lunes, 22 de mayo de 2017

El bueno, el feo y el malo del Cerro del Espino



El bueno
No hace falta la posesión de esférico si tienes la posesión del gol. El Señor de los Goles nació en Murcia, pero podía haber nacido en cualquier parte del mundo con la misma genética anotadora.

Su padre también tenía goles en la sangre. Dani Aquino se eleva ya hasta los 24 tantos tal y como se elevó por encima del defensa del Rayo Majadahonda para cabecear como un toro bravo el balón a la red. Adoremos al Torito de oro.

El feo
Antonio Iriondo nació en Moscú en lugar de en Bilbao. Es fruto de una pareja de aquellos “niños de la Guerra” y del dolor de la España fracturada y cainita. El técnico de los majariegos no asumió el resultado y la contundente victoria racinguista, no ha interiorizado que jugar bien no es solamente pasarse la pelota con más o menos estilo. “Hemos sido bastante mejores. Se me hace difícil que el Racing jugando así pueda ascender”, aseguró en la rueda de prensa posterior al encuentro. El entrenador del Rayo se quejó del arbitraje y de la expulsión que sufrió su equipo, creyó tener en el juego de toque y poesión el oro de Moscú, un tesoro ficticio. La posesión de la pelota no gana partidos por sí misma.

El malo
El malo es que quede tanto para lograr el ascenso… Nada menos que otros cinco partidos cargados de sufrimiento y emociones. Un largo camino pisando brasas ardientes con toda la firmeza y el aplomo del creyente más enaltecido. Fe. "Andaré este largo camino, este camino tan largo, hasta el final, hasta el final del corazón, andaré este camino largo, largo, largo...". Las penurias del poeta palestino Mahmoud Darwish eran otras, pero en el fondo todo es lo mismo en las luchas, resistencias y conquistas deportivas o políticas. Todo es sufrir, especialmente para los aficionado de a pie, a los que les cuesta sangre, sudor y lágrimas estos largos desplazamientos. Criminal el afán recaudatorio del Rayo Majadahonda que puso las entradas a 25 euros. El dinero no lo es todo.

Fran Díez

2 comentarios:

  1. Muy buen post, como siempre. Pero hay un error: Iriondo no es un "niño de la guerra" (sino tendría más de 80 años) sino hijo de dos de estos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Está mal expresado. Sus padres le trajeron a España siendo muy niño.

      Eliminar