agrupación de equipos modestos aglutina al 65% de ellos, es por tanto representativa, y amenaza con esta medida drástica si no hay movimiento en su favor. Lo cierto es que tanto la Segunda B como la Tercera son categorías dejadas de la mano del dios del fútbol. Y a las que Villar ha prestado muy poca atención.

La huelga se celebraría el primer fin de semana de marzo, afectando a todos los clubes que la apoyen en Segunda División B y Tercera División. El Racing no pertenece a la CCT, pero sí el Tudelano con lo cual en esa fecha anunciada no habría partido en el Ciudad de Tudela. Ya no hay marcha atrás, y sólo un cambio en la actitud de Ángel María Villar el lunes podría frenar el parón.

Al Racing todo esto le toca de refilón, obviamente es una institución más llamada a estar en la LFP que en una asociación de esta categoría de bronce, aunque ese dinero extra del reparto televisivo también le vendría bien. Los cántabros cobrarían esos 85.000 euros más lo ganando en Copa del Rey.

La CCT pretende también que la Federación mejore estas categorías modestas, cada vez más lejanas en lo económico del fútbol profesional, y que se busque un modelo de competición más atractivo para la Copa del Rey potenciando los ingresos. Por ahora, la Comisión de Clubes buscará más apoyos durante este mes de febrero, persiguiendo la afiliación de otros clubes y presionando para que la Federación desbloquee el pago del dinero en la LFP y asigne un reparto, que puede ser diferente del propuesto por ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario