jueves, 6 de abril de 2017

Un líder B


¿Aguantará la presión del liderato el Celta B? Es probable, es un filial que no lo es tanto. El segundo equipo del Celta de Vigo lleva una racha de seis victorias consecutivas que lo han aupado al primer puesto con los mismos puntos que el Racing. Tiene calidad y experiencia, pero nadie es perfecto.

Esta es la cuarta temporada consecutiva en Segunda B del filial vigués, pero la primera en la que se ha realizado una inversión económica importante con el objetivo de ascender a Segunda. El presidente celeste, Carlos Mouriño siempre ha tenido el deseo de que el Celta B estuviera en Segunda. El ascenso es un gran negocio ahora mismo con el dinero que se percibe por derechos televisivos, aunque mantener a un filial en la categoría de plata es muy complicado.

La campaña pasada el Celta B fue undécimo y este verano se reforzó la plantilla mucho y sobre todo se mantuvo a la pieza central del proyecto, pese a que por edad no puede jugar en el primer equipo: Borja Iglesias. El ariete compostelano rechazó ofertas de Segunda para afrontar el reto del ascenso... Lleva 25 goles, seis de penalti. Esta claro que el máximo goleador de la categoría es un factor determinante en la trayectoria de los celtiñas, pero son más que un jugador. Su pareja de ataque, Hicham, llegado este verano del Almería, ha debutado también en Primera y cumple cinco campañas en Segunda B. Ha marcado 12 goles.


Si analizamos un once tipo del Celta B, con los jugadores habituales, todos ellos han disputado ya tres o cuatro campañas en la categoría de bronce del fútbol español e incluso han debutado en Primera o Segunda. Hasta Brais Méndez, con 19 años, ha jugado ya partidos tres campañas en esta categoría.

El entrenador, Alejandro Menéndez, conoce bien la casa y sobre todo la Segunda División B. Esta es su sexta temporada en la tercera categoría nacional. Es un equipo con oficio y plantilla. Borja Fernández suma ya una decena de partidos en la máxima categoría del fútbol nacional. El portugués Gustavo Ledes militó tres años en Segunda con el filial del Barcelona. La apuesta por la juventud habitual en los conjuntos B no lo es tal en el filial gallego más de veinteañeros rodados que de juveniles. Los jugadores mayores son el luso Ledes, que cumplirá 25 años en septiembre, y Borja Iglesias y el portero Néstor que tienen también 24. También en sueldos el Celta B no es un filial corriente.

Alejandro Menéndez no ha tenido problemas de lesiones graves ni el primer equipo le ha quitado jugadores. El técnico asturiano ha podido mantener un once tipo toda la campaña. El cuarteto defensivo con Kevin, Riera, Alende y Samu es un clásico, igual que Borja Fernández y Gus Ledes en el doble pivote e Hicham y Borja Iglesias en ataque.  En la portería se han alternado Iván Villar y Néstor y en la media Brais, Mera y Juan Hernández han rotado bastante. El portugués Joao ha servido de relevo en el ataque.

El Celta B ha ganado a domicilio a los otros dos gallos, Racing y Cultural, toda una muestra de poderío al margen de la regularidad mostrada y necesaria para alcanzar los 71 puntos. Han perdido cinco partidos y han firmado las tablas en otros cinco. La Cultural fue el único conjunto que les ganó en su feudo, 0-1. En 13 partidos han dejado la portería a cero, solamente han encajado 23 goles en contra (0,7 por partido). Son un equipo muy solvente, además de la tremenda pegada ofensiva, 58 goles en 32 jornadas. Borja Iglesias e Hicham forman una pareja de ataque letal, pero también dependen en exceso del compostelano. Su ausencia por lesión o cartulinas, acumula ocho, podría ahogar a la escuadra celeste. Iglesias suma ya 2.786  minutos en 31 partidos, todo ellos menos uno jugados al completo... En el que encuentro que fue sustituido dejó el terreno de juego en el minuto 86. Eso podría también pasar factura con un final de la fase regular tan apretado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario