lunes, 29 de mayo de 2017

Un modesto con un toque NBA


Si mencionas Villanueva de la Serena a un buen aficionado al deporte irremediablemente te va a citar al base de la NBA José Manuel Calderón, personaje más ilustre y conocido de la localidad. Pero esta temporada el modesto club de fútbol de la villa pacense, 26.000 habitantes, le está arrebatando protagonismo al jugador de baloncesto. Y él está encantando, claro.

Calderón es un gran seguidor del Villanovense y de hecho invitaba por las redes sociales al cántabro Fernando San Emeterio, ambos han coincido en la selección española, a acercarse el domingo a Badajoz para presenciar el duelo.


La temporada pasada ya se habló mucho del conjunto extremeño porque se enfrentó al FC Barcelona en la Copa del Rey. El equipo catalán fue incapaz de marcar en el Romero Cuerda, 0-0, aunque en la vuelta goleó 6-1 a los verdiblancos. Comparten colores con el Racing.

Apenas quedan ya unos pocos jugadores en la plantilla de los que estuvieron en la eliminatoria ante los catalanes, cinco: Pajuelo, Tapia, Curro, Javi Sánchez y Carlos Fernández. En la última década el Villanovense ha militado en la categoría de bronce seis temporadas y esta es ya su segunda fase de ascenso a Segunda A. En la temporada 2014/2015 fueron cuartos en la fase regular y les eliminó el filial del Athletic de Bilbao. La temporada pasada no fueron tan bien las cosas y terminaron en el puesto 12.


Esta campaña los extremeños han sido un equipo muy solvente que siempre ha estado en los puestos altos de la tabla. Hasta el último momento estuvo peleando por la segunda plaza, pero se la arrebató el Real Murcia en la última jornada. Al Fuenlabrada le han eliminado con dos penaltis en la primera eliminatoria de la fase de ascenso un poco contra pronóstico. 

Es un equipo con buenos recursos ofensivos, con 55 goles terminó siendo la segunda escuadra más goleadora del grupo andaluz, el Granada B marcó 60 pero fue octavo en la tabla. En las 38 jornadas encajaron 32 tantos. Solamente el Melilla y el Murcia recibieron menos goles que los extremeños. Son un buen equipo, sin grandes figuras pero muy rodado en 2ªB.

Su técnico, Manuel Real 'Sanlúcar', fue un delantero pequeño, 1,67, que militó ocho campañas en la categoría de bronce. Sustituyó la temporada pasada a Julio Cobos a falta de ocho jornadas y antes había entrando al Algeciras en 2ªB.


En la portería el sevillano Wilfred, José Manuel Muñoz, es todo un clásico de la categoría después de diez campañas en Segunda B. Jugó contra el Racing en la temporada de Paco Fernández militando en el Guijuelo.

En los laterales suelen actuar el vitoriano Iván Pérez por la derecha y Candelas por la izquierda. Son jóvenes, pero ya llevan varias temporadas jugando en la categoría.

En el centro de la zaga la llegada en el mercado de invierno de César Morgado ha mejorado mucho la defensa. El catalán no había jugado mucho con Rubén de la Barrera en la Cultural. El otro central es Javi Sánchez, jugador de Villanueva de 1,90. No es la única torre con la que cuentan atrás. Rojas es otro central de 1,91 que jugó en Segunda con el Alba, coincidió allí con César Díaz. En el mercado de invierno perdieron al camerunés Owona, que fichó por el Alcorcón de Segunda. El ex del Noja estaba siendo una pieza importante para el equipo serón... Tanto que ha terminado siendo titular en una categoría superior.

Los dos mediocentros llevan tiempo en el club: Curro y Pajuelo. Este último es el capital y jugador local que cumple su octava temporada en 2ªB con el Villanovense... Todas las que ha estado el club en esta categoría a lo largo de su historia, salvo una. También ha vivido los ascensos desde Tercera. Es un one-club men de libro.

El sevillano Curro, de Coria del Río, cumplirá 36 años el viernes antes del partido. Ha estado 16 temporadas en Segunda B con muchos equipos. Todo un experto, veterano en mil batallas.



En las bandas el conjunto extremeño tiene velocidad y calidad con Valverde y el onubense Álvaro González, que militó la temporada pasada en el UD Logroñés sin demasiado éxito. Carlos Andújar es otro hombre de banda izquierda que puede generar peligro.

Su pareja de delanteros marcaron 25 goles en la fase regular. El ariete de Úbeda Carlos Fernández vive su segunda etapa en el Villanovense después de pasar la campaña pasada por el UD Logroñés, también sin acoplarse al juego del norte. Ha marcado 12 goles en la fase regular. Es rápido, pero sobre todo destaca por ser un buen cabeceador. Tiene un salto muy potente.

Su pareja de ataque ha sido el gran protagonista de la eliminatoria ante el Fuenlabrada y es el jugador franquicia del Villanovense: Jesús Rubio. Es de Plasencia y jugó en Segunda con el Recreativo de Huelva, pero no mucho del 2011 al 2013. A sus 30 años vive la mejor temporada de su trayectoria. Ha marcado 13 goles en la fase regular, siete de penalti, y otros dos más desde los 11 metros en esta fase de ascenso. De los 15 tantos, nueve de penalti. Es más un pasador que juega entre líneas y que bota todas las acciones a balón parado. No es un hombre con gol.

El tercer máximo goleador del equipo es un viejo conocido del racinguismo. El veterano Carlos Valverde, de Utrera, tiene 32 años y le marcó un gol al conjunto santanderino la temporada pasada militando en el Cacereño. Hizo un partidazo ante los cántabros y los cacereños golearon 3-0 a los cántabros en un partido nefasto. Se formó en la cantera del Betis, es rápido y habilidoso y puede jugar en la banda o como segundo delantero. Lleva siete goles esta temporada. En la plantilla también está Juanjo Serrano, un veterano delantero de 35 años que jugó en Segunda con el Lugo, Mirandés y Guadalajara y que es de Badajoz.

El Villanovense es un buen equipo, que sabe a lo que juega y que no arriesga, pero le falta el potencial que tiene el Racing. En la plantilla extremeña no hay ningún Aquino, Abdón Prats o jugadores con la experiencia en Segunda de Jagoba Beobide o Santi Jara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario