sábado, 4 de febrero de 2017

Etienne Scholz: el modelo que quiso ser futbolista


A sus 23 años ya se puede ir olvidando de triunfar en el fútbol profesional. Quizá no fue más que un simple sueño juvenil, pero todavía puede alcanzar la fama por otras vías… El centrocampista suizo Etienne Scholz estuvo a prueba en el Racing de Santander unos pocos días sin llegar a convencer a Paco Fernández. Su carrera como futbolista profesional se apagó enseguida, en realidad, nunca se llegó a encender. Ahora Etienne Sholz triunfa en su país con su propia marca de moda: Yes You Fashion.


En su web Etienne Sholz todavía se define como futbolista profesional y “entusiasta de la moda alemana”. Así lo relata el centrocampista suizo: “Quería crear una marca para que coincida con mi propia personalidad; con un espíritu deportivo, urbano y único, con una actitud relajada pero siempre de alta calidad”. Un par de futbolistas poco conocidos figuran como amigos de la marca en el portal de la firma de moda: el brasileño André Santos y el suizo-turco Levent Gülen.


Etienne Scholz llegó al Racing en el verano de 2014. Tenía una semana de prueba para demostrar que podía jugar en Segunda División. Su llegada generó un revuelo mediático tremendo. El chico quería competir en España porque aseguraba que el fútbol de toque que se practicaba aquí encajaba con su estilo ofensivo… Un jugón. Corrió el rumor gracias a algunos medios de comunicación de que venía avalado nada menos que por Pep Guardiola. El suizo había tenido un paso fugaz por el filial del Bayern de Múnich cuando el técnico catalán dirigía al primer equipo bávaro.


Como en todo rumor algo de verdad había, pero muy poca. El Racing tiró de amigos de conocidos para preguntar a Pep Guardiola por el mediocentro. Sí es cierto que había pasado por el filial de uno de los grandes del fútbol europeo (274 minutos repartidos en siete partidos en los que marcó un gol en la cuarta división germana), pero de puntillas y por poco tiempo debido a una lesión. Cuando preguntaron al técnico catalán por la joven promesa a través de amigos comunes vinculados al Racing dijo algo así como “no sé, igual para 2ªB os puede servir”. La bola del boca a oreja terminó en que Etienne Scholz era una máquina del centro del campo. Una estrella prometedora. El maná para un equipo cántabro sin euros para fichar. Pocos se plantearon por qué el Bayern de Múnich no había tenido que pagar un euro por su traspaso al Grasshopper, algo significativo en un mercado futbolístico donde las jóvenes promesas cuestan millones. Ni siquiera llegó a debutar con el primer equipo de de los “saltamontes” de Zúrich. Para darle más glamour a su llegada a Santander se remarcaba lo de “internacional con las categorías inferiores de Suiza”. Se obviaba que había sido una única participación en un amistoso con el combinado sub-19.

Paco Fernández le probó en El Malecón ante la Gimnástica. En 45 minutos no se le vio nada. Absolutamente nada. Al técnico asturiano no le convenció en absoluto. El representante del suizo, aunque tiene también pasaporte alemán, es Yago Rama, el mismo que trajo a Santander a Coulibaly. Un abogado santanderino que reside en el país helvético y que se dedica a la labor de representar a algunos futbolistas.

Si no servía para Segunda División, Scholz pensó en bajar un peldaño. Hizo las maletas y se fue a probar con el Cádiz. Allí tampoco convenció a nadie, en el banquillo estaba Antonio Calderón, y volvió a su país donde tampoco encontró equipo en la élite.


Nunca ha jugado en la máxima categoría de Suiza y eso que la competición helvética no es muy potente. Los últimos años se ha movido entre la quinta y la cuarta categoría. Lejos del profesionalismo. También ha llegado a debutar en la Challenge League, la segunda división. 81 minutos en tres partidos. Ha sido su tope.

Etienne Scholz sigue jugando al fútbol, pero ya como aficionado. Milita en una liga interregional, en lo que sería la quinta división de Suiza, en el filial del Wil 1900, cuyo primer equipo está en el segundo peldaño de la competición helvética.


Lo curioso es que Etienne Scholz triunfa ahora como modelo e Instagramer con su marca Yes You Fashion. De momento tiene pocos productos a la venta, pero acaba de empezar. En Instagram tiene más de 13.000 seguidores en unos pocos meses y sin apenas publicaciones. El exracinguista Isma Cerro, rey de esos terrenos de juegos, cuenta con casi 20.000. Parece que la moda es el mejor gol de Etienne Scholz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario