martes, 11 de abril de 2017

Una Arandina crucificada


El entrenador de la Arandina, Emilio Ferreras, aseguraba en la previa de la semana pasada que si su equipo ganaba a la Mutilvera “todavía podían salvarse”, pero perdieron 1-0 en Navarra. Sus cuentan pasaban por ganar cinco partidos de los últimos seis choques... El equipo castellano no cree en la salvación, aunque sea Semana Santa.

La permanencia le queda ya muy lejos a la Arandina, a 10 puntos, y les visita un Racing obligado a ganar. En Aranda son conscientes de que la permanencia es ya una misión imposible con 15 puntos en juego y se aferraban a los consabidos, y escasos, milagros deportivos.

Los cuentos de la lechera de Ferreras pasaban por vencer en Mutilva y derrotar después en el Montecillo a los cántabros para engancharse y recuperar la moral de un equipo que lleva cuatro partidos sin ganar. El calendario nos les ayuda, todavía tienen que pasar por la Ribera del Duero el Celta B y el Racing de Ferrol con salidas a Palencia y Pontevedra. Ni un milagro… La Arandina está crucificada y no habrá resurrección posible. El descenso es prácticamente virtual.


El conjunto ribereño cumplía su segunda campaña consecutiva en la categoría de bronce del fútbol español. Curiosamente no ha perdido en sus tres enfrentamientos con los cántabros, pese a la clara diferencia de potencial. Empataron sin goles en El Sardinero en la primera vuelta y también terminaron en tablas los dos encuentros de la campaña pasada con Pedro Munitis en el banquillo.

La cuesta que tiene que subir la Aradina para salvarse aumenta su porcentaje de desnivel si además afronta el encuentro ante los montañeses del domingo con las bajas seguras de Edu Payá y Barrera, expulsados la última jornada en el minuto 88 y en el 90 del partido de Mutilva. También está sancionado Omar, aunque Ferreras recupera a Ruba, que cumplió su ciclo de tarjetas. El central camerunés Charlie Took sigue lesionado.

La Arandina es el tercer equipo más goleada del Grupo I, por detrás del Somozas y el Palencia, y tiene cuatro equipos que han materializado menos goles: Somozas, Palencia, Mutilvera y Boiro. Carlos Portero, que ha marcado 11 dianas, es su máximo artillero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario