miércoles, 7 de junio de 2017

El Villanovense quiere marcar


El Villanovense no quiere especular con su ventaja y quiere anotar un tanto en El Sardinero. El Racing no tendrá prisa por abrir la lata, aunque saldrá intenso e hipermotivado con la idea de remontar una eliminatoria a vida o muerte. Goleador contra portero.


El máximo goleador racinguista, Dani Aquino, quiere que fluya la energía positiva esta semana. Algo que se dedica a alimentar en las redes sociales con vídeos motivacionales. “No es el momento de hacer autocrítica, es una semana que puede ser la última y si algo sale mal el lunes ya nos matamos, pero ahora es diferente. Hay que afrontar estos días con normalidad y estar tranquilos, alimentarse con la idea de la remontada, no estar con el runrún de fallos… Creo mucho en el concepto de alimentar el alma y la mente y crear energía positiva”, reflexionaba el delantero murciano.


El portero Wilfred del Villanovense, que lleva siete partidos consecutivos sin encajar un gol, tiene claro que parte del éxito de la misión de su equipo en Santander pasa también por marcar un gol a su homólogo racinguista: "La presión la tiene el Racing porque si se equivocan un gol nuestro puede ser mortal. Un gol nuestro les obliga a ellos a meter cuatro, sería casi definitivo, por eso tenemos que ir como hemos ido a todos los campos esta temporada, a ganar". La marcha del central camerunés Owona al Alcorcón en el mercado de invierno cambió un poco el estilo del Villanovense, que se volvió algo más precavido en la zaga.

El Racing tampoco se volverá loco si no llega el primer gol pronto, así lo aseguraba Aquino: “No sé hasta qué punto será importante marcar pronto. Quizá el entorno se puede poner nervioso si no llega el gol en el primer tiempo, pero no nosotros”.

Los extremeños no quieren confianzas pese a la renta que consiguieron en su campo. "Un 2-0 es ya una pequeña ventaja, pero no nos podemos relajar nada, porque yo he vivido personalmente ese mismo marcador en contra y conseguimos remontarlo cuando jugaba en el Mirandés", apunta Wilfred.  El cancerbero andaluz ha disputado cinco fases de ascenso a Segunda y no ha conseguido nunca el ascenso. El Villanovense solamente se ha quedado sin marcar en tres partidos lejos de tierras pacenses.

El animoso Dani Aquino cree en la remontada con fe ciega: “Al Villanovense se le harán muy largos los 90 minutos en El Sardinero. No quiero calentar el partido, pero somos mejores y debemos demostrarlo. El plan para lograrlo es el mismo de toda la temporada, no hay que olvidar que hemos hecho 86 puntos: saber controlar la situación y pensar que un 2-0 no es descabellado, es un resultado normal que se ha dado en los Campos de Sport este curso muchas veces. Tenemos a toda una ciudad detrás  y eso tiene que notarse”. El ariete murciano es consciente de que el Villanovense puede marcar así que sabe que habrá que hacer goles: “Es un poco como el Barça-PSG, hay que hacer el máximo goles posibles por si marcan, allí nos hicieron dos así que igual nos hacen falta cuatro goles pero El Sardinero es mucho Sardinero. No queremos que sea nuestra última semana y con el 2-0 empatamos la eliminatoria algo que no es descabellado”.

Wilfred no considera que el ambiente de los Campos de Sport de El Sardinero, donde se esperan unos 15.000 espectadores, vaya a pasar factura al Villanovense: "Todo lo contrario. Eso nos va a motivar y nos hará más fuertes. Tenemos que hacer nuestro partido, sin especular con el resultado, nuestra renta no quiere decir que vayamos a ir a encerrarnos, quedan 90 minutos, sabemos lo que el Racing es capaz de hacer en su campo, por tanto, la eliminatoria no está ganada y por eso va a ser importante meter un gol". Los serones no estarán solos en Santander, las 300 entradas que envió el club cántabro a Extremadura se han agotado. El precio era de 10 euros, 25 con viaje en autobús.

El árbitro será el que tenga que cargar con buena parte de esa presión ambiental, impropia de la categoría. “Me gustó el árbitro de la ida, hizo un arbitraje de Primera, pero lo normal es que no sean tan permisivos. Si ellos optan por parar el ritmo de juego con faltas se les puede hacer muy largo el encuentro y además el Racing ha demostrado ser muy bueno a balón parado”, indica Aquino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario