viernes, 30 de junio de 2017

El Racing tiene dueño, Pitma salva el club


El Grupo Pitma se convertirá en accionista mayoritario del Racing comprando otros paquetes accionariales, todavía está todo sin concretar, y levantará el embargo con la Agencia Tributaria. La operación está aún sin definir y no se ha detallado, pero esta empresa cántabra dotará de viabilidad al club sin esperar a la publicidad del Gobierno.


El mensaje respecto al Ejecutivo fue claro. “¿Se sienten traicionados? Sí”, fue la contestación lacónica de Alfredo Pérez, copropietario de Pitma. Pese a todo, esperan que más adelante el Gobierno del PRC-PSOE se sume a la utilización de los soportes publicitarios del club. Hubo muchos otros anuncios para el futuro del club, aunque no tan trascendentales: renovación de Viadero, campaña de abonados, nuevos videomarcadores, la continuidad de Pau Míguelez o la decoración del interior del estadio entre otros.


Rueda de prensa de mucha expectación, rueda de prensa de decepción. No se aplicó el refrán taurino de las corridas con la comparecencia pública de Manolo Higuera. El presidente del club calificó el acto como “uno de los más importantes de los últimos años”. Y han sido años agitados. Ahora el Racing tendrá un dueño que vele económicamente por él y pague sus enormes deudas.

Los dirigentes del Racing resolvieron algunas incógnitas e incertidumbres de los últimos días. “Hace tres días convocamos a los medios y hasta el último momento no hemos sabido que mensaje íbamos a transmitir. No es que ocultásemos información es que no sabíamos lo que podía ocurrir. Había muchas cosas en el aire, el club se había quedado en un estado de indefensión absoluta y en precario con el no del Gobierno, con un futuro dudoso y sin viabilidad”, explicó Higuera.

Alfredo Pérez prefirió leer su intervención para “no guiarme por el corazón y sí por la cabeza”. Hubo agradecimientos al trato de la alcaldesa de Santander y especialmente a la afición. “Se inicia una nueva etapa que esperemos sea beneficiosa para el Racing y para Cantabria”, aseguró. Higuera fue más elocuente todavía: “Al club le ha tocado la Lotería”.


El presidente racinguista no quiso entrar a valorar los retrasos con el convenio publicitario pero detalló que las declaraciones de Miguel Ángel Revilla del lunes habían activado las alarmas en la Agencia Tributaria precipitando la situación. “No lo entiendo, pero nos dejaron al borde de la liquidación. Ha sido la semana más dura, pero dos personas han salvado al club y no me cansará de agradecerlo”, detalló. No habrá cambios en el Consejo y la línea será continuista. El Racing se queda en Cantabria y tendrá un musculo financiero del que carecía, tendrá un dueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario