domingo, 25 de junio de 2017

Barcelona B 0 – Racing 0: Remonparda


Triste final para una temporada con sus luces y sus sombras. Al Racing de Viadero siempre se le achacó su incapacidad y falta de recursos ofensivos cuando tenía que ir a por el rival… Y en el Mini Estadia estaba obligado a levantar un 1-4 de hormigón armado. Pesó mucho el marcador adverso y la escuadra santanderina jugó a lo de siempre: esperar el fallo, que no llegó, del rival.

La remontada no estuvo cerca, ni pasó de largo. No fue ni un lejano sueño ni una línea en una papel de periódico. Fue una entelequia incompresible y esquiva. Cuando necesitas remontar a vida o muerte y ni te acercas al objetivo es una paparda. Este Racing ha creado la “remonparda”. La desiluisión y el cabreo del racinguismo era significativo y elocuente.

Viadero apostó por un once titular sin delantero centro. Aquino no lo es y por detrás tenía a un mediocentro sin gol, Álvaro Peña, el día que necesitas marcar cuatro goles. El planteamiento fue desastroso. La opción B era Carlos Álvarez acompañando al murciano… Una lógica ofensiva que no está escrita en el libreto del técnico santanderino.

En 29 minutos los racinguistas no dispararon a puerta… Y fue un chut de Granero que se perdió cerca del palo, pero que no iba dentro, y en una acción aislada, no de jugada trenzada. Un dato de la manera en la que salieron a muerte a por una remontada que existió más en las redes sociales que en la realidad del vestuario. Antes el Barça B se había aproximado a la meta de Crespo varias veces con mucho peligro.

Los dos equipos se fueron al descanso con un 0-0 que dejaba en evidencia a un Racing que cumplía el expediente, pero que estaba lejos de protagonizar una gesta histórica. No podía protagonizar ni un culebrón de sobremesa.


Viadero dio entrada a Carlos Álvarez y César Díaz por Mikel Santamaría y Santi Jara. Éste último había sido de lo mejor de la primera parte. La sensación era de que se habían tirado una vez más los primeros 45 minutos con una especulación que en este caso no servía de nada. Salió con más ímpetu el Racing, aunque la mejor ocasión fue de nuevo para los azulgrana. En el minuto 51 Alfaro disparó alto.

Y por fin llegó un remate entre los tres palos. Hubo que esperar al minuto 58 y fue el lateral diestro, Gándara, el protagonista. Su remate dentro del área pequeña lo despejó Suárez.

No entró el primer gol de una utópica remontada montañesa y el Barça sabía mover bien el esférico. Los minutos fueron pasando sin grandes oportunidades claras para ningún bando. Las necesidades de uno y otro eran bien diferentes.

En el minuto 89 Crespo evitó el gol en un mano a mano con Abel. Suárez. El arquero asturiano del filial evitó también otro tanto, el gol de honor de los racinguistas, ya con el tiempo reglamentario cumplido. No era ni el día ni la temporada… Lo peor es que el adversario no era mejor que el Racing. Se ha dejado escapar un ascenso en una tarde tonta en Guijuelo y en otra absurda en El Sardinero. Por dos jugadas a balón parado mal defendidas y un pasito atrás cuando todo estaba a favor. Así de penoso. 

Fran Díez


FC Barcelona B, 0: Suárez, Palencia, Cucurella, Marlon, Martínez (Abel, 80), Sarsanedas, Alfaro, Aleñá, Dani Romera (Xemi, 70), Gumbau y Marc (Borja, 86).

Racing, 0: Iván Crespo, Gándara, Julen, Samuel, Mikel (César Díaz, 46), Borja Granero, Santi Jara (Carlos Álvarez, 46), Jagoba Beobide (Sergio Ruiz, 68), Álvaro Peña, Aquino y Heber.

Árbitro: Francisco José Hernández Maeso (Comité extremeño). Mostró tarjetas amarillas a Gumbau, Sarsanedas y Suárez, por parte local, y a Álvaro Peña, Jagoba Beobide y Borja Granero, por parte visitante.

Incidencias: 8.101 espectadores en el Mini Estadi. Unos 850 del Racing. Tarde noche calurosa en Barcelona. Hubo invasión de campo al finalizar el duelo.

3 comentarios:

  1. A mí lo que más inconcebible me parece de todo esto es que un Racing que no asciende desde la Segunda B mantenga al mismo entrenador para el año siguiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo hicieron estos mismo!!! Dejaron a Munitis después de bajar de Segunda... Y se veía que iba a ser un caos!

      Eliminar
  2. Yo estoy bastante satisfecho con la gestión social y económica que ha venido haciendo esta directiva los últimos años, pero la deportiva es un auténtico desastre, fracaso tras fracaso; y parece que siempre necesitan dos temporadas para darse cuenta de sus errores con el banquillo. El resultado es el ya conocido: el Racing en el peor momento deportivo de su historia.

    ResponderEliminar