miércoles, 7 de junio de 2017

Un árbitro toledano


El árbitro del Racing-Villanovense será César Soto-Grado, nacido en Toledo pero perteneciente al comité riojano. El equipo cántabro nunca ha ganado con él en el terreno de juego.

Solamente ha pitado a los santanderinos en dos ocasiones y nunca a los extremeños. Es un colegiado veterano para lo que se estila en la categoría, cumple la semana que viene 37 años, y acumula ya seis temporadas en Segunda B desde la 2010/2011.

En la jornada 18 arbitró el Mutilvera-Racing que terminó con empate a uno. Mostró cartulinas amarillas a Puerto, Aquino, Heber y Peña. A los navarros les enseñó nada menos que seis amarillas y una roja a un jugador que estaba en el banquillo. Los santanderinos no tuvieron una buena actuación.

Tampoco en la anterior vez que pitó al Racing los cántabros jugaron bien. Fue la temporada pasada en el Reino de León. Venció la Cultural 2-0 al Racing que entrenaba Pedro Munitis. Soto-Grado expulsó a un racinguista, a Migue, por doble amarilla… Fueron las únicas que mostró a los cántabros.

Su media de cartulinas esta temporada es bastante alta: 4,92 amarillas y 0,08 rojas. Pese a todo es mucho menor que la que tuvo en campañas anteriores en las que fue un buen pistolero. En la anterior sumó una media de 5,46 amarillas y 0,23 rojas. En la temporada 2014/2015 llego a las 5,77 y 0,46 por encuentro en Segunda B. Así que parece que se ha serenado.

El ambiente intenso de fase ascenso convertirá los Campos de Sport en una olla a presión, así que el árbitro tendrá una gran responsabilidad. De los 12 partidos que ha pitado esta temporada los visitantes han ganado solamente en tres. Hubo siete triunfos locales y dos empates.

No hay comentarios:

Publicar un comentario