sábado, 26 de agosto de 2017

Gernika 1 – Racing 3: Victoria sufrida


El 1-3 del marcador no refleja bien todo el sufrimiento que padeció el Racing en su primer desplazamiento. El conjunto santanderino comenzó perdiendo y llevándose una buena tunda de un Gernika que salió enchufado. La paparda duró solamente 33 minutos.

De una desgracia como fue la lesión de César Díaz salió algo bueno. La entrada de Óscar Fernández, el autor del gol del empate, revolucionó el partido e inclinó la balanza a favor de los visitantes. Los santanderinos se rehicieron del estrés incial e incluso terminaron goleando en Urbieta, algo que poco conjuntos del Grupo II lograrán.

Antes del primer minuto Raúl Domínguez encajó el primer tanto. Un auténtico jarro de agua fría. Viadero dio al portero de Cayón la alternativa pensando en el encuentro copero del miércoles y dejó a Iván Crespo en el banquillo. Abaroa perforó la portería del meta racinguista a los 50 segundos ganando la espalda a la zaga montañesa. Salió despistado y blando el conjunto que entrena Ángel Viadero más allá del césped artificial y otras milongas. A los cuatro minutos Extabe estuvo a punto de sorprender de nuevo a los cántabros tras interceptar un pase de Raúl Domínguez. En esos minutos de desconcierto se pudieron ir los tres puntos.

Fue un arranque de partido muy loco y a los siete minutos Dani Aquino estampó el esférico en el palo tras un disparo desde la frontal. El Racing reaccionó por un instante. Una falta lateral botada por Heber terminó con Regalón peinando el esférico y César Díaz a punto de lograr gol. El partido estaba abierto, pero los locales eran más intensos. Mordían, por eso también vieron unas cuantas amarillas a lo largo de la contienda. El Gernika en casa utiliza sus recursos y lo hace a las mil maravillas.



A los 23 minutos tuvo que abandonar el terreno de juego por lesión César Díaz. Hay que esperar 48 horas para conocer el alcance de sus dolencias. Este hecho fortuito resultó decisivo a la postre. Entró en acción Óscar Fernández y el extremo de Renedo fue decisivo. Con él llegó la chispa y el desequilibrio. Antes Olaetxea estuvo a punto de anotar el segundo de cabeza para el Gernika, pero su remate se fue alto por muy poco. Madrazo estuvo también muy cerquita del gol en una doble ocasión para el Gernika que pudo resultar letal. Si la primera parte termina 2-0 o 3-1 nadie hubiera podido decir nada.

En el minuto 33 Óscar logró con un disparo cruzado un golazo que sirvió para cambiar el panorama del duelo y meter a los racinguistas en harina. Tremendo su gol por toda la escuadra. El Racing se iba al descanso después de una mala primera mitad, pero con las opciones de ganar intactas. Lo peor parecía haber pasado.



Nada más comenzar la segunda parte Granero estuvo a punto de marcar, pero Altamira, el cancerbero local, logró despejar el disparo del valenciano. Dani Aquino y Heber comenzaron a hacer sus habituales diabluras y se unió a la fiesta Óscar. Al Gernika se le iba terminando la gasolina después de la presión asfixiante de la primera parte.

Un disparo de Óscar Fernández en el minuto 50 hizo que Altamira tuviese que volver a pintar bisontes en su cueva para lucirse. El guardameta del Gernika tuvo muchísimo trabajo en los segundos 45 minutos.

Heber Pena está ahora mismo imparable cuando tiene la pelota en los pies en un uno contra uno. A la zaga vizcaína no le quedó más remedido que derribarle dentro del área y gracias al gallego llegó el 1-2. En el minuto 65 el colegiado señaló ese penalti a favor del Racing por derribo al ferrolano y lo transformó Dani Aquino. Seis minutos después el murciano logró su segundo tanto en la villa foral rematando de cabeza un buen servicio de Julen Castañeda. El 1-3 alejaba el fantasma de la paparda.



Todavía sufrió un poco el Racing porque Madrazo estuvo a punto de batir a Raúl con un disparo ajustado que repelió Gonzalo. En el 83 Dani Aquino estuvo muy cerca de lograr el triplete, pero Kevin despejó la pelota en la boca de gol. Hubo un toma y daca por parte de los dos contendientes. El Gernika tiró de raza y apretó hasta el final, aunque terminó el encuentro con un hombre menos por la expulsión de Berasaluze. El conjunto vizcaíno tiene sus armas y en su campo es un rival muy correoso y complicado. El susto final fue la lesión del goleador Dani Aquino, con molestias en los isquios. El dolor le llegó justo en su último sprint… Habrá que esperar, pero no parece nada grave. Javi Cobo, que había sustituido a un desaparecido Matías Aquino, estuvo a punto de marcar el cuarto tanto de la tarde, pero Altamira lo evitó restringiendo las visitas a su cavidad.

El marcador de 1-3 es más holgado de lo que en realidad demostró el Racing en Urbieta, pero la escuadra de Viadero tiene pegada y jugadores como Heber, Aquino o incluso Óscar, capaces de decidir un choque por sí mismos.


Fotos del partido de Mateo Monasterio

SD Gernika, 1: Altamira, Kevin, Arego, Larruzea (Berasaluce, 56), Carracedo, Torrealdai (Pradera, 76), Madrazo, Olaetxea, Etxabe, Abaroa y Entziondo (Alain Barrón, 42).

Racing, 3: Raúl Domínguez, Gándara, Julen, Regalón, Gonzalo, Borja Granero (Juanjo, 62), César Díaz (Óscar Fernández, 23), Quique Rivero, Héber, Dani Aquino y Matías Aquino (Javi Cobo, 52).

Goles: 1-0, minuto 1: Abaroa; 1-1, minuto 33: Óscar Fernández; 1-2, minuto 66: Dani Aquino, de penalti; 1-3, minuto 70: Dani Aquino.

Árbitro: Alejandro Sánchez Alba (Comité aragonéas). Mostró tarjetas a amarillas a Madrazo, Torrealdai, Larruzea, Etxabe, Olaetxea, Abaroa, y roja directa a Berasaluce (Minuto 89) del Gernika. También a los visitantes Borja Granero, Gándara, Matías Aquino y Gonzalo.

Incidencias: Césped de hierba artificial. Cerca de 500 racinguistas en Urbieta, unos 1.500 espectadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario