miércoles, 21 de junio de 2017

El Miniestadi


El domingo 25 de junio a las ocho y cuarto de la tarde el Racing jugará en el Mini Estadi el encuentro de vuelta ante el filial del Barcelona. Este es un recinto con mucha historia en el fútbol catalán, aunque está ahora pendiente de una importante reforma.

El Mini fue inaugurado el 23 de septiembre de 1982, apenas un mes después de la reinauguración del Camp Nou. El primer partido fue un amistoso entre dos combinados del primer equipo del FC Barcelona. En uno de los equipos actuó Diego Argmando Maradona, fichado un par de meses atrás de Boca. Por este escenario han pasado los futbolistas más emblemáticos de la cantera culé: Guillermo Amor, Iniesta, Xavi Hernández, Luis Milla, Carles Puyol, Víctor Valdés o el cántabro Iván De la Peña.

El arquitecto Josep Casals y el aparejador Ramon Domènech firmaron este estadio destinado a los equipos del fútbol base del FC Barcelona. En sólo nueve meses se edificó un estadio con una capacidad para 15.276 espectadores, distribuidos en dos gradas, con una tribuna cubierta. Las dimensiones del terreno de juego son 103 metros de largo por 65 de ancho, 105 por 68 tiene El Sardinero.

Ahora acoge los partidos de Liga del Barça B y también los compromisos europeos del conjunto femenino. También es el escenario del tradicional entrenamiento a puertas abiertas previo a la festividad de Reyes.

El Mini registró su primero lleno en la temporada 83/84. El bombo emparejó en la Copa del Rey al filial azulgrana y al primer equipo del Real Madrid. El resultado fue de empate a cero y en la vuelta los blancos solamente pudieron derrotar al filial del Barça 1-0. Cuatro años más tarde, en la campaña 1987/ 1988 el recinto se volvió a llenar con motivo del último partido de liga juvenil entre el Barça y el Real Madrid.


En el año 2002 el estadio acogió los partidos de fútbol americano de los Barcelona Dragons, el conjunto catalán que participaba en la Liga de la división europea de la NFL. También ha servido de hogar a la selección de fútbol de Andorra desde 2003.

En el Mini Estadi han actuado artistas ed la talla de Queen, en 1986, Elton John, Bon Dylan, Supertramp o David Bowie.

En 1989 el FC Barcelona adquirió unos terrenos en Sant Joan Despí para construir su Ciudad Deportiva. Este hecho, unido a la escasa afluencia de público a los partidos del Miniestadi y al alto valor de los terrenos en el distrito de Les Corts, ha provocado que desde los años 1990 varias directivas hayan planteado el derribo o transformación del recinto. La primera propuesta fue el proyecto ‘Barça 2000’, impulsado por Josep Lluís Nuñez y que planteaba la construcción de un complejo comercial entorno al Camp Nou y con la transformación del Miniestadi en un escenario para conciertos. A pesar de contar con el apoyo del alcalde, Joan Clos, la fuerte oposición vecinal y la dimisión de Nuñez paralizaron el proyecto. Todo un pelotazo urbanístico.

En 2007 la junta presidida por Joan Laporta presentó un proyecto de remodelación del Camp Nou, cuya financiación pasaba la construcción de 1.600 pisos en el lugar del Miniestadi. A pesar de obtener el apoyo del Consistorio para recalificar los 40.000 metros de zona de equipamiento del Miniestadi como zona urbanizable, en 2011 una nueva junta directiva, presidida por Sandro Rosell, descartó el proyecto.


En su lugar, la junta de Rosell, hoy envuelto en una trama criminal internacional, presentó un nuevo proyecto denominado ‘Espai Barça’ y en la misma línea. La idea era una reforma integral del Camp Nou y de todo su entorno con la construcción de un nuevo Palau Blaugrana en el lugar que actualmente ocupa el Mini Estadi. Aunque Rosell dimitió una semana después de presentar el proyecto, éste fue aprobado el 5 de abril de 2014, tras un referéndum entre los socios.


El 26 de mayo de 2015 el presidente Josep Maria Bartomeu presentó el proyecto del Nuevo Miniestadi, cuya construcción ha sido adjudicada tras concurso al estudio Batlle i Roig Arquitectes, por un presupuesto de 12 millones de euros. El Nuevo Miniestadi supondrá una ampliación de la superficie de la Ciudad Deportiva, pues se levantará sobre los terrenos del vecino Club Tennis El Forn. Tendrá una capacidad para 6.000 espectadores, con gradas cubiertas, estará adaptado a la categoría 3 de la UEFA y contará con un aparcamiento de 600 plazas, hotel y zonas verdes. La compleja tramitación urbanística está previsto que finaliza a finales de 2018… El proyecto sería una realidad para 2022 o 2023. Aunque visto lo visto, este tercer intento de “pelotazo” podría volver a encallar tras una tormenta de normativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario