miércoles, 1 de febrero de 2017

Un Burgos en recuperación


El Burgos es el mejor equipo de la segunda vuelta en el Grupo I. En 2017 han ganado tres partidos y empatado otro. 10 de los 12 puntos en juego. El Racing ha logrado solamente siete. El conjunto castellano no se va a parecer en nada al que visitó El Sardinero en la primera vuelta.



El cambio de técnico, Mánix Mandiola por el asturiano Paco Fernández, tardó en surtir efecto, pero lo cierto es que ahora el Burgos empieza a cosechar buenos resultados, aunque siguen todavía en apuros clasificatorios. Los burgaleses son decimoterceros con tres puntos de ventaja sobre el puesto de promoción de descenso y seis sobre el descenso. El play-off de ascenso les queda a 15 puntos. Demasiado lejos. Ahora el objetivo es mantener la categoría pese a los buenos números de enero. Quizá clasificarse para la Copa del Rey.

El Burgos Club de Fútbol ha corregido su mal inicio liguero. Tampoco han podido remozar mucho su plantilla. Han reforzado su defensa, uno de los puntos débiles. El Burgos ha encajado 31 goles en 23 encuentros. Solamente cinco conjuntos reciben más goles en el Grupo I. Mandiola incorpora a Odei, procedente el Bilbao Athletic, que ya jugó en el Burgos la campaña pasada con Viadero, y al rumano de 20 años Razvan Popa, que llega cedido por el Zaragoza. También se refuerza con el madrileño Chevi del UD Logroñés. El centrocamapista no estaba jugando mucho en tierras riojanas. Duró regresa al Numancia y Uxío ha firmado por La Roda. Tres altas y dos bajas. No han podido contratar a un delantero. El más deseado era Abdón Prats, que se decandó por el Racing pese al cariño que guarda de su paso por el Burgos. El Burgos ha marcado 26 goles en lo que va de campeonato, cuatro menos que los cántabros.

El técnico, Manix Mandiola, está realizando un buen trabajo y los resultados le están acompañando. Los resultados, no así el juego, que no es fluido ni brillante. Primero el Burgos sumó los tres puntos en El Plantío ante la Arandina, en el primer partido de 2017. Luego devolvió la moneda al Caudal en Mieres, un equipo maldito que había ganado dos veces a los blanquinegros eliminándoles de la Copa del Rey. Luego el equipo de Mandiola logró un punto ante el Guijuelo en un partido muy defensivo. Y por último tres puntos ante la Mutilvera, en un terreno de juego donde no gana casi nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario