domingo, 26 de marzo de 2017

Racing 3-Somozas 0: Servicios mínimos


Estaba claro que el Racing iba a ganar al colista, incluso con cierto margen. Al final, los cántabros vencieron a los gallegos 3-0, pero firmando una primera parte horripilante que les costó hasta pitos de la grada. Los futbolistas montañeses tiraron de los servicios mínimos para rellenar el expediente con mala letra y renglones torcidos. Se solventó un trámite, quedan otros siete y esperar… Matemáticamente el equipo ya está clasificado para la fase de ascenso con este triunfo. Eso será otra historia.


La jornada había comenzado sin pinchazos de los rivales. Cultural y Celta B demostraron tener la seguridad avasalladora que no tiene el Racing. Esto no quiere decir ni mucho menos que el conjunto santanderino no siga aspirando al primer puesto… Esto es una carrera de resistencia y los puntos valen lo mismo se sumen como se sumen.

Hasta el público estuvo perezoso para acceder al estadio. El partido comenzó casi con menos gente de la que se desplazó hasta León. A los jugadores también les costó encontrar tensión competitiva. El Somozas se encerró atrás con una poblada defensa de cinco y pedirle elaboración de las jugadas a este Racing de Viadero es como comentarle a Dabiz Muñoz, el chef de DiverXo, que te haga una tortillita de jamón sencilla.

A un ritmo pachangero era imposible desarbolar la defensa tupida planteada por el colista del Grupo I. Un Somozas con ganas de hacer algo en un escenario importante, pero que ya ha renunciado a la permanencia en la categoría de bronce. La propuesta de los racinguistas fue timorata, como casi siempre. No hay manera de que propongan otro tipo de fútbol y de que este Racing lleve el peso del juego cuando la situación lo requiere.

La única ocasión de los cántabros en la primera parte llegó en el minuto 40. Un remate de Abdón Prats que el portero gallego desvió. Junto antes del descanso, en un centro lateral de Dani Aquino, un defensor del Somozas golpeó al aire en lugar de despejar, y el balón quedó suelto en el área. No llegó el delantero balear del Racing a rebañar el esférico.

El colegiado añadió un minuto como si no quisiera alargar más la condena de una película infumable. Los pitos de buena parte de la afición racinguista fueron apagados por la atronadora megafonía. Recuerdos de los viejos y malos tiempos.


En la segunda parte una carrera de Arkaitz y su centro al área del Racing pudo originar una tragedia griega sin Tziolis. Pedrosa no llegó a empalmar el balón dentro de la portería local. Los cántabros abusan de sus paseos por el acantilado asomándose al abismo.

Parecía evidente que si entraba el primer gol del Racing el castillo de naipes del Somozas se desmoronaría, pero los de Ángel Viadero ni disparaban. En una acción aislada, cuando el técnico, preparaba un doble cambio, Heber Pena se fue de Arkatiz, se internó dentro del área y fue derribado por Pablo… La inocencia de un penalti de los que siempre se señalan. Dani Aquino engañó a Molina desde los once metros. El murciano es una garantía desde el punto de penalti. Era el minuto 54 y todo el guión cambiaba.

Con la tranquilidad de ir por delante Álvaro Peña probó fortuna desde la frontal y en el rechace lo intentó también Abdón Prats. El Racing comenzó a dominar el juego y se quitó el corsé. Aquino intentó un semi gol olímpico en una falta escorada, Molina rechazó el balón a saque de esquina. Se intuía que el segundo gol de los cántabros estaba al caer y no tardó en llegar. Heber Pena forzó una falta que le costó la tarjeta amarilla a Pedrosa. Con un extraordinario lanzamiento directo, Aquino materializó el segundo tanto. Un golazo. Puso el balón en la base del poste desde muy lejos con maestría y mucho efecto para esquivar la barrera por fuera. 2-0 en el minuto 70 y un choque gris que quedaba encarrilado. Heber buscó en el 76 su tanto y disparó después de otro bonito regate, pero su chut salió flojo y centrado.

Se durmió un poco el Racing, bajando el ritmo con la ventaja cómoda, y el Somozas buscó el gol de honor. A punto estuvo de lograrlo en el minuto 81. Un remate de Pablo se estrelló en el travesaño después de que el vuelo de Iván Crespo no sirviera de nada. Amaro de cabeza también asustó un poco a la zaga cántabra. El equipo local volvía a sestear, pero ya sin las iras de la afición.

El arreón final del Somozas no tuvo premio. Los gallegos trabajan y son un equipo ordenado, pero no son capaces de marcar y por eso van últimos. En un contragolpe, Heber Pena, de nuevo resolutivo, le puso en bandeja el tercer gol a Carlos Álvarez. El asturiano solamente tuvo que empujar el esférico dentro. El cuarto estuvo también cerca de subir al marcador, pero Dani Aquino tardó demasiado en armar el disparo y un defensa gallego llegó a tiempo por detrás para desbaratar lo que parecía un gol cantando. No hubo 4-0, y parece increíble que un 3-0 pueda ser tristón, pero el resultado dejó sensaciones malas por la penosa primera parte del equipo. Esos 45 minutos se olvidarán pronto, los deberes se entregaron en tiempo y forma. Lo más importante. En Coruxo empezará otra historia, aunque con los mismos problemas y soluciones.

Fran Díez


Racing, 3: Iván Crespo, Córcoles, Julen, Samuel, Mikel, Jagoba Beobide (Sergio Ruiz, 56), Pau Miguélez (Javi Cobo, 56), Álvaro Peña, Abdón Prats (Carlos Álvarez, 76), Aquino y Heber Pena.

Somozas, 0: Molina, Pablo, Toni Medina, Manu, Antonio (Baleato, 43), Peter, Arkaitz, Oscar Sielva, Dani Pedrosa (Jaume, 64), Pancho e Iván Pérez (Amaro, 74).

Goles: 1-0, min.54: Dani Aquino, de penalti cometido sobre Heber. 2-0, min.70: Dani Aquino de falta directa. 3-0, min.86: Carlos Álvarez a pase de Heber.

Árbitro: Alberto González Hernández (Colegio Castellano-leonés). Mostró tarjetas amarillas a Dani Pedrosa y Molina, por parte visitante. El penalti que pitó a favor de los locales fue protestado, pero era una pena máxima señalable.

Incidencias: 7.868 espectadores, que tardaron en acceder al estadio. Tarde con buena temperatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario