domingo, 16 de abril de 2017

Arandina 1 - Racing 5: Juego de niños


No hubo problemas. El partido ante la Arandina fue un juego de niños para los racinguistas, el duelo más cómodo de la temporada. La lucha es mantener la tensión y soplar en la nuca al Celta B. Y la escuadra de Viadero aprieta... El Racing venció 1-5 y pudieron ser muchos más los goles que se llevó el conjunto de la Ribera del Duero, que marcó el suyo a punto de entrar en el tiempo de prolongación.


De inicio, la Arandina se metió atrás sin mucha convicción esperando un milagro en el Domingo de Resurrección. Era materialmente imposible que los locales a medio gas y desaminados doblegasen a los cántabros. A los seis minutos abrió el marcador el Racing. Santi Jara aprovechó un despeje del portero local para marcar con un lanzamiento raso casi desde el pico del área. El manchego abrió la lata. Todo eran facilidades ante una Arandina zombi que prepara ya la próxima campaña en Tercera. Sus aficionados les pitaron al descanso tratando de resucitar en ellos algo de casta, pero es complicado competir cuando los números anuncian ya un descenso inminente y tienes enfrente un rival del que potencialmente te separa un abismo.

A punto estuvo de marcar Abdón Prats en la siguiente acción en un saque de esquina botado por Santi Jara. Un error de marcaje dejó solo al mallorquín, que se vio sorprendido por el esférico y remató mal. La Arandina penaba por El Montecillo. En el minuto 16 Prats se redimió de su pecadillo y anotó el segundo tanto. Con el portero adelantando y una defensa castellana muy endeble, Abdón anotó su octavo tanto desde que llegó en el mercado de invierno y terminó la jornada con un triplete que le permite tener unos registros goleadores alucinantes.

Otra vez un imparable Abdón Prats se fue de sus marcadores y habilitó el balón a Dani Aquino, que chutó con fuerza en un mano a mano con el portero local. Nacho Zabal repelió el esférico y quedó tendido en el césped pidiendo tiempo como un boxeador sonado. Era el minuto 25 y solamente había un dueño del partido.



Con tanta comodidad el Racing bajó el pistón un instante. De falta directa Rubén Arroyó obligó a intervenir a Iván Crespo. La zaga se desconcentró un instante y la Arandina estiró un poco sus líneas. Los montañeses simplemente tenían que esperar un poco para dar otro zarpazo. Aquino probó fortuna de nuevo en el minuto 31 a pase de Santi Jara, pero Nacho Zabal adivinó las intenciones al murciano.

El tercer gol no tardó nada en caer del lado visitante. En una jugada entre Dani Aquino y Abdón Prats, el mallorquín recogió el envío del murciano en el segundo palo y simplemente tuvo que meter el balón dentro para firmar su doblete. Aquino había recorrido 50 metros con el esférico sin que la defensa ribereña le pudiese frenar. El panorama, con 0-3 en el minuto 36, era desolador para los locales y un buen entrenamiento para los racinguistas, que siguen en su lucha por el liderato. Santi Jara de falta directa hizo trabajar a Zabal otra vez. A punto de cumplirse el tiempo reglamentario Abdón Prats pecó de egoísmo y no cedió a Santi Jara, el delantero centro se obcecó en regatear al portero rival y su disparo salió desviado al estar ya muy forzado… La pelota golpeó el palo por fuera. Es normal ante el cariz que tomó el encuentro que los de arriba quisieran lucirse y ampliar registros goleadores, pese al enfado del técnico sancionado en la grada.



Emilio Ferreras, entrenador de la Arandina, realizó tres cambios durante el descanso. Marcadores así requieren medidas desesperadas, pensar en otras cosas. Los locales querían mejorar su imagen, lo cual no era complicado…

Sobró la segunda parte ya con todo decidido. Simplemente restaba por saber cuántos goles más iban a marcar los racinguistas. Cayeron otros dos y el del honor de la Arandina.

En el minuto 60 un centro chut de Heber Pena se paseó por el área de la Arandina presagiando el cuarto tanto. Abdón Prats firmó su tercer tanto y el cuarto del partido. El balear remató de cabeza un buen envío de Julen Castañeda. La superioridad del mejor visitante de la categoría era brutal.

En el minuto 79 un penalti cometido sobre Heber Pena lo transformó él mismo. Sin Abdón ni Aquino en el campo el ferrolano tomó la iniciativa de anotar el quinto de la tarde. Una procesión de Semana Santa tenía ya más emoción que lo que quedaba por ver en El Montecillo, pero hasta que no pasa el último cura no termina el acto… Carlos logró el gol de la honrilla para la Arandina a punto de cumplirse el tiempo reglamentario. Daba lo mismo.


El Celta B recibe la próxima jornada al Boiro y la siguiente jugará en El Montecillo, donde los vigueses no tendrán mucha resistencia para imponer su rodillo. El Racing juega ante el Caudal en El Sardinero y viaja a Guijuelo… Rivales más complicados que los gallegos, pero puede ocurrir cualquier cosa en un sprint épico.



Arandina, 1: Nacho Zabal, Ruba, Mauri, Rubén Garcés, Sergio Noche, Pablo, Carlos, Saúl (Leo Ramírez, minuto 46), Edgar, Plaza (Jonathan Toro, 46) y Rubén Arroyo (N'Doye, minuto 46).

Racing, 5: Iván Crespo, Córcoles, Samuel Llorca, Puerto, Julen, Javi Cobo, Peña (Sergio Ruiz, minuto 73), Santi Jara, Heber Pena, Dani Aquino (Carlos Álvarez, minuto 66) y Abdón Prats (Pau Miguélez, minuto 71).

Goles: 1-0, minuto 6, Santi Jara a pase de Abdón; 0-2, minuto 16, Abdón Prats; 0-3, minuto 36, Abdón Prats; 0-4, minuto 63, Abdón Prats; 0-5, minuto 79, Heber Pena de penalti cometido sobre él mismo; 1-5 Carlos, minuto 88.

Árbitro: Ruipérez Marín (Colegio Castellano-Manchego) amonestó a los locales Mauri, Ruba, Noche, Edgar y Leo. Ningún jugador del Racing vio cartulina.

Incidencias: Tarde calurosa y césped seco con mucha arena. Más de 600 racinguistas en las gradas de El Montecillo. Viadero no se pudo sentar en el banquillo por sanción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario