lunes, 27 de febrero de 2017

El Racing tendrá que pagar a Berdejo


El Racing tendrá que pagar al abogado Juan Antonio Berdejo según ha indicado el juez Javier Gómez Hernández. Será bastante menos de la cantidad enorme que reclamaba, 356.916,29 euros, pero sigue siendo una cantidad importante: 83.834 euros. El letrado sería uno de los futbolistas mejor pagado de la plantilla sin marcar goles ni hacer nada. El club todavía puede recurrir.

El juez ha rebajado mucho las peticiones de Berdejo, que ya habían sido reducidas por el peritaje de los Colegios de Abogados de Madrid y Cantabria. Algunas de las minutas, como por ejemplo las que correspondían a su asistencia a reuniones de la comisión de seguimiento del concurso de acreedores han sido desestimadas. El problema ha sido que el magistrado da por válida la del recurso interpuesto ante el Juzgado Central de lo Contencioso Administrativo en el caso de alineación indebida del Guadalajara y el Girona, la más elevada de todas las reclamadas. El Racing consideraba que era algo temerario y que no conducía a nada. El tribunal considera que el concepto es debido y atendiendo a la valoración del Colegio de Abogados de Madrid el club deberá pagar 64.833,30 euros por aquellas gestiones. Era una guerra perdida desde el inicio.


La resolución detalla los distintos conceptos por los que el letrado reclamaba el pago al Racing, al tiempo que explica las razones de la entidad para rechazarlas. Fundamentalmente, el club argumenta que el abogado era el secretario y asesor jurídico del consejo de administración y, “a la postre, gestor de facto del club”.

Además, añade la entidad que durante el periodo de 18 meses entre 2012 y 2013 al que se refiere su reclamación, cobró cerca de 290.000 euros, y entabló procedimientos administrativos y judiciales diversos “absolutamente innecesarios y temerarios, cuando no totalmente antieconómicos”.

Sin embargo, el juez rechaza la idea de que el letrado “fuera un administrador de facto de la sociedad demandada”, ya que “por mucha relevancia” que su opinión tuviera en el consejo de administración, “era el consejo y no él quien administraba la sociedad y tomaba las decisiones correspondientes”.

Además, señala el magistrado que hay que distinguir dos tipos de funciones desempeñadas por el demandante: la de secretario del consejo y la de letrado que prestó servicios profesionales.


“El demandante por los servicios profesionales que como letrado ha realizado para la entidad demandada al margen de su labor de secretario y asesor del consejo tiene derecho a obtener la correspondiente retribución al existir un contrato de arrendamiento de servicios que así lo justifica”, señala la sentencia.

En este sentido, repasa uno por uno los conceptos reclamados y estima que sí le son debidos, entre otros, los honorarios reclamados por la solicitud de cese de la administración concursal, la oposición a la convocatoria de las juntas o la asistencia a la comisión seguimiento del convenio con el Gobierno de Cantabria por el que el Racing recibía una subvención de dos millones de euros anuales.

Esta sentencia no es firme y contra la misma cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Cantabria. La victoria del Racing es parcial, pero la cantidad que debe pagar la entidad es considerable y sobre todo deja un mal sabor de boca entre los aficionados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario