domingo, 12 de marzo de 2017

En el mejor momento


Llegó la victoria plácida y sin sufrimiento en El Sardinero. 3-0 a la Deportiva Ponferradina de Pedro Munitis y la sensación de que el Racing llega en el mejor momento de la temporada al duelo con el líder en León del próximo domingo.

Salieron los dos equipos a tantearse, ambos se jugaban mucho. Los racinguistas fueron pronto los más peligrosos. Una entrada brutal de Nacho López a Heber le costó al defensa de los bercianos la primera cartulina amarilla del encuentro. De esa falta llegó el primer remate a puerta del choque. Botó el esférico Santi Jara y remató de cabeza el esférico Abdón Prats. El balón iba flojo y detuvo sin problemas el rumano Dinu. El Racing se iba entonando.

Un disparo de falta directa de Ríos Reina que se marchó por encima del larguero fue la contestación de los de Pedro Munitis. El colegiado había señalado una falta a Jagoba que no lo era en realidad. La Deportiva Ponferradina cayó en un juego muy horizontal con el que el Racing se sentía muy cómodo. Poco chorizo en el cocido, estarán todos en las cárceles gastronómicas.

A los 16 minutos Nacho López se internó en el área y el posterior remate de Pallarés se marchó alto. Los montañeses estaban cómodos replegados y tampoco sufrían en exceso… Pero la Ponfe tenía calidad en acciones aisladas. Abdón presionó a Núñez en la salida del balón y la acción terminó en saque de esquina. Los bercianos tenían una lentitud desesperante en la circulación de balón, eran lentos y previsibles iniciando el juego. Al Racing le venía de lujo el planteamiento.

Heber se fue de Gonzalo con un detalle técnico espectacular y su centro atravesó todas las líneas enemigas. Abdón no pudo alcanzar el esférico. La Ponfe estaba atascada.

En el minuto 22 un centro de Jara lo bajó al piso Abdón en la frontal del área y pudo prepararse el disparo ante el central asturiano Gonzalo. El mallorquín estrelló el disparo raso en el poste. El partido era de los cántabros.


Chavero entró consecutivamente a Heber y a Dani Aquino en dos lances merecedores de tarjeta amarilla. En la primera el árbitro aplicó la ley de la ventaja. En la segunda sobre el murciano pitó falta y mostró ya la cartulina. De esa infracción salió el 1-0 en el minuto 26. Botó la falta Jara y Mikel Santamaría remató por dos veces con sendas intervenciones providenciales de Dinu. Estuvo listo Dani Aquino para no errar a la tercera. Lo merecía el equipo cántabro.

Pero el partido no estaba ganado. Iván Crespo volvió a demostrar su calidad salvando los muebles. El cántabro realizó un paradón providencial tras un remate de cabeza de Pallarés. Posteriormente, el remate de Chavero rebotó en Santamaría, ubicado sobre la línea de gol. Los bercianos reclamaron mano del navarro, pero no hubo penalti.

El Racing siguió buscando matar el partido. Un Aquino más inspirado que otros días probó fortuna desde lejos, pero su chut se topó con Dinu. Una Ponferadina diluida y blanda que no se parecía en nada al conjunto agresivo que derrotó a los cántabros en El Toralín, empezaba a pasarlo mal. Pero el Racing siempre concede alguna ocasión para hacer sufrir a sus aficionados. En el último córner de la primera mitad el balón se paseó por el área racinguista y con Crespo ya superado, Pallarés se quedó a centímetros de tocar el balón y meterlo dentro de la portería en el segundo palo.


Nada más arrancar la segunda mitad llegó el segundo tanto racinguista. Era el minuto 48. No había lugar a la incertidumbre. Abdón Prats culminó un contragolpe en el que no estuvo muy afortunada la zaga blanquiazul, que reclamaba un fuera de juego posicional que no era. Dani Aquino volvió a estar muy hábil para sacar petróleo del error de los visitantes y Prats tuvo temple.

La Ponferradina besó la lona con el 2-0. El Racing empezó a gustarse haciendo las cosas fáciles y las imposibles… Abdón intentó el gol casi desde su campo. Estaba ya el partido para este tipo de frivolidades. Y por si acaso estaba el comodín de Iván Crespo, que se lució con una palomita en un remate espléndido de Pallarés. Si entre ese balón quizá el partido hubiera tenido algo de emoción, pero se notaba que era más probable la goleada que un empate.

Con dos o tres pases los cántabros desarbolaban a los bercianos. Dani Aquino abrió el balón al costado izquierdo, Heber centró y el remate final de Carlos Álvarez fue anulado por fuera de juego. A punto estuvo de cazar el asturiano otro balón centrado por Jara tras una larga jugada del todopoderoso Aquino. El Racing se gustaba. Y la afición estaba encantada.

El árbitro le perdonó a la Ponferradina un penalti y expulsión en una buena acción de Carlos Álvarez, que le robó la cartera a Gonzalo. El asturiano se plantó ante Dinu y colegiado no vio o no quiso ver una pena máxima de libro. Era el minuto 84.

Pero todavía había más. Santi Jara estrelló el balón en el larguero y después del rebote el remate de Dani Aquino no entró a gol entre Dinu y el poste. El tercer gol estaba al caer. Una Deportiva Ponferradina fantasmal se merecía la goleada.

La sensacional tarde racinguista se vio enturbiada por un cruce de cánticos que seguramente no venía a cuento. La Gradona cantó a Munitis, antes también había coreado el nombre de Viadero, y otra parte de la grada pitó… Un sector resolvió la cuestión como en el juicio de Salomón, gritando: “¡Racing, Racing!”. La Ponferradina terminó siendo un muñeco roto, la victoria no corría peligro y ya quien más o quien menos pensaba en León. Para que la fiesta no terminara con un regusto amargo llegó el tercer gol. Un pase de Álvaro Peña espectacular al hueco y la carrera de Óscar Fernández con una finalización perfecta del extremo de Renedo. Un fiestón deportivo que ojalá se prolongue por las calles leonesas y en el Reino de León el próximo domingo.

Fran Díez


Racing, 3: Iván Crespo, Gándara, Julen Castañeda, Samuel Llorca, Mikel Santamaría, Jagoba Beobide, Santi Jara (Pau Miguélez, 92), Álvaro Peña, Abdón Prats (Carlos Álvarez, 66), Aquino y Heber (Óscar Fernández, 73).

Ponferradina, 0: Dinu, Nacho López, Ríos Reina, Gonzalo, Núñez, Jonathan, Menudo (Pastrana, 75), Chavero, Pallarés, Figueroa (Javi García, 59) y Caiado.

Goles: 1-0, min.29: Dani Aquino; 2-0, min. 48: Abdón Prats;  3-0, min. 92 Óscar Fernández.

Árbitro: Kevin García Martín (Colegio Gallego). Mostró tarjetas amarillas a los locales Jagoba Beobide y Gándara, y a Nacho López, Chavero, Figueroa, Gonzalo, Jonathan y Ríos Reina, por los visitantes. No tuvo trascendencia en el resultado. Acertó en varias acciones conflictivas, como en el penalti que reclamaban los bercianos por mano de Santamaría y en el segundo gol del Racing, un posible fuera de juego. Perdonó un penalti a los visitantes y no acertó a cortar el juego duro del conjunto de Munitis en algunos momentos.

Incidencias: 9.355 espectadores. No llovió durante el encuentro, pero llegó a granizar antes de que comenzase. Se realizó un homenaje al fútbol femenino con motivo del Día de la Mujer y hubo una exhibición en el descanso de dos conjuntos cántabros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario