martes, 14 de marzo de 2017

De tapas por León


Las tapas son unas grandes desconocidas en la hostelería santanderina, especialmente en la zona más turística de la capital cántabra. Las tapas son gratuitas y acompañan a la consumición; los pinchos son esos manjares de la microgastronomía que suelen tener un precio bastante más macro y que pinchan como puñales en muchos locales de la hostelería cántabra. En León hay tapas que se parecen sospechosamente a nuestras raciones y ese es uno de los grandes atractivos de su ocio para el turista. Unos 3.500 cántabros desearán probarlas todas este fin de semana.


El Barrio Húmedo es una zona del casco antiguo de León, a la derecha de la Calle Ancha la que sube hasta la Catedral—, donde la mayoría de los locales son bares, tabernas o restaurantes. En la plaza de San Martín se concentran buena parte de los locales. En uno de los mejores lugares de España para tapear. El racinguismo disfrutó la temporada pasada de otro paraíso del tapeo, la calle Laurel en Logroño. A la zona riojana la está matando la subida de precios porque la tapa a precio de oro deja de ser tapa y pierde su sentido. El Barrio Húmedo empieza a estar afectado por este mal del sablazo. En León, la zona del Romántico ha captado el mensaje y ofrece precios más asequibles. En la ciudad todo queda a mano. Un paseo.

Algunas de las tapas leoneses son ya famosas como monumentos: las patatas con pimentón de El Flechazo o las morcillas de La Bicha. En la ciudad leonesa las tapas están elaboradas. Nada de aceitunas y cacahuetes. Las cañas son generosas, así que es mejor pedir cortos de cerveza para poder moverse por más establecimientos y tapear. El vino leonés más común en los bares suele ser el Prieto Picudo (Tierra de León) también se puede optar por beber vinos de la Denominación de Origen del Bierzo, habituales en la zona y todo un guiño a la Deportiva Ponferradina que entrena Pedro Munitis, el archienemigo de la Cultural.

Os dejamos los enlaces de algunos de los bares imprescinbibles para este sábado y domingo como previa del Cultural-Racing:

Picos de Europa
Sus tapas destacan por el tamaño, puede ser hasta un perrito caliente completo.

Con cada consumición viene una 'sartenuca' (muy cántabro todo), con patatas fritas, huevo y bacon, morcilla o picadillo. Este local no está en el Húmedo, pero merece la pena acercarse.

Uno del barrio Romántico, en la plaza Torres de Omaña, famoso por su bocadillo de calamares... ¡Pecado para los amantes de las rabas! Tienen más tapas, no preocuparse, como la paloma: una corteza repleta de ensaladilla.

Muchas variedad y abundancia de tapas. Uno de los clásicos.

También muy variadas y enormes. Otro de los típicos.

El Flechazo
Sus patatas caseras con pimentón y ajo son un clásico. El sábado estará lleno y es un sitio pequeño.

La Bicha
Sus tostas de morcilla algo picante son la tapa más conocida. Espectacular. Lo malo: suele estar hasta la bandera y el dueño se pone como loco.

1 comentario:

  1. Muy buen resumen.Solo un apunte informativo,el local Las tapas ahora tambien se puede encontrar en el barrio romantico (Frente parque del Cid) evitando así dejar la zona.
    Disfrutad y que gane el mejor.
    Aupa Cultu!!!
    ;)

    ResponderEliminar