viernes, 10 de marzo de 2017

Jugar después o jugar antes


El Racing saltará al césped el domingo a las cinco para medirse a la Ponferradina sabiendo lo que han hecho el Celta B y la Cultural Leonesa. Incluso podría darse el caso de que el conjunto cántabro tenga a tiro el liderato. Esto es una arma de doble filo y la escuadra de Ángel Viadero debe manejar una presión añadida en esta lucha tremenda de los equipos por el primer puesto.


La Cultural Leonesa juega el sábado a las seis de la tarde ante el Mutilvera. Los navarros ocupan el puesto de promoción de descenso y se juegan la vida. Son además un rival complicado en su feudo. Rubén de la Barrera, el técnico gallego de la Cultural, recordaba un dato negativo para el Racing en la previa de su duelo: "En las ocasiones en las que hemos jugado un sábado hemos ganado y si al Racing le ha tocado jugar al día siguiente, no lo ha hecho. Esperemos que esto siga siendo así, pero no se va a decidir nada hasta el final".

Tanto Racing como Cultural miran de reojo a su enfrentamiento del próximo domingo 19, aunque esta jornada será clave para saber cómo llega cada uno a los que puede ser una mini-final para decidir el primer puesto a falta de ocho jornada para que termine la fase regular. "Estamos en un ciclo decisivo, todos los partidos son importantes y el más trascendental es el más cercano, la Mutilvera", aseveraba Rubén de la Barrera. El coruñés considera que "ganar en Mutilva multiplica su valor porque llega justo antes de medirse al Racing y ese partido determinará quien sale primero. Lo primero es ganar nosotros en Navarra y si es va acompañado de una no victoria del Racing, mucho mejor". Los leoneses quieren ganar en las cercanías de Pamplona y esperar el batacazo de los cántabros. "Son tres puntos iguales a los que del partido ante el Racing, pero no es lo mismo medirse a los cántabros con dos puntos de ventaja que con tres o cuatro. Hay que ganar y esperar a ver qué pasa", confesaba Rubén de la Barrera.

El Celta B juega ante Osasuna Promesas en Barreiro a las doce menos cuarto, en teoría los rojillos no deben causar excesivos problemas a los celestes, pero en un duelo de filiales puede ocurrir cualquier cosa. Con cuatro puntos menos que la Cultural y dos menos que el Racing no pueden descuidarse para no perder comba.

Conocer o no los resultados de los rivales, jugar antes o después, es lo de menos si se suman los tres puntos, aunque la presión siempre puede pasar factura en estas últimas jornadas. El Racing deberá demostrar oficio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario