lunes, 27 de marzo de 2017

El bueno, feo y malo del Racing-Somozas


El bueno
Heber Pena ha vuelto, en realidad nunca se fue. Hubo quien se empeñó en echarlo y machacarlo. La duda ofende. Heberismo siempre. Es un jugador de inspiración, más allá de si le vino bien el descanso y el ostracismo del banquillo, que seguro que sí.

Para un Racing en apuros el extremo gallego resulta un desatascador magnífico. Stili, el entrenador del Somozas, le destacó en la previa y le tuvo que volver a hacer en la rueda de prensa posterior al choque: “Conozco bien a Heber y ese penalti no ha sido”. Desde luego el árbitro y los miles de espectadores lo vieron claro, el defensa del Somozas cargó inocente contra el racinguista… Pitable. Heber es letal y fuerza cantidad de faltas y tarjetas, incluso cuando no está tan inspirado.

El feo
Una megafonía atronadora que silencia los pitos de ese público que siempre dicen que es soberano. La Iglesia del templo racinguista ha salido mandona. Old School. Este tipo de actuaciones nos traen a la memoria los viejos y malos tiempos. No vale la excusa de que siempre suena la música, la celeridad fue prodigiosa... El pueblo se está expresando. La afición racinguista muchas veces despierta a los jugadores con sus críticas y sabe exprimir a los suyos y exigir, lo mismo que apoyar y agradecer. Justo el día en el que la plantilla luce unas camisetas de ‘Gracias afición’ después del desplazamiento masivo a León, no creo que sea necesario tapar las críticas justas con Los 40 Principales.

El malo
Luisito definió al Racing como un equipo de “repliegue y contragolpe”, algo que no le gustó demasiado a Ángel Viadero. Esta escuadra cántabra tiene más talento y más virtudes, pero también es cierto que se siente más cómoda dejando el peso del balón al rival y llegando al área contrario con poca elaboración. Cuando el contrario se encierra atrás y no da un paso adelante a los montañeses se les suelen cortocircuitar los cables… Es cierto que desde la llegada de Santi Jara el balón parado ayuda a que no ocurra esto, pero el domingo no estaba el manchego. Esperemos que en la fase de ascenso el Racing no quede emparejado con un equipo de defensa numantina.

Fran Díez

No hay comentarios:

Publicar un comentario