domingo, 21 de mayo de 2017

Rayo Majadahonda 1 - Racing 3: Los buenos principios


Un buen comienzo de la fase de ascenso es esto. El Racing venció 1-3 al Rayo Majadahonda y demostró ser un equipo ordenado, con oficio y que es muy fuerte en las dos áreas: eficaz para conseguir goles y al que es casi imposible marcarle un tanto. Da igual que sea más o menos gris o que el rival se luzca moviendo la pelota. La posesión del esférico o las filigranas no ganan encuentros ni logran ascensos. Y al Racing le sobra talento, además de seriedad.



Los diez primeros minutos fueron los típicos de play-off, un tanteo entre los dos contendientes con los papeles claros y repartidos. También Córcoles tanteó a Noño en el primer rifirrafe del duelo. Corcolismo en estado puro. El Rayo Majadahonda tocaba bien el balón en el centro del campo, pero sin generar peligro. El Racing buscaba matar la eliminatoria en un contragolpe consciente de que tiene pólvora arriba.

En el minuto 13 hubo un primer acercamiento peligroso de la escuadra local. Tras un disparo y un rechace, Portilla logró rematar con la cabeza. El golpeo se le marchó alto.

Córcoles no tardó en ver la amarilla tras un golpe en la boca a Portilla con la mano abierta... Una carantoña corcolista. Había  que marcar el territorio y eso es bueno. Era el minuto 17 y el Rayo buscaba mucho la banda diestra de los montañeses.

Dos minutos después un centro de Ñoño se perdió sin encontrar rematador en el área del Racing. Los rayistas tocaban bien la pelota, pero les falta gol.

La jugada polémica fue una mano dentro del área de la escuadra majariega que no señaló el árbitro. Un centro de Heber Pena golpeó el brazo de Villalón. No pareció intencionado, pero hubiese sido una pena máxima perfectamente reseñable por el colegiado extremeño.

El Rayo Majadahonda seguía controlando la posesión del esférico, pero sin desarmar a los cántabros. Iván Crespo despejó de puños un disparo centrado y a media altura sin ningún peligro. Corría el minuto 22. Se animaba la contienda. Los madrileños seguían buscando un resquicio en el muro montañés, que no hallaban. Un centro raso del lateral Rubén dentro del área lo atrapó Iván Crespo cuerpo a tierra.
Se estancó pronto el partido de nuevo. Nadie se salía del guión. El Rayo seguía sobando y sobando la pelota y el Racing manteniendo el orden establecido… La paz mundial era el 0-0.

En el minuto 40 los visitantes tuvieron la mejor ocasión de la primera parte. Resolvió un paradón de Miguel Ángel, que no hizo la estatua, el arquero sacó el brazo de una forma espectacular para despejar un trallazo de David Córcoles desde dentro del área. Los dos equipos se iban al vestuario con 0-0, el Rayo había tenido el balón pero el Racing sin jugar a nada había tenido la mejor oportunidad para marcar y un posible penalti no señalado. Es cierto que no era, pero también que pudo ser pitable.



Apretó el Racing en el inicio de la segunda parte. Y el aumento de revoluciones trajo un duelo diferente. Un córner botado por Heber encontró la testa de Puerto, pero el remate no fue a puerta. El ferrolano se había internado bien por su banda. Viadero retiró a Carlos Álvarez para dar entrada a Granero… Reforzando la media. Lo ensayado durante la semana con Peña en la media punta y Aquino como ‘9’. Los visitantes seguían internándose bien por las bandas y no tardó en llegar el 0-1. Un buen pase desde la izquierda de Julen Castañeda, que había combinado con Heber, y el remate de cabeza de Aquino, que entró con todo… Un torito embistiendo. La grada se volvió loca. Era el minuto 58 y la eliminatoria cambiaba radicalmente su panorama. En cuanto el Racing comenzó a jugar y encontró a Heber se desmoronó el Rayo. En el 63 Aquino probó fortuna con un buen zurdazo desde la frontal. El murciano estaba más alegre y los cántabros comenzaron a buscar su máximo goleador.

Se relajó un poco el Racing con el tanto. Fue un instante, pero lo suficiente para que empatara la escuadra local. Empató la contienda Carlitos en una jugada tonta en el minuto 65. Ñoño se marchó por la zona de Córcoles y pasó a su compi gaditano… Los dos han llegado del San Fernando este verano. La defensa se quedó un poco parada y el jugador local se internó dentro del área para fusilar a Crespo. 1-1.

En este tipo de partidos tienes que estar con una concentración total 180 minutos… Cuando mejor estaban jugando el Racing y con el 0-1 llegó este pequeño mazazo. Viadero quito a Peña y sacó a Abdón Prats. Quemando las naves. El arma secreta. No hay tregua en el play-off.

El Rayo Majadajon seguía tocando el balón con esmero espoleado por el gol del empate y el Racing volvió al guión de guardar la ropa. Puerto se lesionó y tuvo que entrar Mikel Santamaría al centro de la zaga. El 1-1 no era malo, pero había mucha tensión ambiental. Dani Aquino en el 72 intentó un disparo desde la frontal que se marchó cerca del palo. La eliminatoria estaba viva.

En el 78 un buen desmarque de Heber Pena generó una gran ocasión El gallego centró al corazón del área y Prats remató sin mucho acierto. Aquino cazó un rechace y a la media vuelta trató de empalar el esférico dentro… Se le marchó alto. La reacción de los racinguistas era evidente.

Cántabros enfurecidos. Se desató el Racing y en la misma jugada fue expulsado Vicente por una falta a Dani Aquino y vio la amarilla el defensa Oliva por otra a Heber cuando el árbitro aplicó la ley de la ventaja. Ya unos minutos antes el colegiado había perdonado una amarilla a Oliva por otro “recado” a Heber. Aunque el míster local, Iriondo, se quejase del exceso de cartulinas que vio su equipo...



De esa doble falta local llegó el segundo gol en el minuto 82. Santi Jara botó el esférico y Granero, todo corazón, remató con el alma de una manera poco ortodoxa. El valenciano, y los aficionados, se volvieron locos. El Rayo Majadahonda se descompuso con el 1-2 y un jugador menos.

En el minuto 87 llegó la guinda. Aquino se llevó a toda la zaga madrileña y dejó en bandeja al gol a Abdón Prats, el juez de Israel y de la eliminatoria. El 1-3 sentenciaba y limita mucho las opciones del Rayo en El Sardinero.

Ya con el tiempo cumplido Iván Crespo atrapó un disparo de falta directa del gaditano Ñoño, pero no había lugar para la paparda. Incluso el Racing acabó metiendo el agua en casa del rival. Terminaron el choque muy enteros y con ganas de más goles.

Este Racing de Viadero tiene buenos principios, aunque no tenga la picaresca del juego descarado y alegre. El conjunto santanderino empieza la fase de ascenso con la moral por las nubes, las mismas que cubrieron el famoso cielo de Madrid. El cielo que espera al Racing es el de Segunda.

Fran Díez
@_FranDiez



Rayo Majadahonda, 1: Miguel Ángel, Rubén, Aitor, Villalón (Jeisson, 61), Oliva, Cidoncha, Ñoño, Vicente, Jorge (Fidalgo, 53), Carlitos (Quintana, 75) y Portilla.

Racing, 3: Iván Crespo, Córcoles, Julen, Samuel, Israel Puerto (Mikel, 72), Jagoba, Santi Jara, Álvaro Peña (Abdón, 67), Carlos Álvarez (Granero, 53), Dani Aquino y Heber Pena.

Goles: 0-1, minuto 58, Dani Aquino; 1-1, minuto 65: Carlitos; 1-2, minuto 82, Borja Granero remata una falta botada por Jara; 1-3, minuto 87, Abdón Prats resuelve una jugada de Aquino que dejó solo al balear.

Árbitro: Guillermo Conejero Sánchez (Colegio extremeño). Bien. Mostró tarjetas amarillas a los locales Portilla, Villalón y Oliva, y dos a Vicente (Minuto 79). De los racinguistas vieron cartulina Córcoles, Álvaro Peña, Granero y Abdón Prats. Perdonó alguna amarilla más en ambos bandos.

Incidencias: El Cerro del Espino se llenó y seguramente al final hubo 2.000 racinguistas llegados desde Cantabria y desde otros lugares más insólitos. El Racing jugó en casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario