lunes, 15 de mayo de 2017

Rayo Majadahonda: el primer rival


Era el rival preferido por la afición racinguista. Madrid es un sitio no demasiado lejano para un desplazamiento masivo de seguidores y el potencial del Rayo Majadahonda era el menor de los tres posibles rivales en esta primera ronda de la fase de ascenso.


El equipo madrileño iniciaba la campaña con el objetivo de mantener la categoría, pero una recta final de campaña espectacular ha motivado que entrasen in extremis en el play-off de ascenso dejando fuera al Leioa. En las últimas nueve jornadas han ganado siete partidos y empatado dos.

El Rayo Majadahonda solamente ha militado cuatro temporadas en Segunda B, dos de ellas éstas dos últimas. Su mejor posición en la categoría de bronce del fútbol español ha sido un puesto 14 hasta esta sorprendente campaña.

El hombre milagro de los rayistas ha sido un técnico muy conocido de fútbol madrileño, el entrenador Antonio Iriondo. Un niño de la guerra que nació en Moscú y que ha entrenando a multitud de equipos, entre ellos el Rayo Vallecano en Primera unas pocas jornadas de la temporada 2002/2003.

El conjunto madrileño tiene un buen ramillete de veteranos, pero la mayoría de la plantilla es muy joven. Al Rayo le gusta tocar la pelota y tiene una delantera muy móvil con hombres pequeños y rápidos en el ataque. Destacan el gaditano Noño, Jorge Félix y Portilla. Los tres han anotado ocho goles cada uno. Esta temporada ha destacado también el lateral izquierdo, el luso-brasileño Tiago Venancio Alves. Esa movilidad ofensiva podría hacer daño a los racinguistas, aunque los cántabros parten como claros favoritos en esta primera eliminatoria.

En la portería han jugado Miguel Ángel y Basilio, dos porteros veteranos habituales de los clubes madrileños en Segunda B. Muchos futbolistas del Rayo Majadahonda se han formado en la cantera del Atlético de Madrid, normal porque ambos clubes comparten instalaciones. Los rayistas juegan en el Cerro del Espino, campo de entrenamiento de los colchoneros y sede de su filial y del equipo femenino rojiblanco.

El estadio tiene capacidad para algo más de 3.300 espectadores y unas buenas dimensiones: 106 por 70, medidas muy similares al terreno de juego de los Campos de Sport de El Sardinero. Hasta mañana no se sabrá si se juega el sábado por la tarde o el domingo por la mañana. El Rayo suele jugar como local los domingos a las 12 y quieren ese mismo horario, el problema es que el equipo femenino del Atlético de Madrid se juega la Liga el domingo a las 12 en el Cerro del Espino... Las féminas no han querido jugar en el Vicente Calderón y no está claro quién tiene preferencia en el uso de las instalaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario