miércoles, 6 de septiembre de 2017

Cuatro partidos de sanción para Antonio Tomás


El Juez único de competición en Segunda B ha impartido injusticia, todavía un poquito más que el estropicio que montó el árbitro Palencia Caballero. No se retira ninguna tarjeta y a Antonio Tomás le han caído cuatro partidos.

Esta tarde se ha publicado la resolución de Francisco Rubio Sánchez y ahora el club tendrá hasta diez días de plazo máximo para apelar al Comité de Apelación. La peor parte se la lleva el centrocampista de Cartes. Según el Juez su infracción es merecedora de una sanción de cuatro partidos. “No cabe estimar la pretensión subsidiariamente formulada por el Real Racing Club, SAD, impetrando una tipificación más leve, toda vez que no solo se aprecia la voluntariedad del agresor, sino que el guardameta agredido no interviene en el mutuo forcejeo que se produce entre el jugador expulsado y otro adversario para tratar de ganar posición ante la inminente puesta en juego del balón. Por último, tampoco puede soslayarse a la hora de determinar la naturaleza y gravedad de la acción la parte del cuerpo con la que se golpea (codo) y el destino al que se dirige la agresión (cara)”, indica en su resolución. Hubo contacto, aunque fuera exagerado por parte del portero Limones. Al club le han caído 180 euros y al jugador 1.824. Seguramente el recurso reduzca la sanción a dos partidos si hay suerte.

En el caso de Heber Pena, que parecía bastante evidente tampoco se ha atendido la petición del club. El árbitro amonestó al gallego por simular una falta que existió, pero el Juez matiza que “aun cuando pudiera haber mediado un leve contacto del jugador contrario en el forcejeo por la disputa del balón, dicha acción del adversario no sería antirreglamentaria ni, en fin, susceptible necesariamente de provocar el derribo del jugador amonestado, quien, por lo tanto, comete una infracción del artículo 124 del Código Disciplinario de la RFEF, merecedora de la amonestación impugnada”. La sanción económica es de 100 euros para el extremo y 30 para el club. 30 euros también pagará Córcoles. El Juez único considera que cuando el alicantino “pierde el control del balón que venía conduciendo realiza un gesto forzado y temerario, llegando a contactar violentamente con el jugador contrario que se aproxima a tratar de interceptar el balón”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario